GRUPO PLAZA

Arquitectura

InTempo: Así es por dentro el nuevo diamante de Benidorm

Se proyectó antes de estallar la burbuja y abre con las últimas restricciones por el coronavirus. Desde hace unas semanas la torre InTempo acoge sus primeros inquilinos tras un proceso de catorce años. Unos días antes, Plaza entró, y también visitó la oficina de Pérez-Guerras Arquitectura, mentores de un proyecto que ha convertido el turismo de Benidorm en especulación financiera

18/01/2022 - 

ALICANTE.- En la primavera de 2008, la promotora aseguraba que se había vendido el 40% de los pisos sobre plano. Sesenta y cuatro personas trabajaban a destajo por aquel entonces en las oficinas que Pérez-Guerras Arquitectura tiene en la Ciudad Jardín de Alicante, a cinco minutos del campus de la Universidad de Alicante. Pero un año más tarde, cuando el cemento alcanzaba en Benidorm los encofrados de la cuarta planta, la constructora anunciaba un expediente de regulación temporal de empleo que dejaba la plantilla en treinta trabajadores por turno.

«Empezamos en Alicante, después tuvimos sedes en Monóvar, Villena, Banyeres y Almansa. Hasta que saltamos a Madrid y Marbella. Ahora estamos entre Madrid y Alicante, pero a esta siempre la hemos llamado La Fábrica, de aquí siempre salen los planos», cuenta Roberto Pérez-Guerras, el presidente de la oficina de arquitectura. En sus archivos, situados en el ala norte de la segunda planta de las oficinas, guardan 3.095 proyectos ejecutados. «Los anteproyectos no edificados los contamos aparte», explica la directora de la oficina, Consuelo Arana. «Cuando empezamos en los setenta, teníamos un pequeño estudio en la calle Pintor Murillo. Cogimos tanto trabajo, que teníamos dos turnos, uno de ocho de la mañana a seis de la tarde y otro de seis a dos de la madrugada».

Al poco tiempo se trasladaron a un edificio aislado en la avenida de Novelda, con una fachada que no pasa desapercibida. «Fue un alivio porque aquí podíamos imprimir a cualquier hora y quedarnos hasta tarde, porque no molestamos al vecindario», explica Arana. Pero ahora en plantilla son seis personas trabajando.

El InTempo condensa en sus doscientos metros de altura la historia de las dos grandes crisis que golpearon con el nuevo milenio: la Gran Recesión y la pandemia del coronavirus. Probablemente por eso, es una de las arquitecturas más mediáticas de los últimos años. Además de por su lustroso aspecto, que no deja indiferente, especialmente en las miradas centralistas que observan a Benidorm como un exótico paraíso para plebe británica. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

En ese imaginario del Levante feliz y despreocupado, es fácil encajar leyendas urbanas como que su forma responde a un homenaje a las víctimas del 11-S y el 11-M o que se empezó a construir sin prever el hueco del ascensor. «Ay, por Dios. Bueno, tú que eres arquitecto sabes que eso es imposible ¿no? Se filtró porque intentaron minar nuestra credibilidad». En un cruce de acusaciones entre constructoras, promotoras, técnicos y direcciones, es difícil deshacer la madeja, casi diez años después, y no solo en este asunto. «Cada torre tiene seis ascensores desde el principio, dos para diez personas y otro para veinte personas. Además, hay otros dos ascensores en el cono, para acceder a las piscinas. Enviamos un comunicado a la prensa, pero la noticia no la eliminaron». De hecho, lo segundo que se determinó en el proceso para diseñar el InTempo fueron los ascensores.

* Lea el artículo íntegramente en el número 87 (enero 2022) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

emprendedores

La tecnología da la vuelta a la industria deportiva

Por  - 

La transformación digital ha llegado al deporte no solo como entretenimiento, sino que atañe a todas las áreas: la salud y el rendimiento de los jugadores, el equipamiento deportivo, los clubes, los patrocinios o los lazos con los aficionados

el dedo en el ojo

Colomer y la cruzada de la tasa turística

Por  - 

Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo, ha amagado con un portazo si se aprobaba la tasa turística. Al final, el impuesto se ha aprobado pero nadie lo aplicará. Todos contentos

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email