Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

restorán de la semana

Kukla

En lo más recóndito del Carmen están las especias y las historias de Ayelet y Ronen. Cocina del Medio Oriente con la que viajar

Por | 28/02/2020 | 1 min, 26 seg

El cocinero Yotam Ottolenghi –te quiero, Yotam, sigue haciendo que me arruine con tus deliciosos libros impecablemente maquetados– se planteaba si existe una comida de Jerusalem como tal. A su parecer, es un rizo de multiculturalidad –«historias privadas muy personales inmersas en grandes tradiciones culinarias que a menudo se superponen»–, preparaciones de pedigrí indeterminado. Podemos trasladar el cuestionamiento a la culinaria que nos ocupa: los sabores del Middle Eastern de Kukla, en El Carmen. La carta del restaurante es un reflejo de las vicisitudes de un país formado por una miríada de culturas e influencias. La conjunción de la diáspora, la potencia levantina, los fogones de los mediterráneos y las ideas de los pueblos cercanos. Todo junto, revuelto, en un abrazo fraternal.

Ayelet y Ronen, desde Tel Aviv hasta el Carmen para traernos una cocina sencillísima y muy efectiva. Ingredientes humildes que se pueden contar con un par de manos: garbanzos, berenjena, tomate, pimiento, cilantro, coliflor, aceite de oliva, huevos y un buen puñado de especias. Con esta lista de la compra y mucho aprecio por la relevancia cultural de la gastronomía, preparan varios tipos de hummus –ve a por la más sencilla, aprende a qué sabe un hummus for real–, shakshuka (el pisto del Oriente Medio), falafel, pitas de fantasía y ensaladas históricas.

Punto extra observado por Raisa Gallegos: «Si no te dicen que el restaurante es vegetariano, ni te das cuenta».

Comenta este artículo en
next