GRUPO PLAZA

LA ENTIDAD CONSIDERA A ESPAÑA CLAVE EN SU CRECIMIENTO

La banca privada del Deustche Bank no se toca

El gigante bancario alemán anuncia que se retira de diez países, mientras sigue considerando a España como "un país clave" dentro de su estrategia

30/10/2015 - 

MADRID (EP). Deutsche Bank seguirá considerando a España como "un país clave" dentro de su estrategia, ya que Europa es el mercado doméstico del banco, "por lo que una adecuada presencia en las principales economías de la zona es fundamental" para la entidad, según han informado a Europa Press fuentes financieras.

Las citadas fuentes han precisado que la entidad apuesta por CIB (Corporate&Investment Banking), Global Markets, Private, Wealth&Commercial Clients y Asset Management, las cuatro líneas de negocio que el banco viene desarrollando "con éxito" en España, país en el que está presente desde hace 125 años.

La entidad también mantiene una apuesta decidida por ser el banco de inversión líder en Europa y uno de los primeros del mundo. Por ello, entiende que las actividades de Corporate Finance y de Global Transaction Banking, más dirigidas al asesoramiento a clientes, son claves dentro de la estrategia. "En ambos negocios, Deutsche Bank es un 'key player' en nuestro país", ha señalado las fuentes.

Digitalización

Por otra parte, han hecho hincapié en la optimización y digitalización del banco con la intención de hacer de Deutsche Bank "una entidad más simple y más eficiente, con menos riesgo, mejor capitalizada y mejor gestionada, incrementando los niveles de responsabilidad individual".

"Deutsche Bank será una entidad más eficiente y menos compleja", han destacado las fuentes, que han subrayado que el banco mantiene la vocación de banca universal e internacional. Esto se sumará a la inversión para mejorar la tecnología del banco, con el fin de reforzar la experiencia de los clientes de Deutsche Bank y mejorar la estructura de costes.

El banco ha anunciado este jueves que recortará 15.000 puestos de trabajo y abandonará sus actividades en diez países en el marco de una profunda reestructuración con el objetivo de recortar sus costes en 3.800 millones de euros para 2018, después de haber registrado pérdidas récord de 6.024 millones de euros en el tercer trimestre del año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme