Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

las obras aún no han empezado

La Nau de Sagunt, estancada un año después de su licitación

13/01/2021 - 

VALÈNCIA. La Nau de Sagunt no termina de convertirse en una realidad, y paso a paso se encuentra con barreras que retrasan su puesta a punto. En noviembre de 2019 parecía que sí: la licitación de las obras se resolvía a favor de Binaria Compañía General de Construcciones, S.L., con un presupuesto de 1.437.000 euros y un plazo de ocho meses de ejecución. Pero no. Este diario publicaba en julio de 2020, ocho meses después, que las obras aún no habían empezado por el trámite burocrático de la licencia, aunque fuentes apuntaban a que “en unas semanas” entrarían las grúas en el edificio. Pero tampoco.

Ha pasado un año y dos meses y las obras aún no han empezado, y los ocho meses tampoco están corriendo. Tal es así que la Conselleria ha tenido que hacer una reprogramación de los gastos. El motivo es el mismo de julio: el Ayuntamiento de Sagunto tramitó la licencia de obras y actividad, pero al ser un edificio con un aforo mayor de 500 personas, es necesario también tener la autorización del Servicio de Espectáculos Públicos, dependiente de la conselleria de Justicia y Administraciones Públicas. El informe remitido a Justicia en verano por el Ayuntamiento no fue “ni favorable ni desfavorable”, indicando los técnicos municipales algunas deficiencias del proyecto, especialmente en cuestiones de prevención y seguridad en incendios.

Esto provocó que Justicia no resolviera tampoco su aprobación y la redacción del proyecto tuviera que ir a revisión. Unos cambios que han reformulado durante estos meses y que, tras una segunda tramitación, sí ha pasado el corte del Ayuntamiento. Este remitió su aprobación, según ha podido saber este diario, a la Conselleria de Justicia -en concreto, el servicio de Espectáculos-, que tiene el documento desde mediados de diciembre. Aún no ha contestado, y a la pregunta de este diario, no ha habido respuesta alguna de en qué punto está y cuándo tienen previsto contestar favorable (en principio, lo previsible) o desfavorablemente. 

A esto, se le añadirá otro obstáculo cuando llegue a la Conselleria de Cultura: paralelamente se está tramitando el expediente para declarar Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, el Alto Horno número 2 de la desaparecida siderúrgica del Puerto de Sagunto, desde el pasado mes de noviembre. Mientras el procedimiento esté en marcha, y si sale adelante, los terrenos de La Nau están protegidos contra cualquier actuación urbanística. Es decir, el mismo departamento tendría que hacer una excepción, porque la resolución de este expediente tardará, al menos, doce meses más en resolverse. Fuentes municipales esperan que, “al tratarse de la misma conselleria” este no sea “un problema que vaya a costar resolverse”. 

De esta manera, aún no hay previsión posible de entrega de las obras, ni siquiera de su inicio. Mientras el contenedor no da pasos hacia adelante, el contenido tampoco. Sigue sin saberse cuál va a ser el modelo de funcionamiento y quién o qué organismo va a programar en el espacio. Aún no se ha definido si pasará a estar en la cartera de espacios del Institut Valencià de Cultura, si tendrá una dirección separada o dependiente únicamente de la Dirección General de Cultura y Patrimonio (que son quienes promueven la obra), o una dirección artística mancomunada con el propio Ayuntamiento de Sagunto, que es lo que se planteó en 2019. 

El futuro espacio, según el proyecto presentado, consistirá en un "espacio diáfano" que "se organizará con una serie de particiones desmontables, definiendo un espacio para de catering en la zona oeste de la pequeña nave sur, una zona de almacenamiento en la zona este del resto de naves y generando diversos espacios en los que desarrollar las actividades artísticas en el espacio restante".

Las obras consistirán en "una mejora y puesta a punto de todas las instalaciones interiores. Se habilitaran aseos públicos independientes y adaptados en la zona de la nave. En el exterior se intervendrá únicamente a nivel de pavimento y vegetación en el perímetro de la nave, y en la zona de aparcamiento se ubicarán plazas para el mismo conforme a proyecto”, según reza este. Dentro, la adecuación pasa, no solo por arreglar el tejado para adaptarlo a las normas anti-incendios vigentes, sino por arreglar los camerinos y la maquinaria deteriorada a partir de una inundación, los sistema de climatización y más detalles. La puesta a punto del edificio se espera desde la adquisición del edificio por parte de la Generalitat en enero de 2018.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email