GRUPO PLAZA

HASTA 15 PUNTOS EN EL ÁMBITO SANITARIO

Las mujeres son mayoría en las plantillas del Consell, aunque merman en la cúspide

El 95% de trabajadores de la Administración que han solicitado permisos para la conciliación laboral son mujeres

30/10/2016 - 

VALENCIA. La presentación el Proyecto de Presupuestos para 2017 del Consell lleva aparejada un Informe del Impacto de Género en los mismos, mediante el que la Generalitat quiere refrendar “la plena y efectiva igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres”. Pese a que se establece como “un objetivo prioritario e irrenunciable”, todavía queda trabajo por hacer, especialmente conforme se asciende en la pirámide de las plantillas. El número mayoritario de mujeres en el personal de Administración, donde suponen un 66’55% del total, se ve mermado en los grupos de funcionarios de mayor rango, en los que se reducen hasta 10 puntos y quedan en una superioridad de apenas un 54%. 

A lo largo de un documento de 400 páginas, para cuya elaboración se ha sido designado una Comisión específica, la Generalitat aporta un análisis exhaustivo por departamentos. En total se recogen 15.959 personas al servicio de la Administración, de las que 10.621 son mujeres, lo que representa un 66,55% sobre el total, y 5.338 hombres, el 33,45%. La herramienta que se emplea para medir la distribución sexual es el Índice de Presencia Relativa de Hombres y Mujeres (IPRHM), que en este caso apunta a favor de la mujer con un 1,33.

Sin embargo, todo cambia cuando atendemos a la gradación de cuerpos, donde A1 es el de mayor escala y C2 el de menor (aunque luego hay un grupo APF/E de base profesional). Aquí se observa una reducción femenina. De hecho, el grupo A1 cuenta con un total de 2.491 efectivos, de los cuales el 54% son mujeres y el 46% son hombres. Además el nivel más numeroso dentro del mismo es el 24, donde se encuentran el 35% de los hombres y el 32% de las mujeres. Esto quiere decir que, dentro de los funcionarios de más alto rango y más mayoritarios, son minoría, lo que no se corresponde con su alta presencia general.

Esta reducción de las mujeres en las esferas más altas es especialmente acusada en las áreas de Educación y Sanidad. El personal al Servicio de las Instituciones Sanitarias en la Comunitat lo componen 38.562 mujeres y 13.446 hombres, lo que supone un porcentaje femenino superior al 70% y un claro desequilibro en favor de las mismas. Sin embargo, la paridad se incrementa conforme se avanza en la escala, puesto que en el grupo profesional de licenciados hay un 55% de mujeres. Asimismo, el total del personal de los Servicios Centrales y Territoriales de la Conselleria de Sanidad es de 133 personas, reflejando la plantilla una composición equilibrada con un IPRHM de 1,01.

En cuanto a personal docente de centros públicos no universitarios de la Generalitat, encontramos que hay 7.218 mujeres y 16.828 hombres, representando las primeras un 69% sobre el total. Tal distribución conlleva que también sean mayoría en la ocupación de cargos directivos en los centros escolares, aunque curiosamente en porcentaje menor. Según los datos de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, el 59% de estos puestos son ocupados por mujeres, destacando su presencia en las Escuelas Oficiales de Idiomas, Centros de Educación Especial y Educación Primaria. Por el contrario, los hombres presentan elevados porcentajes en Conservatorios, Enseñanzas Artísticas y FP.

Ellas piden los permisos

Otro punto digno de abordar es el de la conciliación familiar. Si bien el documento de la Generalitat destaca la importancia de “una responsabilidad compartida entre mujeres y hombres en todos los ámbitos: doméstico, cultural, educativo, social, familiar y laboral”, los datos no indican que se esté produciendo de manera efectiva. Las solicitudes de mujeres siguen siendo mayoritarias en lo que a reducciones de jornadas, flexibilidad horaria y permisos (por maternidad, cuidado de hijos, enfermedad…) se refiere.

Las estadísticas del personal de la Generalitat que ha solicitado alguna de las figuras anteriormente citadas durante los ejercicios 2012, 2013, 2014 y 2015 muestran un desequilibrio inexcusable. El 95% de peticiones de reducción de jornada con disminución de retribuciones (principalmente, para cuidado de hijas/os y familiares) y el 88% de las licencias sin retribución corresponden a mujeres. Respecto al año 2016, hasta junio se concedieron un total de 214 licencias sin retribución y 45 reducciones de jornada con disminución de retribuciones, siendo minoritarias las solicitudes realizadas por los hombres. 

Igual en todo el territorio

Atendiendo a los datos de la Comunitat bajo el prisma de la paridad, no se aprecian diferencias significativas entre las tres provincias, situándose en todas ellas el porcentaje de mujeres en las plantillas de la Administración por encima del 65%. Asimismo, el valor de IPRHM se encuentra en todos los casos por encima del 1,20. La provincia de Valencia es la que registra el menor valor del IPRHM, mientras que Castellón, con un 70% de mujeres en su plantilla de personal, muestra un IPRHM de 1,40. 

Si además efectuamos una lectura nacional, encontraremos también una correspondencia. Aunque la presencia mayoritaria de mujeres dentro del personal de consejerías y organismos autónomos se produce en todas las regiones, excepto Ceuta y Melilla, solo en siete autonomías el IPRHM es superior al 1,20. Precisamente entre ellas se encuentra la Comunitat, junto a Aragón (1,26) y el País Vasco (1,26).

Según los datos del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas del mes de enero de 2016, publicado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, el personal de las Comunidades Autónomas en consejerías y Organismos Autónomos ascendía en esa fecha a 210.961 personas, de las cuales 120.334 eran mujeres, lo que representa el 57% del personal total. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email