Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

las empresas se reconvierten para producir mascarillas, respiradores y batas

La industria valenciana, al servicio de la sanidad

23/04/2020 - 

VALÈNCIA. Todos a una en la lucha contra con la pandemia. Una de las muestras de la ola de solidaridad se ejemplifica estos días en la colaboración de las empresas para hacer frente al enemigo común, el coronavirus. Y es que la actual situación de crisis sanitaria ha llevado a varias compañías a reconvertir su producción para ponerse al servicio de la sanidad y ayudar en la fabricación de mascarillas y respiradores. La falta de este material complica la batalla que libran cada día miles de profesionales en primera línea. Una ayuda que pone de relieve el músculo del tejido industrial valenciano que ya está con la maquinaria a pleno rendimiento en esta nueva tarea.

Son quince las empresas valencianas que ya cuentan con la homologación del Instituto Tecnológico del Textil de la Comunitat (Aitex) y la licencia otorgada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), para confeccionar mascarillas de calidad y con garantías. Esta red empresarial para una producción con sello 100% valenciano ha sido posible gracias al trabajo del Ivace, dependiente de la Conselleria de Economía, que dirige por Rafa Climent, en coordinación con los Institutos Tecnológicos y la patronal del textil Ateval.

Y es que desde el primer momento desde Economía se tuvo claro la necesidad de iniciar contactos con las empresas con el objetivo de reducir la dependencia del mercado exterior en la adquisición de material sanitario y aprovechar el talento y músculo de la industria valenciana. Una labor silenciosa y a contrarreloj ante la necesidad que había fruto de la crisis sanitaria. "Ha sido un intenso trabajo de semanas para conseguir la materia prima con las mejores garantías y con las calidades de seguridad y protección correspondientes", explican a Valencia Plaza fuentes de este departamento. Ahora ya se ve la luz y la red de empresas ya produce mascarillas casi a destajo.

Siete millones mascarillas al mes

Las empresas autorizadas para la fabricación de mascarillas y que cuentan con licencia de la AEMPS y homologación de Aitex son: Cotoblau, Marie Claire, Funcotex, Emo, Ergonatural, Orliman, Rapife, Euromoda, Artevisa, Limit Sport, Hilaturas Temprado, Enguita Hombre, Creaciones Llopis, Punto Nuevo Babidu y Aupa Hogar. El trabajo de todas ellas permitirá en su arranque fabricar 500.000 mascarillas al mes, una producción que, de acuerdo con las previsiones del Consell, podría llegar a ser de hasta siete millones mensuales dentro de dos o tres meses. 

Algunas de ellas llevan ya días a pleno rendimiento. Ubicada en el polígono industrial IP7 de Agullent, la compañía Ratife confecciona sin descanso el modelo de mascarilla FFP3. Según explicaba a Valencia Plaza su gerente, Ramón Espíla fabricación podría alcanzar cerca de las 10.000 unidades día. "Vamos incorporando personal diario a medida que avanza la maquinaria y vamos mejorando y perfeccionando todo", afirmaba el responsable de la firma textil. 

También en sus instalaciones de Vilafranca y Castelló, Marie Claire espera producir entre 20.000 y 25.000 mascarillas al día. Para ello, ya a finales de marzo se preparaba para "la optimización de procesos" para lo que se puso en contacto "con otras empresas de la Comunitat para mejorar los productos". 

500 respiradores en tres meses

Por otro lado, dos empresas valencianas Temel, dedicada a productos de ventilación artificialy Power Electronics serán las encargadas de producir 500 respiradores en los próximos tres meses para la sanidad valenciana. Un equipamiento sanitario más necesario que nunca para afrontar la crisis sanitaria del coronavirus. 

Precisamente Power Electronics se embarcaba hace meses en el reto de producir 4.000 unidades para colaborar con el Ministerio de Sanidad. Eso sí, estaba pendiente de recibir luz verde. Según explicaba a Valencia Plaza Lalo Salvo, propietario de los ingenieros de la empresa han tomado como base una unidad especialmente dirigida a pacientes bajo anestesia sobre el que habría que aplicar diferentes adaptaciones para cubrir la inminente necesidad de este tipo de aparatos. Ahora, la empresa colaborará con la Generalitat Valenciana en la fabricación de estos equipos para los centros sanitarios de la Comunitat.

Lo que todavía queda pendiente son las certificaciones para conseguir la producción local de batas sanitarias. Conseguir la licencia de la Agencia Española de Medicamentos es ahora el tema que ocupa a la Conselleria de Economía que ya ha solicitado autorización para diez empresas: siete para producir unidades reutilizables y tres para prendas de un solo uso. 

"Vamos por el buen camino", apuntan desde este departamento. Una vez obtenida las licencias, la Generalitat podrá comercializar ese producto. Por el momento, ya se ha conseguido la homologación de tres tipos de tejido por parte de Aitex para la confección de las batas, a la espera de la respuesta de la AEMPS.

Todo un despliegue del potencial valenciano para evitar las importaciones extranjeras en un momento en el que todos los países están inmersos en una carrera desesperada para conseguir material sanitario con el que poder afrontar la crisis. Y no es siempre es sencillo. Los precios se han elevado de forma drástica y la competencia es muy dura. "Esperemos que esta reconversión se tenga en cuenta en el modelo productivo. Al final tenemos que producir cerca y apostar por una industria de proximidad. Depender siempre de terceros nos hace más débiles como sociedad", resaltan desde Economía. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email