GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE RAZÓN

Larga vida a lo inmutable

17/12/2016 - 

VALENCIA. En español, el término escatología puede estar referido a dos conceptos completamente diferentes: el “conjunto de creencias referentes al fin de los tiempos” -de éskhatos, “último”- y también el“estudio del excremento” -skatós-, aspectos ambos tan queridos por el ethos tradicional valenciano, siempre interesado tanto en lo religioso como en lo intestinal. 

El hombre del mármol

Fui testigo esta semana de un brillante acontecimiento escatológico en la cafetería de un templo cultural oficial de nuestra ciudad cuyo nombre tal vez revelaré en el transcurso de esta crónica: al sentir un apretón de tripas, un señor se dirigió presuroso al excusado pero no pudo evitar que la presión abdominal se aliviara en el trayecto, dando vida a la chusca expresión “irse por la pata abajo”. Ignorante del rastro abandonado en el mármol, una señora resbaló en las fluidas, frescas y abundantes deposiciones, convirtiendo el hall de entrada en un campo de batalla que hubiera asombrado al performer Leo Bassi. Todo el bar entró en shock místico, debido a que el hecho removió las conciencias de los presentes haciéndoles pensar en la insoportable liviandad del ser de Milan Kundera, el imprevisible cálculo de probabilidades de Richard Feynman y en la misericordia de Dios y de los hombres.

Esta breve escena es una de las muchas situaciones dramáticas que enseñaron Gozzi, Goethe y Polti y que aparecen una y otra vez con personajes tragicómicos como el viejo general con gota, la señora repugnante que critica a la guapa, el que se ahoga mientras los que le contemplan le lanzan consejos a lo lejos o el médico que formula su pregunta impertinente al paciente. Los periódicos podríamos utilizar los mismos clisés si no tuviéramos que crear la ilusión de variedad. Las escenas son siempre las mismas. Lo único que cambia en los chistes dibujados o en las fotos de prensa son las dos líneas que hay debajo. Pero como suele ocurrir, especialmente en Ciencias Económicas: show must go on

Las mañanitas de Cuauhtemoc

Algo sí ha cambiado esta semana en lo referente a la misericordia de Dios y los hombres, y fue el pasado día 12 de diciembre. Es la fecha en la que se festeja a la Morenita del Tepeyac, patrona de los mexicanos y emperatriz de América, la madrecita, la Virgen de Guadalupe. La Asociación Cuauhtemoc participó en una misa solemne y ofrenda en honor a la Virgen de Guadalupe en la catedral de Valencia el pasado domingo y llenó este habitualmente circunspecto edificio en una fiesta de color y cánticos alegres. La eucaristía, fue presidida por el ectomórfico y microesplácnico mitral Arzobispo Antonio Cañizares asistido por varios sacerdotes concelebrantes. Se contó con la asistencia del cónsul honorario Pablo Romá, la artista Adis Soriano, el tenor caleño Omar Grijalba -que interpretó el Ave María de Schubert ante la imagen de la Virgen de Guadalupe- y la representación de países invitados -muy queridos por todos los valencianos católicos no xenófobos- como Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Argentina y Cuba, entre otros. Acudieron con trajes típicos, ramos de flores para el ofertorio y, al finalizar la eucaristía, el mariachi interpretó las tradicionales mañanitas a los pies del altar mayor. No todo tiene que ser ese epidémico contrasentido de amor sin amor escogido por nuestra beatería ibérica para ocultar malamente que chaque instant de la vie est un pas vers la mort. Es un verso de Casimir Delavigne.

Si pueden, no se pierdan hoy sábado a las seis de la tarde, en la Plaza de la Iglesia de los Ángeles de El Cabanyal, la tradicional posada mexicana que ha preparado esta asociación. Las posadas fueron inventadas por los frailes evangelizadores de América, para facilitar la enseñanza de la Santa Madre Iglesia Católica a los naturales, representando el peregrinar de San José y la Virgen María en camino a Belén para empadronarse en el censo ordenado por César Augusto. Se inician el 16 de diciembre, y consisten en solicitar alojamiento en ese simbólico camino hasta la víspera del nacimiento de Jesús. Durante este viaje se hacen notar las penurias por las que ellos tuvieron que pasar hasta encontrar alojamiento en un establo. Si quieren encontrar similitudes a esta historia con lo que está pasando en Siria -lo de Aleppo cada día va a peor-  con los movimientos inmigratorios o con la carestía de la vivienda y recuperar de una vez el espíritu navideño, adelante. Si no, pueden optar por el montón de shopping shows, beauty parties y Cortilandias de los que les informaré debidamente como colofón para olvidarse de todo.

La Milagrosa Novelda

¡Buenos días, Novelda! Podría apostar sin riesgo de equivocarme que todas las pequeñas y grandes poblaciones de la Comunidad Valenciana han tenido al menos una época de hombres de bien. Alicante es una provincia de condiciones duras que ha ido conformando un carácter esforzado y eso podría suponer que los intereses han sido volcados hacia la necesidad. Pero en esta necesidad los alicantinos han puesto también esperanza, ilusión y buena fe. Debido a la escasez de recursos, son originales en sus proyectos, lo que les aleja a menudo, en sus proyectos empresariales privados, de la estenotipia de la pereza del corazón disfrazada de entusiasmo y exuberancia. Visité por segunda vez en Petrer el restaurante de especialidades marinas La Sirena, de Norberto Vera y Maricarmen Vélez, y deambulé por el misterioso y atractivo complejo arquitectónico abandonado del Preventorio de Aguas de Busot, en Aigües. En Novelda, tuve una cena con el impresor Santiago Aguado, que si le transportas a Nueva York de repente en un helicóptero no desentonaría con los habitantes de Brooklin, y con la periodista de Cableworld Maje Amorós Sáez, con la que acudí a un pleno nocturno municipal.

Pensaba que la sombra de Milagrosa Martínez estaría presente, pero no. Estos plenos, que no se celebran de día porque los concejales trabajan a esas horas, tienen un encanto especial. El after hours es un buen momento para la política. Cuando llegué el debate se estaba centrando en la situación geo-estratégica de contenedores de basura y la conservación arbórea. Allí estaban, por nombrar someramente las representaciones de las fuerzas vivas noveldenses: Armando Esteve, presidente del Excmo. Ayto. y concejal de UPyD; Kary Crespo, Segunda Teniente de Alcalde y Francisco Javier Cantos, concejal de Urbanismo muy atareado respondiendo preguntas, ambos compañeros de partido del alcalde; Rafael Sáez, ex alcalde de la ciudad en la era del PP y actual concejal de Cultura; Francisco Martínez Alted, honorable oposición del PSOE; Maje Aïgues, de Guanyar Novelda y Carles Sala, de Compromís. Digo yo que en Valencia sería maravilloso que los plenos fueran nocturnos y pudiéramos asistir a ellos al amparo de la calefacción del consistorio en grupos corporativos: actores, empresarios, pequeño comercio, viudas, colectivo pakistaní o por barrios cuando se trataran los temas que nos conciernen. Incluso se podrían transmitir en directo resucitando la televisión municipal y de paso unirla con el resto de televisiones de la comunidad valenciana para conformar un plan televisivo realista por cable que nos sacara del limbo audiovisual. ¡Hay que ir a los plenos a reunirse, señores, que nos comen el terreno entre los del Rotary Club y los de siempre!

Decía ayer Raimon

A menudo olvido que mucha de la sociedad buena de Valencia acude sin falta a las citas del Palau de la Música. Pido perdón. La semana pasada fue el concierto solidario a favor de la asociación Víktor Frankl, que cumplió 15 años. Hoy sábado, a las 11h30, tendrá lugar el Concierto de Navidad BMV dirigido por Fernando Bonete y a las 19h30 el concierto extraordinario del cantante Raimon, tras 28 años de hacerle el vacío, vete a saber por qué, dirigido por el sex-symbol intelectual de la batuta Yaron Traub. Raimon cantará veinticinco de sus canciones con la Orquesta de Valencia y el Cor de la Generalitat, como corresponde a su categoría de  -Joan Fuster dixit- clásico. Como el aforo se ha llenado y han tenido que sacar a la venta los sesenta asientos “Calatrava” con visibilidad reducida, la única manera de entrar en contacto con él fue en la presentación de su biografía “'Paraula i cant”. 

Ramón Peleguero Sanchís, Raimon, es un hombre tranquilo y apacible que te saluda amablemente allá donde te lo encuentres. La primera vez que le tendí la mano fue de casualidad en las Ramblas de Barcelona, cuando yo iba vestido con gafas y traje negro y parecía que su esencia se había diluido entre el nuevo colectivo social sin fundamento de la época. La segunda ha sido en la puerta del Rialto. Allí tenía lugar la presentación del libro de Antoni Batista, redactado con motivo de la primera retirada del cantante del mundo de la música antes que las casualidades de la vida y de la política le volvieran a traer a los escenarios valencianos. Digo que es su primera retirada, como los toreros, porque seguro que tendrá que volver a ungirnos con su espíritu tranquilo y reivindicativo en este mundo cíclico. Precisamente un mismo 14 de diciembre pero de 1970, hacía 46 años, se acababa el encierro de intelectuales y estudiantes en Montserrat como protesta contra el Proceso de Burgos, encierro donde coincidieron Xavier Rubert de Ventós, Eugeni Trías, Raimon y su mujer, entre muchos otros, como se puede ver en la rara foto de Colita.

Estuvo arropado en la mesa de presentación por el escritor Josep Palomero y el director literario de la editorial alzirenya Bromera, Gonçal López-Pampló, que cumple su trigésimo aniversario. El cantante de Xátiva habló sin nostalgia alguna, como en un “decíamos ayer” más de Unamuno que de Francisco de León. Le acompañaba, sentada entre los asistentes y siempre cerca de él, su esposa Annalisa Corti, la Giulietta Massina, la Franca Rame de Raimon, que ha estado siempre a su lado, recopilando datos, como representante, como su todo y parte.  

Me encontré con el periodista y ex director de Canal 9 Ràdio Salvador Soria en el ascensor, y entonces pensé que tal vez habría canapés en el acto, pero me equivoqué, porque fue de mucha frugalidad y compromís. Estaban el inagotable Abel Guarinos, que bajó al hall a recibir personalmente al artista, el pintor José Soler Vidal, más conocido como Monjalés, amigo de la infancia del cantante y padre del ahora místico filmocatequista Lucas Soler, el fotógrafo Andrés Castillo, el sonriente periodista Manuel Jardí, el escritor  y periodista Toni Mollá, Josep Gregori de Bromera, el escritor y profesor Josep Ballester, Silvia Clavel de Teatres y el fotógrafo El Flaco quien al pedirle a Raimon una foto con el libro, éste le respondió “¿Una foto amb el llibre? No, que ja me conec”, afortunado poseedor del aforismo que estaba el pronaos del templo de Apolo en Delfos: γνῶθι σεαυτόν.

Como en el mismo edificio se repone hasta mañana domingo la obra “Sindrhomo” de La Teta Calva, también estaban por los pasillos actores como Lola Moltó, que está ahora de prota en una película, y el crítico teatral Neil Young.

Cien años del Mercat Central

El centenario del Mercado Central, el más grande en activo en Europa, no ha escatimado en celebraciones. Desde la visita de los Reyes de España Francisco Dasí y Cristina Oliete, presidente y vocal del mercado respectivamente, no dieron abasto entre actividades lúdicas, paellas populares o mascletàs en la plaza del Ayuntamiento a cargo de los Hermanos Caballer. Esta Navidad han puesto en marcha los packs de regalo “Experiencia en el Central” para regalar sus productos a empresas o a amigos. Hoy sábado desde las 20h a las 24h habrá más de mil tapas diferentes elaboradas y pensadas desde hace meses por 150 vendedores con sus productos: sushi, brochetas, ibéricos, steak tartar, tapas valencianas y baile con Swing Black Bottom, música con Karaoke Band y el Malabarshow. Se va a petar.

Como bien dice Dasí, la historia del Mercado Central es la suma de muchas historias pequeñas. Y estas se han recogido en un libro que conmemora el aniversario del mercado, titulado “Mercado Central: 100 años de nuestra historia” con cuya presentación en los salones del Ateneo Mercantil concluyen los actos festivos. Un acto muy natural, muy del mercado. Para ver la proyección del video que se realizó durante la creación del cuadro de  “Cien años, una ciudad” que pintó el artista Luis Lonjedo en el recinto del Mercado, se reunieron cientos de amigos de esta institución. El Loro del Mercat visitó de esta manera alegórica a la familia Psittacoidea del Ateneo en un acto que contó con la presencia del concejal de Comercio Carlos Galiana y el Director General de Comercio, Natxo Costa, la ex presidenta del mercado Vicenta Lloris, histórica en esta institución y antigua concejal del PSOE, Fernando Giner de Ciudadanos, como no, Luis Lonjedo, los autores del libro, el castellonense Andrés Giménez y el manchego Ángel Martínez, apasionados de la fotografía antigua, Alfonso Calza, autor del magnífico video, toda la Junta de Mercado Central, cocineros de la talla de Sergi Peris, Alejandro Platero, Steve Anderson, Presidente del Mercado de Colón, la periodista Cova Morales de @comoju, Anabel Navas de las cervezas del Mercado, que tiene paradas en el Mercado de Colón y el Central, ambos en sus respectivos centenarios, Isabel Abad y José Luis Meri, natural de Almoines, de Manjars del Mòn, Enrique Ballester, el bodeguero Kent Wagener de bodegas Sebirán, Ximo Carrion, José Cuñat o Marco Robles. Todo ello coordinado por Esther Cerveró, que lleva impecablemente la prensa de este mercado, donde hay puestos emboscados, que hay que buscar, y que cuando los encuentras son como un buen puticlub: no se lo dices a nadie. Y más baratos que en el Corte Inglés, según aseguran algunos. El acto acabó en una fiesta en la planta séptima del Ateneo, con jamón, queso, vino, cerveza y demás gourmandises. En abril, el Mercado, gracias al apoyo de la Familia Fayos reestrenará la zarzuela “La cotorra del Mercat” en el teatro Talía.

El Presidente del Mercado Central recordó la presencia humana y personal del mercado, que vertebra y une a la sociedad valenciana y nos recuerda quiénes somos y nuestras raíces. Además de sus mil maneras de reinventarse, colocar el género para que resulte atractivo y lucir los delantales más radiantes de la ciudad. Y ahora que la gastronomía es uno de los sectores punteros del país, junto al atractivo turístico que supone, no se puede dejar de ayudar a este mercado a crecer, aunque sea a costa de tomar medidas neoliberales en vez de progresistas, que para eso un mercado es eso, un mercado. Y este, además, de valores muy importantes.

Sastres y Modistas valientes

El Ateneo Mercantil no sirve sólo para saber que existe una arcana y convencional sala de billar o ver las mascletaes desde su terraza. En esta época de muestras, fiestas, reuniones y exhibiciones sus salones se ponen hasta arriba de actos que compiten en brilli-brilli y concurrencia con el ámbito artístico de su vecino edifico del Rialto. Por cierto, ya que estamos: fue en uno de estos dos céntricos edificios donde tuvo lugar el episodio del hombre de mármol que comentaba al principio.

En el público de la moda hay fanáticos, convencidos y pasivos. Los fanáticos llevan su vestuario hasta sus últimas consecuencias, haciendo de su vestuario un punto de inflexión con los demás que puede ir desde la elegancia de Grace Jones -vestida con tres esparadrapos y un tocado estilo Pont de l´Assut- hasta el rocambolesco vestido de paquete dorado de Ruíz de la Prada que lució admirablemente Consuelo Císcar en sus últimas apariciones oficiales. 

Los convencidos son los que saben que para visitar a los suegros hay que ponerse tacón bajo y botas de mosquetera para salir con las amigotas. Estos son el objetivo de los desfiles de moda porque influyen de manera muy positiva en los gustos diferenciados de la gente. 

Los pasivos usan la moda siempre a destiempo, haciendo de su imagen una especie de revista semanal que recuperas cuando vuelves al apartamento de la playa a limpiar al año siguiente y te asombras de que, aunque todo sigue siendo lo mismo, las formas han cambiado sutilmente.

Pero centrémonos en la moda y no en sus usuarios. El diseñador valenciano Luis Rocamora, cuyos modelos ya se han hecho habituales en prestigiosas publicaciones como Hola! o Telva, inauguró con un éxito muy aplaudido la I Semana de la Costura del Gremio Artesano con una colección que presentaba propuestas imprescindibles para la mañana, cocktails, fiestas y novias, que se vuelve a llevar lo de casarse. Apoyado por Juan Diego Lillo, la colección fue hecha únicamente para esta primera pasarela y donde lo dieron todo usando las telas más especiales e impronunciables para los no entendidos en la materia como yo:  tweeds, organzas, georgettes, brocados, sedas, paillettes, guipures suizos, encajes de Calais o tules bordados, algunos, no todos. Carlos Moret puso las joyas colgantes, la firma Toussette los tocados, Solepiel zapatos y cinturones y los dos looks de ceremonia masculina, porque hay ceremonias masculinas, señora, fueron de la firma Fuentecapala.

Entre las caras conocidas que asistieron al desfile se vieron las del empresario Alfredo Esteve, la indumentarista Amparo Fabra, el artista Jarr, Josep Lozano, la Familia Borso di Carminati-Torres, Ana Almansa, Carmen Ferraz, Carmen Bonilla, Hortensia de Vargas, Mª Jesús Nietderleitner, Gloria Burriel, Carmen Vilarrasa, Geni Torres, Ana Lanuza, Mª Angeles Belenguer o May Hernández, casi todas rubias. Las fotos corrieron a cargo de Artur Part

Al día siguiente, mientras la celebración del Mercado Central subía al cóctel de la terraza, unas niñas vanguardistas y futuristas que había en el pasillo llamaron mi atención por sus elegantes atuendos. Me acerqué a hacerles fotos y caí sin saber cómo entre una gama de tonos suaves en los que el rosa, el crudo y el gris luna eran los protagonistas. Recuerdo vagamente materias ligeras, como el tul y el marabú, dando forma a faldas tu-tú, capas y chalecos que servían como marco a los espectaculares tocados, collares y cinturones sobre los que la creadora valenciana Cristina Store imprime su particular sello y su llamativo apellido. La firma de complementos artesanales Brotocó Atelier presentó su línea juvenil Girls de tocados étnicos, casi operísticos, y collares. También hubo selección de comuniones para el año que entra con tules bordados y linos en distintos largos y estilos de vestidos con toques de romántica fluidez y outfits muy apropiados para las fiestas venideras, rotundos y coloridos. En Brotocó Atelier y Cristina Store estuvieron Carmen Selva, la diseñadora Nadia Zein, Mercedes Coret, Helena Calvilllo Samada, las encantadoras Ascensión Vicen y Ascensión Roca Blanes, con quienes me saqué fotos, y Marian Ferrera, Amparo Tarazona o Rosa Fenollar.

 Theo Garrido, Dolores Mollá y la estilista Gloria de Pablo fueron parte del público que asistió al desfile de Julio Vera Clemente y Carlos Vera, que hace unos diseños gráficos bien bonitos, y juntos son Vera Atelier de diseño. Presentaron una colección cuyo nombre me agradó especialmente, “Generaciones”, moda para que destaquen con sofisticación y elegancia desde la hija a la abuela, si es que en estos tiempos de lifting y cirugía corporal alguien es capaz de distinguirlas a una cierta distancia. Hubo detalles y tonos florales, marcados escotes y cortes en faldas capaces de llevar a más de uno a la sección novias en un abrir y cerrar de ojos. 

Sigan los preceptos de estos diseñadores valencianos que se esfuerzan para que familias enteras de valencianas salgan favorecidas en los actos más importantes de su vida y, sobre todo, en las fotos de sus redes sociales. Mis otros consejos personales, los preceptos de higiene del alma y de estética del carácter ya sé que no se seguirán, sobre todo por el público masculino. Pero mi conciencia permanece tranquila. Napoleón decía: “Las mujeres de mis mariscales pueden convertirse en marquesas y duquesas, pero sus maridos serán lo que siempre han sido”. Larga vida a lo inmutable.

Antonio Vergara ¿en un Kebab?

 Por cierto que me pareció ver al genial crítico gastronómico Antonio Vergara comiendo en la terraza de un popular Donner Kebab del centro, cosa que me asombró mucho. Apenas se aprecia que es él, aunque el sombrero podría ser suyo. O de un señor muy parecido. Pero, como he dicho antes, ¿qué es el periodismo, la moda, la gastronomía, la política, los mercados, el teatro y la nova cançò, sino una fábrica de ilusiones? La cuestión para ser feliz y rejuvenecer el contenido, y hasta vender si es posible, consiste en cambiar las palabras que vienen debajo de las imágenes.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email