Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

Invertir en economía real, complemento ideal a la inversión tradicional

19/07/2017 - 

VALÈNCIA. La inversión, tal y como la conocíamos está cambiando, se está democratizando. Antiguamente solamente los grandes patrimonios tenían acceso a productos de mayor sofisticación, más aun si se trataba de invertir en productos alternativos.

En la actualidad, las nuevas tecnologías permiten acceder al inversor retail a todo tipo de inversiones. Por ejemplo han surgido los 'robo advisors' que ofrecen un asesoramiento de patrimonio online mediante una herramienta automatizada que, a través de una serie de complejos algoritmos, determina la distribución de activos con una baja participación humana. Estos instrumentos, como todos, tienen tanto beneficios como desventajas y es importante estudiarlos bien para una correcta utilización.

Pero esta no es la única novedad. Las nuevas plataformas online permiten a los inversores diversificar sus carteras a través de inversión en economía real y obtener unas potenciales rentabilidades bastante atractivas.

En los últimos años han aparecido plataformas de inversión que nos permiten realizar inversiones directas en la economía como contrapeso de nuestras inversiones cotizadas, con sus consecuentes fluctuaciones de precios. Nos encontramos en un entorno en el que la economía tiene una perspectiva de crecimiento, sin embargo, el Ibex 35 lleva dos meses de dudas y caídas (esto puede deberse a que ha descontado, quizás erróneamente, previsiones futuras muy optimistas con mucha anterioridad). Por ello creemos pertinente destinar un porcentaje de nuestra cartera a estas inversiones alternativas.

Hablamos de las cada vez más conocidas plataformas de crowdfundingcrowdlending pero también de las más recientes plataformas de crowdfunding inmobiliario y crowdfactoring. Las primeras dos, cada vez más generalizadas, nos permiten invertir en empresas de un modo directo, o bien a través del equity (comprando acciones), o bien a través de financiación conjunta de un préstamo. La diferencia principal radica en el momento de recuperación del capital y en los rendimientos esperados. El principal inconveniente de estas plataformas es que habitualmente financian startups y el riesgo que ello conlleva. Dependerá del perfil del inversor la capacidad de asumir esos riesgos.

Circulantis y Housers

Por otro lado, otra alternativa muy atractiva, ya que suelen invertir en proyectos menos arriesgados, sería el caso del crowdfactoring como por ejemplo es el caso de Circulantis y el crowdfunding inmobiliario como es el caso de la empresa Housers. En el primer caso un inversor particular puede invertir en descuento de pagarés a corto plazo de empresas nacionales y en el segundo se permite la inversión en viviendas a partir de 50 euros. 

Para facilitarle las cosas al inversor, estas plataformas ya cuentan con vehículos de inversión para que sea un tercero el que gestiona el capital eligiendo los proyectos que considera más rentables, es decir, el inversor deposita su capital en el vehículo y obtiene una cartera diversificada de empresas sin tener que preocuparse y estudiar todos los proyectos a fondo.

En conclusión y a modo de resumen, en un entorno de mercado bajista o lateral, donde las perspectivas macroeconómicas son de crecimiento, consideramos un punto a favor de nuestras carteras estar invertidos en activos de la economía real. En la situación actual, en la que los activos financieros están cada vez más correlacionados, esta alternativa nos permite tener una cartera más diversificada con unos resultados más consistentes.

Agustín Galbis López es asesor patrimonial en Ética Patrimonios EAFI

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email