GRUPO PLAZA

La nueva auditora de Aumsa aflora 1 millón de euros en pérdidas sin contabilizar de hace una década

30/03/2022 - 

VALÈNCIA. Las cuentas anuales de la empresa municipal de València Aumsa vienen esta vez con sorpresa. Los nuevos auditores de la compañía pública, han procedido a la "regularización" de algunos de los saldos registrados en las cuentas de 2020 y han aflorado más de un millón de euros en pérdidas que hasta el momento la anterior firma encargada de las auditorías no había puesto de manifiesto. Así pues, las cuentas de 2021, que pasan este miércoles por el Consejo de Administración, contienen un apartado para esta "corrección de errores" de las cuentas anteriores.

En este sentido, por ejemplo,  se ha registrado el deterioro de un edificio propiedad de Aumsa próximo a Guillem de Castro por valor de 131.000 euros aproximadamente porque "no se prevé que a corto plazo genere ingresos para la entidad". O por ejemplo, se ha actualizado el valor de un solar público en el barrio del Cabanyal al percatarse de que su superficie disponible era menor al que estaba estimado. El motivo: en su momento se hicieron las obras del tranvía, lo cual restó superficie a esta parcela, pero esta pérdida de valor no se había contabilizado. Por eso se han restado otros 400.000 euros aproximadamente.

Son dos casos, si bien estas correcciones afectan a otros registros contables de la firma pública. En su apartado de existencias, la empresa tenía registrados gastos para la gestión del futuro PAI de Eugenia Viñes -el otrora suculento PAI de las Piscinas- en el Cabanyal. Sin embargo, el abandono de este proyecto y su inclusión en el futuro Plan Especial del Cabanyal (PEC), todavía en tramitación, ha supuesto dar de baja estos gastos por valor de más de 184.000 euros.

Zona del PAI de Eugenia Viñes

A ello hay que sumar alrededor de 320.000 euros que se contabilizan ahora como un mayor gasto, en este caso por deudas que Aumsa no había podido cobrar y que están reclamadas judicialmente, así como por un cambio de criterio en la contabilización de otras pequeñas deudas, según explicaron fuentes de la empresa.

La pasada semana, la compañía comunicó que se encuentra en un proceso de "renovación" iniciada tras la designación del nuevo gerente, Alberto Aznar, y que ha dado lugar a
que se revisen todas las cuestiones de funcionamiento tanto en el ámbito de personal
como económico. Por eso, además de llevar a cabo una reestructuración interna de los recursos humanos -con seis puestos nuevos y tres despidos-, la presidenta de la firma y edil de Urbanismo, Sandra Gómez, subrayó que la nueva auditoría afloraba "valores sin contabilizar de la etapa del gobierno del Partido Popular", y que no se habían contabilizado desde hace una década.

3,5 millones en venta de viviendas

Por otro lado, la compañía pública ha ingresado en los últimos meses una sustancial cantidad de dinero: 3,5 millones de euros por la venta de viviendas. El pasado mes de octubre, Aumsa dio luz verde a la venta de inmuebles cuyos inquilinos estaban en régimen de arrendamiento con opción a compra. La idea era iniciar el proceso en noviembre, si bien los inquilinos solicitaron un pequeño aplazamiento para principios de 2022 para poder obtener financiación bancaria.

En ese sentido, en la compañía resaltan que hasta esta misma semana se han vendido la mitad de viviendas en esta situación, lo que ha arrojado unos beneficios netosen la compañía de 700.000 euros. Entre los inmuebles afectados por esta enajenación, se encuentran algunos del centenar que habían generado controversia por su precio de traspaso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme