GRUPO PLAZA

el departamento emite un contrainforme recordando la existencia del protocolo

La directora de Salud Pública de Valencia dimite tras su informe sobre Rafelbunyol

3/02/2021 - 

VALÈNCIA. La directora de Salud Pública de Valencia, Elvira Mensat, presentó este martes su renuncia al cargo horas después de remitir un informe sobre la vacunación del alcalde de Rafelbunyol, Fran López, en el que relataba que el primer edil socialista recibió la dosis sobrante de las vacunas puestas en una residencia tras serle ofrecida por los sanitarios y sin solicitarla. El escrito fue enviado por Mensat a la residencia y posteriormente al Ayuntamiento sin que lo supieran sus superiores.

El documento -que dio a conocer Valencia Plaza a primera hora de la tarde- afirmaba que no existían "instrucciones específicas" de la conselleria sobre "cómo proceder con estas dosis sobrantes". Por último, el informe se cerraba con la afirmación de que "posteriormente" -concretamente el 20 de enero - se elaboró un procedimiento para "el uso adecuado de estas dosis sobrantes".

Según fuentes de la conselleria, el envío de este informe causó un fuerte malestar en la Dirección General de Salud Pública que lidera Ofèlia Gimeno (Compromís), al no serle notificado el envío del mismo y, obviamente, tampoco el contenido, además de producirse en mitad de la investigación sobre un caso sensible. Esta situación de tensión propició que, a mediodía, Mensat, que además también es de Rafelbunyol, transmitiera a la directora general su solicitud de renuncia a través de un correo electrónico. 

Más tarde, desde Salud Pública se redactó un segundo informe en el que se matizaba el contenido del primero realizado por Mensat, especialmente en lo referido a las instrucciones sobre la administración de la vacuna, que era el apartado que había causado mayor desacuerdo en la dirección general.

Fran López, el alcalde de Rafelbunyol. Foto: KIKE TABERNER

En este segundo texto, se recordaba el protocolo aprobado por el Ministerio de Sanidad, y se apuntaba a reuniones telemáticas el 21 y 23 de diciembre con los distintos escalones de Salud Pública para preparar el inicio de campaña de vacunación fijada para el 27 de diciembre y del que salió el documento 'Instrucciones para el buen uso de todas las dosis disponibles de vacunas'.

Además, este segundo documento hacía un recorrido sobre otras citas y documentos relacionados con la vacunación para explicar que sí existían directrices sobre cómo actuar con las dosis sobrantes y finalmente concluir: "Esta Dirección General, mediante la presente, INFORMA que en ningún caso se puede afirmar que no existieran instrucciones por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública respecto al proceso de vacunación o a las mal llamadas "dosis sobrantes", puesto que no hay ningún sobrante de vacunas hasta tanto no se completen los grupos de vacunación establecidos en la estrategia, puesta en conocimiento a todos los departamentos y centros de salud pública de todo el personal encargado del proceso de vacunación".

Ana Barceló no habló del cese

Durante su comparecencia en rueda de prensa a media tarde de este martes, la consellera Ana Barceló (PSPV-PSOE) evidenció su enfado por no haber tenido constancia del informe inicial de Salud Pública sobre el caso de Rafelbunyol, del que admitió haberse enterado después de que lo publicara este diario. A pesar de ello, no informó de ninguna medida disciplinaria y solo señaló que había pedido explicaciones.

Ana Barceló, en una imagen de archivo. Foto: GVA

Después de la cita, según pudo saber este diario, la dirigente socialista transmitió al departamento de Salud Pública, en concreto a la propia Ofèlia Gimeno, su malestar por la situación generada y pidió el cese de Mensat, si bien se le informó de la renuncia presentada horas antes por la funcionaria, además de la elaboración del segundo informe. Poco después, la conselleria 'vendía' a algunos medios de comunicación la dimisión como un cese fulminante por parte de Barceló. 

En los últimos meses, se han acentuado las tensiones entre la cúpula de la conselleria, liderada por dirigentes del PSPV como la propia Barceló y los representantes de Compromís situados en el área de Salud Pública, con Isaura Navarro al frente como secretaria autonómica. La gestión de la pandemia y ahora el proceso de vacunación, ha aumentado la grieta en un área en el que la atmósfera está cada vez más cargada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email