GRUPO PLAZA

Consejero delegado de Circulantis

Guillermo González-Fleitas: «Las fintech no somos una moda, hemos venido para quedarnos»

Pionero a la hora de apostar por el crowdfactoring, se siente orgulloso de cómo su trabajo ayuda en tiempos tan difíciles a que las pymes puedan tener acceso a liquidez con garantías

22/04/2021 - 

VALÈNCIA. Guillermo González-Fleitas De la Serna (València, 1968) se licenció en Ciencias Económicas. «Mi madre lo es de Filosofía y Letras y mi padre en Ingeniería Industrial, así que tomé un camino intermedio porque la economía es una ciencia social con una parte de análisis técnico, cuyo objetivo último es mejorar las condiciones de vida de las personas». Así lo explica a Plaza este amante del deporte, la música, de pasear con sus perros y de una reunión con amigos en torno a una buena mesa.

Tras obtener la licenciatura y complementar su formación con un Máster en Entidades de Depósito de Adeit, le atrajo la banca y así fue como pasó por Argentaria, BBVA y Cajamar. «A principios de los años noventa —al contrario que ocurre ahora—, el sector bancario era generador neto de empleo y nos ofrecía a los recién licenciados buenas oportunidades de desarrollo profesional, trabajando en diferentes áreas de las entidades», apunta este valenciano que colabora con el grupo Invisibles Visibles, ayudando a la gente sin hogar en València y el área metropolitana.

Tras casi dos décadas en la banca, se cruzó en su camino laboral Fernando Ibáñez —«lo conozco desde que estudiábamos en Jesuitas»—, que le abrió la puerta para «cambiar de trinchera y trabajar en finanzas desde la perspectiva del que precisa los productos financieros y no del que los vende». Y precisamente ese giro de 180 grados fue determinante para dar a luz Circulantis (fundada por ambos junto a Álvaro Bonastre y Francisco Lanzuela), que ya ha superado los cien millones de euros en crédito concedido, financiando a más de 1.500 pymes españolas de diversos sectores. Se trata de la primera plataforma valenciana de crowdfactoring «donde las decisiones son tomadas al 100 % por los usuarios, sean pymes o inversores». 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Pero ¿qué es exactamente el crowdfactoring? «Es una forma de financiación alternativa mediante la cual empresas y autónomos anticipan sus créditos comerciales a cobrar (descuento de pagarés, factoring público o privado…) gracias a las aportaciones que a través de una plataforma realizan inversores particulares o empresas que prestan su dinero de forma participativa a cambio de una rentabilidad».

 El consejero delegado de Circulantis añade que «además de ser una fuente complementaria de financiación para las empresas y dar acceso a un activo a inversores más pequeños, ofrece a estos últimos el poder de decisión inyectando sus fondos directamente a las empresas, sin intermediarios, logrando un impacto social positivo sobre el empleo y la actividad económica en general».

Circulantis es una fintech, uno de los términos que no termina de gustar a la banca por su competencia, pero el valenciano lo tiene claro: «No somos una moda, y hemos venido para quedarnos, así que al menos sería interesante que existiesen espacios para un diálogo constructivo con la banca y sondear oportunidades de colaboración». Y es que, como bien apunta, «las finanzas no podían quedarse al margen del boom general tecnológico que ha posibilitado nuevas soluciones 100% digitales para procesos que antes hacíamos presencialmente, ahora que estamos acostumbrados a utilizar el móvil e internet para absolutamente todo».

Preguntado sobre el consejo que le daría a un interesado en montar una fintech donde el ‘índice de mortalidad’ es tan elevado, su respuesta es clara: «Que se arme de buenas dosis de paciencia porque en general para innovar debes hacerlo, pero en este caso la confianza es el 100% y construirla es un camino de tiempo. Cuando tuvimos la idea de crear una plataforma como Circulantis sabíamos desde el principio que la transparencia y la propia trayectoria de las operaciones que publicamos iban a ser la clave para generar esa confianza».

Y ya metidos en consejos, Plaza le pide el porqué recomendaría trabajar en la financiación participativa, a lo que responde que «supone una evidente democratización de las finanzas y colaborar en este reto es muy ilusionante. Por otro lado, se trata de una industria muy joven y esto siempre es fuente de oportunidades de desarrollo profesional. Finalmente diría que es muy satisfactorio ayudar a consolidar una nueva alternativa de financiación para pymes y autónomos, generadores de la mayor parte del empleo en nuestro país».

Para terminar no podía faltar en estos tiempos pandémicos la palabra covid. ¿Será 2021 el fin de esta pesadilla? «¡Desde luego espero que en el ámbito sanitario así sea! En cuanto al aspecto económico, la pendiente de la recuperación no va a ser tan empinada como ha sido la de la recesión provocada por la pandemia; pero esperemos que nuestros gobernantes aprovechen para afrontar algunas reformas estructurales y no se limiten exclusivamente a aumentar la carga fiscal de familias y empresas». 

* Este artículo se publicó originalmente en el  número 78 (abril 2021) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

el dedo en el ojo

Vicent Marzà… ¿y ahora, qué?

Por  - 

Que estaba quemado no lo discute nadie, pero ¿fue ese el único motivo por el que Vicent Marzà dejó la Conselleria? Sin duda, las elecciones, que están a un año vista, también pesaron

DANIEL GARCÍA-SALA
DANIEL GARCÍA-SALA
medios

After: Los anuncios que cambiaron València

Por  - 

Hace diez años Juan Roig confió en la agencia de Marc Ros y Risto Mejide para un proyecto que terminaría poniendo a València en el foco mundial. Tras esa marca ‘València Ciudad del Running’ llegaron más proyectos, como À Punt, los premios Rei Jaume I o el Corredor del Mediterráneo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme