GRUPO PLAZA

el retraso de un informe de la generalitat bloquea la decisión de costas

La concesión del Sidi Saler, en el aire tras nueve meses de su caducidad

16/07/2021 - 

VALÈNCIA. Han pasado nueve meses desde que se cumpliera la fecha de caducidad de la concesión de la Demarcación de Costas al antiguo hotel Sidi Saler. Poco antes de la caducidad, los dueños solicitaron al departamento, que depende del Ministerio de Transición Ecológica, una prórroga de la concesión para obtener la licencia del Ayuntamiento de València. Sin embargo, Costas todavía no ha resuelto sobre la petición de los propietarios por el retraso en un informe solicitado a la Generalitat Valenciana.

El complejo hotelero está ubicado, fuera de ordenación urbanística, en el Parque Natural de la Albufera y hace casi una década que está cerrado. Hace tres ejercicios recibió la renovación de la concesión por parte del Ministerio de Transición Ecológica para los próximos 30 años, prorrogable durante otros 30 años más. Pero el gobierno central otorgó a los propietarios un plazo de un año para que obtuvieran la licencia.

El plazo, sin embargo, sigue prorrogándose sin que la propiedad haya obtenido el permiso municipal, y de ahí que pidiera una nueva prórroga el año pasado. Demarcación de Costas, con todo, no ha tomado ninguna decisión sobre esta última petición dado que, según señalaron fuentes del departamento ministerial, faltan informes de otras administraciones. Se requirió informes al Ayuntamiento de València y a dos consellerias de la Generalitat Valenciana. El consistorio y una de las consellerias ha respondido, mientras que otra sigue sin hacerlo.

Así pues, en el aire sigue la concesión de este edificio, que era propiedad de BBVA, y tras ser clausurado en 2011, fue transferido a Divarian, la firma creada por Cerberus y la entidad bancaria. Ahora mismo, es la compañía Haya Real State la que gestiona los activos inmobiliarios de Divarian.

Por el momento, la propiedad no ha acreditado que ostenta la licencia de actividad, según el Ayuntamiento de València. Asimismo, la concejalía de Actividades, que dirige Lucía Beamud, estudia iniciar un expediente de caducidad de la licencia de actividad tras casi diez años sin actividad en el interior del edificio. El edificio, asimismo, se encuentra fuera de ordenación.

De iniciarse ese procedimiento, el antiguo complejo hotelero tendría muy difícil volver a abrir aunque el Ministerio de Transición Ecológica diera el visto bueno a la prórroga de la concesión. Sin embargo, más allá de todo, el consistorio siempre ha resaltado que, al estar el edificio fuera de ordenación urbanística, la obtención de la licencia no otorgaría el derecho a realizar grandes actuaciones, sino pequeñas intervenciones de mantenimiento y que no afectaran a la estructura del inmueble.

El Ayuntamiento de València, y concretamente el concejal de la Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha manifestado en reiteradas ocasiones su preferencia por derribar el edificio y transformar el espacio a otro uso, evitando así que vuelva a abrir como complejo hotelero de lujo, al encontrarse en un entorno natural de máxima protección.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email