X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de noviembre y se habla de enrique soriano à punt CVMC EMT VALENCIA Quique Dacosta
GRUPO PLAZA

HOY SE DISCUTE EN MADRID

La Comunitat planta cara al Gobierno para evitar las ‘reválidas’ de la Lomce

Marzà defiende hoy en Madrid la sustitución de estas pruebas externas por informes individualizados, una medida por la que han apostado todas las autonomías socialistas

13/05/2016 - 

VALENCIA. Las pruebas externas para alumnos de Primaria contempladas por la Lomce, también llamadas ‘reválidas’ dado su carácter análogo, han generado una fuerte división entre la comunidad educativa. Mientras que algunas comunidades autónomas concluían ayer los exámenes de sexto de Primaria (solo Galicia finaliza hoy), otro bloque de regiones sorteaba su obligatoriedad con diferentes estratagemas. Entre ellas, la Comunitat. Las ocho regiones con gobiernos socialistas han optado por organizar un examen alternativo a la prueba gubernamental, en unos términos y condiciones que nada tienen que ver.

Ahora toca defender su postura. Hoy se celebra en Madrid una Conferencia Sectorial de Educación donde se debatirá la evaluación en Primaria, pero también en ESO y Bachillerato, niveles que se verán afectados por la misma situación el año que viene. A la esperada reunión asistirán representantes de Educación de todas las autonomías, entre ellos el conseller de Educación y Cultura de la Comunitat, Vicent Marzà.

CONSELLERIA Mantiene su determinación de celebrar una “evaluación individualizada” a cargo de los propios tutores

Desde Generalitat adelantan que van a reafirmarse en su postura, la misma que hicieron pública la semana pasada, cuando se mostraron “en total desacuerdo” con la Lomce y con el planteamiento de unas pruebas finales. “Desde el punto de vista pedagógico no tienen ningún sentido”, argumentan. Mantienen su determinación de celebrar una “evaluación individualizada”, a cargo de los propios tutores de los centros y teniendo en cuenta la progresión de todo el curso. Ahora bien, el examen se haría en base a un modelo facilitado por Conselleria, y en él se valorarían las competencias que establece la ley: la comunicación lingüística, matemáticas, ciencia y tecnología.

“Se busca descartar la evaluación final y apostar por la continua”, detallan. Por este motivo, “no se hará un examen que permita extraer porcentajes y ránkings de centros”, sino un informe individual. La finalidad es que estos datos “puedan servir a las familias”. Sí que se realizaría, no obstante, un análisis global de todos los resultados para tener referencia sobre los estándares de calidad de la educación valenciana.

La iniciativa está debidamente pactada con el resto de gobiernos socialistas de España. Los representantes de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura y la Comunitat mantuvieron una reunión en Madrid la semana pasada y firmaron un acuerdo para modificar este punto de la Lomce. Comunicaron entonces su intención de que los resultados de los informes “no afectarán en ningún caso a la calificación final ni a la promoción del alumno”. Ahora habrá que ver qué dice el Gobierno central sobre está decisión autonómica tomada de manera unilateral.

Familias y cuestionarios

El País Vasco no va a hacer ninguna ‘reválida’, mientras que Cataluña ha diseñado su propio examen y Navarra y Canarias todavía están pendientes de actuar. Sin embargo, un total de 66.183 alumnos de sexto de Primaria de 1.295 colegios ya han pasado por la prueba en la Comunidad de Madrid esta semana. Asimismo, Castilla y León ha examinado a 20.436 estudiantes; Galicia, a 22.000; y La Rioja, a 3.116. En Ceuta y Melilla se contabilizan 1.233 y 1.156 alumnos respectivamente. Todo esto no se puede revertir. 

Ahora bien, no es tan solo un choque entre bloques autonómicos de diferente signo político, sino que también amenaza con enfrentar a los padres de los alumnos en función de sus ideologías. Mientras la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) ha hecho un llamamiento a las familias para oponerse a las pruebas externas de la Lomce, incluso hasta el punto de no llevar a sus hijos a la escuela si así lo consideran, la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa) rechaza tajantemente esta medida y apuesta por un diálogo más profundo.

Además de estos exámenes, la evaluación final de Primaria de la LOMCE incluye cuestionarios de contexto que tienen ser rellenados por los alumnos, el centro educativo y las familias con el fin de conocer el nivel socioeconómico y cultural de todos ellos. Las reacciones ante esta suerte de test no se han hecho esperar. La Federación de Enseñanza de CC.OO. los ha criticado duramente por “vulnerar la intimidad de los alumnos” y la Ceapa ha acusado al Ministerio de Educación de querer "segregar a las familias”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email