GRUPO PLAZA

la cartera recomendada...

Valores para fijarse en la noria de la bolsa

30/05/2022 - 

MADRID. Llegando al ecuador del año nos atrevemos a fijarnos en la selección de cuatro valores que a largo plazo tienen buenas perspectivas. Veamos primeramente en que entorno nos encontramos. Estamos en un entorno inflacionista en el que la normalización de la política monetaria de los bancos centrales parece llegar tarde, y con prisas en los aumentos de tipos oficiales y la rápida retirada de compras en el mercado. Ello hace que se descuente que va a provocar recesión en la primera economía mundial (Estados Unidos), lo que se une al repunte de la pandemia covid en la segunda economía del planeta (China), que con su política de 'covid cero' y restricciones económicas llevan a descontar que las cifras de crecimiento oficial del 5,5% no se lleguen a conseguir. 

El mercado ha asimilado un repunte de precios que se mantendrá con subidas de precio del crudo y de materias primas, con una guerra en territorio europeo que se enquista y unas subidas de tipos de interés ya aseguradas para las dos siguientes reuniones de junio y julio de 50 puntos básicos por parte de la FED e inicio de alzas por parte del BCE en julio. ¿Asimilará también una pronta recesión? Puede aunque todavía los datos macro adelantados -como los PMIs manufactureros y de servicios- demuestran que se sigue creciendo estando las lecturas por encima de los 50 puntos. Nos podemos plantear pues si ha caído ya suficiente el mercado para empezar las compras. Lo mismo aún no aunque las valoraciones han sufrido unas bajadas significativas -sobre todo en Europa- por debajo de su media histórica.

¿Qué catalizadores nos quedarían para que el mercado de renta variable repunte en la última parte del año? Creo que una pausa en las restricciones monetarias de los bancos centrales, ya que la publicación de los resultados empresariales ha resultado insuficiente para impulsarlo. En este entorno, ¿en qué cotizadas hay que estar invertido? Compañías de calidad que se beneficien de esta situación con la calidad del negocio como primer requisito, que tengan ventajas competitivas, capacidad de generación de caja y de adaptación al entorno. Todo ello además de que sean negocios con poca deuda y alto retorno sobre el capital empleado, que premie a los accionistas con dividendos constantes.

Hay que recordar que ir detrás del mercado, del sentimiento que predomine saliendo y entrando de mercado, no creo que de valor a una cartera. Así, el objetivo de la inversión es conseguir rentabilidades a medio/largo plazo y para ello se recomienda estar siempre invertido. Dicho todo esto, los valores en los que nos fijamos en esta ocasión son Acerinox, Airbus, ASML y LVMH, que a continuación analizamos uno a uno.

ACERINOX

Tiene potencial de crecimiento, dada la buena cartera de pedidos. Publicó solidos resultados en el primer trimestre del año a pesar del aumento de costes de materias primas y la situación de guerra en Europa, mientras ha cesado sus ventas en Rusia que representaban 0,4% de sus ventas. El mercado americano tiene una gran solidez (tuberías, vehículos pesados…) y recordemos que más del 45% de su Ebitda procede de dicho mercado. Los inventarios están normalizados y mejora en márgenes, lo que significa que estaría compensando vía precio la inflación de costes de energía, transportes y materias primas.

Asimismo ofreció unas buenas previsiones para el segundo trimestre donde prevé que el Ebitda sea superior respecto al primero. Se estima que la deuda neta sobre Ebitda esté por debajo de 0,7 vece, dando un dividendo de más del 5% que reparte en junio. A la hora de escribir estas líneas, Acerinox acusaba una caída anual del 2,5%.

AIRBUS

Los resultados publicados a comienzos de mayo demuestran una solidez de la cotizada con capacidad de generación de caja. Declaró mayores entregas en el primer trimestre respecto a su comparable del año anterior. Detrás de los buenos resultados está la división de aviación comercial, no obstante, las de Helicópteros y Defensa también estuvieron por encima de lo esperado por el mercado. Por tanto, quedan descartados los temores por interrupciones de pedidos en aviones comerciales.

En la publicación de dichas cuentas adelantaron un nuevo objetivo de producción del modelo A320 con un máximo 75 unidades/mes en 2025, reiterando el objetivo de producción para 2023 de 65 unidades/mes. Da por lo tanto una nueva visibilidad a los pedidos a pesar de los desafíos de la inflación de costes. A ello se suma el ahorro de costes declarado por la compañía y las coberturas de tipo de cambio que han funcionado bien, por cuanto la fortaleza del dólar beneficia a Airbus. Con todo, ofrece señales de fortaleza y demuestra que tiene una posición competitiva en el sector. El descenso anual en el momento de hacer este análisis era del 6,76%.


ASML

Fortaleza en la demanda y con una ventaja competitiva que no tiene deuda y reparte un dividendo de más del 3%. Presentó unos muy buenos resultados, dando una visibilidad muy positiva no viendo signo alguno de debilidad en la demanda en 2022. Reiteran que la demanda se sitúa actualmente muy por encima de su capacidad de producción con vistas a revaluar la capacidad de producción y la posibilidad con ello de aumentar las ventas para 2025.

Se trata de una muy buena opción para beneficiarse de los cambios estructurales y las mega tendencias del mercado. La posición cuasi monopolística que tiene en el sector le permite afrontar los retos de la actual situación de alza de inflación. La compañía se muestra optimista y constructiva para los siguientes años, visibilidad hasta 2025 con demanda fuerte y capacidad para aumentar la producción. A la hora de redactar este texto acusaba un injustificado descenso bursátil este año del 28,23% en consonancia con el castigo sufrido por el sector tecnológico ante la subida de tipos de interés.

LVMH

Una de las opciones a tener en cuenta en el actual entorno de inflación es el sector lujo. Aunque tenga la espada de Damocles de la ralentización de la economía china es un sector que tiene un poder de fijación de precios. De hecho, LVMH ya ha anunciada subida de los mismos. Esto es posible dado el tipo de consumidor al que se enfrentan, de altas rentas cuya demanda es bastante inelástica y es menos sensible por lo tanto a subidas de precios, continuará consumiendo.

Dentro del sector de lujo nos detenemos en LVMH por su diversificación geográfica y de negocio y reconocimiento de marca, que le ha permitido adaptarse a estas incertidumbres del mercado. Tiene una fuerte generación de caja y a pesar que las ventas desde China se han resentido ha sufrido un fuerte empuje desde Estados Unidos y Europa, así como la potenciación de las ventas online que le permiten ser menos dependiente del mercado chino. Cotiza por debajo de sus comparable con un PER de 20 veces, con márgenes más altos y un perfil más resistente a posibles incertidumbres de mercado.
A fecha de escribir este artículo LVMH se dejaba en el camino en 2022 un 24,21%

Araceli de Frutos es la responsable de Araceli de Frutos EAF

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme