GRUPO PLAZA

1º edición del 'foc da zine'

La nueva meca del fanzine se instala en Godella

4/04/2022 - 

VALÈNCIA. El festival Foc da zine, celebra su primera edición, y se convierte sin duda en un evento que hay que marcar ya de ya en el calendario. Y es que cualquiera que tenga fe en la autoedición debe peregrinar hacia esta nueva meca; todos los creyentes de vivir del arte y cuyo motor es la creatividad se reunieron este primer fin de semana de abril en Godella, alejándose un poco del usual punto de reunión en el centro de València. Con cielos más claros y calles más despejadas era más sencillo distinguir donde ocurría el evento, bastaba con contemplar el peregrinaje de aquellos que llevan una tote bag por bandera y un fanzine como biblia. Entre las calles de Godella se instala en un pequeño edificio con acceso a un patio interior un paseo entre stands de los talentosos artistas de este mundillo.

Desde nombres como el de Elías Taño hasta dúos como el de Lamento Carmesí se conforma un paseo artístico que proclama a los cuatro vientos la gestión del arte en papel. Este festival nace en cierto modo en suma a Tenderete, de hecho lo crean sus mismos organizadores, quienes se pasean también entre los stands mientras gestionan que haya cervezas para todos y comprueban que los artistas se sientan agusto. Los protectores de este templo son Isa Ruíz, Mireia Carreres y Alejandro Álvarez, todos ellos comentan que están alucinados con la acogida que ha tenido el evento que cuenta con unos 60 puestos en total. Sin embargo, y lejos de la aglomeración que pueda suceder en Tenderete, en Foc da zine la intención es acercarse al fanzine de una forma más didáctica.

De izquierda a derecha: Isa Ruíz, Alejandro Álvarez y Mireia Carreres, los organizadores de Foc da zine (Foto: ESTRELLA JOVER)
El evento en sí va de la mano con la realización de varios talleres, que se irán celebrando en el mismo edificio a lo largo de los fines de semana de los meses siguientes: “Queremos que exista un nuevo universo educativo entorno al fanzine, ya sea a través de talleres o charlas”, aclara Ruíz, una de las organizadoras. Álvarez, creador también de Fanzineología, comprende este evento como un pistoletazo de salida para el equipo, y Ruíz añade: “Es una forma de obligarnos a comprender la idea de la catalogación ya como una realidad”, y lo hace mientras abre uno de los entresijos del lugar, en el que se encuentran ya varios ejemplares catalogados. Parte de la necesidad de crear este nuevo espacio surge de una voluntad de diálogo, tal y como lo explica Ruíz: “En Tenderete somos como un equipo de 15 personas, aquí somos 3 o 4 a lo sumo, y es más fácil tomar decisiones en petit comité”. Y más allá de las decisiones el punto clave nace desde una propuesta didáctica, con talleres enfocados a aprender más sobre el mundo de la autoedición.


Con este reclamo didáctico se acercan a Foc da zine perfiles de todas las partes de España, la artista Lara Martínez viene desde Barcelona a este evento, y aprovechando el acercamiento dejará sus nuevas publicaciones en donación a los organizadores para que puedan catalogarlos. Tanto ella como Mar de Marciana (de Ediciones Humilladas) fueron también a Tenderete, sin embargo se acercan a Foc da zine con la intención de ampliar públicos, conocer a nuevos artistas y sobre todo generar comunidad. Mar ve en esta la oportunidad de hacer algo especializado y vivir una actividad más “en familia” en la que volver a reunirse todos los artistas: “Es una propuesta genial, y totalmente necesaria. Me parece un currazo la idea de catalogar todos los fanzines, pero es estupenda”.

Entre bastidores se mueve también Alba Piera, quien ha diseñado el cartel de esta edición. Su inspiración es reflejarse a sí misma (y a los que le rodean) como artista, lo hace a través de un personaje de mil manos que intenta hacerlo todo a la vez, sobrepasado por sus tareas. Con un estilo tarot logra representar a todos aquellos los que están detrás de cada stand: “Detrás de cada fanzine hay muchísimo trabajo, lo que no se ve es la parte digital, las entregas, los agobios… y a eso hay que sumarle si haces serigrafía, si militas y si además atiendes a los talleres y formaciones que te rodean”. Junto a su cartel se exponen también algunos folios que muestran varios memes en los que se bromea sobre vivir de los zines, un “estilo de vida” que ha atraído a centenares de personas a Godella este fin de semana, en una peregrinación que ya cuenta con su lugar de culto y con unos guardianes perfectos. Aquellos que crean, catalogan, leen y por encima de todo se codean con los “compas” para poder llevar siempre más allá sus creaciones. Tal y como dice uno de los lemas que se ven entre las mesas: “No compitas, haz compitas”.

Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

Fanzines, donde a nadie se le decía qué hacer o no, cuáles eran los tabús o si algo no era rentable

Por  - 

Internet ha enterrado todo aquel mundo, aunque no lo haya hecho desaparecer del todo. Antes de la comunicación digital, todo lo que estaba al margen de los circuitos comerciales y oficiales de la cultura se desarrollaba fundamentalmente en hojas fotocopiadas y grapadas. Era el mundo del fanzine. En Estados Unidos, hay recopilaciones de iniciativas que, llevadas por el Do It Yourself, ahora constituyen verdaderas obras de arte inclasificables

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme