GRUPO PLAZA

los años más complicados del tótem musical se hacen notar en las cifras

La 'tormenta perfecta' del Palau de la Música resiente el número de abonados

29/06/2022 - 

VALÈNCIA. El Palau de la Música acusa los años de inestabilidad que se van sucediendo y que no terminarán, al menos, hasta la reapertura del edificio, previsto para verano de 2023. A la caída del techo de la Sala Rodrigo, le ha seguido la crisis del coronavirus, que ha determinado los aforos de los recintos culturales durante año y medio, y la calidad de las programaciones, que se ha visto acusadas por estos y otros factores.

Todo esto tiene una consecuencia directa: la pérdida de abonados y abonadas, la comunidad más fiel con la que cuenta el organismo, que durante estos años ha ido perdiendo fuerza en el público de los diferentes espacios que ha ido ocupando el Palau. Varios golpes, algunos ajenos y otros propios, que han dejado noqueadas las cifras.

El número de abonados y su evolución ha sido la gran incógnita del Palau de la Música desde su cierre en 2019. Una cifra que, a pesar de que la prensa en general y este diario en concreto ha solicitado en diversas ocasiones desde hace más de 20 meses, nunca ha sido facilitada por parte de la dirección. Culturplaza, a través de una petición a la Concejalía de Transparencia del Ayuntamiento de València, ha podido acceder a los datos segregados desde la temporada 2014-2015 hasta la actual 2021-2022, que demuestran con datos objetivos que los momentos más difíciles del Palau de la Música tienen un reflejo en la evolución en su parroquia.

Los abonos anuales se desploman desde el cierre y la crisis del coronavirus

Si bien el dato que se suele publicar y utilizar como referencia es el de la totalidad de los abonos vendidos, las diferentes circunstancias por las que ha pasado el Palau hacen inviable la comparación. Desde 2014-2015 hasta 2018-2019 sí que se ve una evolución decreciente: desde los 1039 hasta los 836, con la excepción de la temporada 2017-2018, cuando alcanza el pico del periodo estudiado con 1203 abonos vendidos. Sin embargo, desde que cayera el techo del Palau, la programación se ha ido reubicando por diferentes espacios y se ha disgregado la venta de abonos para cada uno de estos.

A partir de 2019-2020, se vendieron hasta cinco tipos de abonos diferentes. Bien es cierto que se ofrecía un “abono anual” que consistía en la suma de los conciertos del Auditori de Les Arts y el Teatro Principal, pero en la contabilización de los abonos totales se acumulan, con la más que probable duplicidad de personas en algunos de ellos. Por el contrario, tomando como referencia máxima el número de abonos vendidos en el espacio menos popular de estos dos, se puede aproximar una cifra similar a la que sería el anteriormente conocido como abono anual. 

De esta manera, al contrario de la cifra que declaró entonces triunfante el Palau (esta sí) en la temporada inmediatamente posterior a la caída del techo y cierre, cifrando en un incremento del 20% el número de abonos, la realidad es que las personas que se hicieron con un pase para toda la temporada siguió descendiendo; si bien lo hizo de manera ligera, sin grandes sobresaltos teniendo en cuenta las circunstancias sobrevenidas.

El golpe definitivo a las cifras lo dio la crisis sanitaria del coronavirus. Por una parte, la dificultad para programar en ese contexto se notó especialmente en las programaciones del ente municipal, que ha reducido número de recitales y ha rebajado el listón de los grandes nombres internacionales desde 2020. Ya por cuenta ajena, un público envejecido optó por ser cauto y no enfocar su tiempo libre a propuestas en espacios cerrados. Además, las restricciones de aforo conllevaban también una limitación en el número de abonos que podían vender. Por ejemplo, para guardar la distancia y cumplir con el aforo al 50%, el Teatro Principal de València solo podía ofrecer 300 butacas entre abonados, entradas sueltas, protocolo, prensa, etc.

En el año 2020-2021 el aforo fue —generalmente— del 50% (con una cifra máxima de abonos anuales de 172), y en el 2021-2022, del 75%, experimentando los números una notable recuperación (hasta los 226) del batacazo de la temporada anterior, pero sin recuperar aún los datos de 2019-2020 (ni mucho menos los previos a la caída del techo, tal y como se puede observar en los gráficos).

También acusa el paso de los años el Ciclo OV, que comprende 10 concierto de la Orquesta de València, y que ya antes de la pandemia, ante el cierre de la Sala Iturbi, vio recortado sus abonados a menos de la mitad (desde los 343 de la temporada 2014-2015 hasta los 181 de la temporada 2019-2020). En esta temporada, la cifra sigue baja, con 112 abonos vendidos.

Un cambio de paradigma… A la espera de la vuelta a Alameda

Desde el Palau no esconden cierta preocupación por un cambio de paradigma: los abonos cada vez son menos frecuentes y los hábitos de compra de entradas está tendiendo a la última hora, o con un compromiso mucho menor del que demanda un abono anual. Así lo refleja otro dato a tener en cuenta: el de la ocupación porcentual de las butacas ofrecidas, que no está acusando un desgaste como el que reflejan los gráficos de los abonados. ¿Qué quiere decir esto? Que el público del Palau lo forman cada vez menos personas con un pase anual y, por el contrario, más personas que van puntualmente o compran a la carta.

Un operario en los días de inicio de las obras en el Palau de la Música.  Foto: Rober Solsona - Europa Press

Este fenómeno —dicen desde el Palau— sucede en otros auditorios estatales y la pandemia, con la incertidumbre de las cancelaciones y de la preocupación sanitaria del espectador, lo ha acelerado todo. Se abre un nuevo paradigma en el que, seguramente, los abonos anuales muy difícilmente volverán a tocar techo nunca más.

Sí esperan desde el organismo que la vuelta de la programación al edificio en la temporada 2023-2024 anime las cifras y las ponga a niveles similares de donde se quedaron en la 2018-2019. “Hay ilusión”, perciben fuentes del Palau.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme