GRUPO PLAZA

Les Corts se comprometen a destinar el 0,7% del presupuesto a cooperación y desarrollo

22/11/2017 - 

VALÈNCIA (EP). El pleno de Les Corts ha aprobado este miércoles, con los votos a favor de PSPV, Compromís, Podemos y Cs y la abstención del PP, la ley de Cooperación y Desarrollo Sostenible y que incluye el compromiso de la Generalitat de destinar un 0,7% de su presupuesto de cada ejercicio a políticas vinculadas a cooperación y desarrollo sostenible.

Sin embargo, la norma puntualiza que este compromiso se supeditará "a las disponibilidades reales de la hacienda del gobierno valenciano, al cumplimiento de los compromisos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera y a los escenarios presupuestarios plurianuales".

Asimismo, recoge que la ley de presupuestos de la Generalitat fijará anualmente los créditos destinados a la cooperación internacional, de acuerdo con las orientaciones contenidas en el plan de acción anual y que los recursos destinados a la cooperación internacional podrán aumentarse con subvenciones y contribuciones de otros organismos, así como de los ingresos obtenidos de recuperación de activos, según sentencias judiciales firmes, ordenando el reintegro de fondos públicos indebidamente dispuestos.

El objetivo de esta ley es "establecer y regular el régimen jurídico al cual se ha de ajustar la actividad de la administración de la Generalitat y de su sector público, dependiente en materia de cooperación internacional al desarrollo y de solidaridad internacional y del cumplimiento de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible".

Así, se inspira en los principios generales de la planificación con la participación de la pluralidad de actores, la eficiencia y el seguimiento y la evaluación en todo el proceso de la cooperación; la rendición de cuentas y la transparencia, así como la promoción del trabajo decente como herramienta de desarrollo.

Para ello, la política de la Generalitat en materia de cooperación internacional al desarrollo se articulará mediante el Plan director a través de la cooperación económica, financiera, técnica, la acción humanitaria, educación para la ciudadanía, la formación en cooperación internacional para el desarrollo y el apoyo a iniciativas de comercio justo y a redes de solidaridad internacional.

De este modo, la cooperación internacional al desarrollo intervendrá en áreas geográficas en las que haya situaciones de pobreza y desigualdad, transgresiones graves y generalizadas de los derechos humanos, conflictos o situaciones de emergencia humanitaria, en pueblos y países empobrecidos y en países que presenten peores indicadores de desarrollo humano de la infancia.

"Dignidad donde había vergüenza"

Durante el debate parlamentario, la diputada de Compromís, Marian Campello, ha destacado que se trata de una ley "participada, colaborada, y democráticamente avanzada que apuesta por la trasparencia como mejor vacuna contra la corrupción". "Hoy ponemos fin a la reparación de la herida que gobiernos anteriores abrieron en la cooperación valenciana, hoy ponemos dignidad donde otros nos hicieron pasar vergüenza", ha remarcado.

Campello ha lamentado que la cicatriz "queda" pero ha indicado que no la quieren borrar porque "es la señal de lo que sobrevivimos". "Hoy dignificamos el presente y futuro de la cooperación con esta ley de futuro", ha destacado para indicar que el texto "no va contra nadie, sino a favor de la ciudadanía".

En similares términos se ha pronunciado Clara Tirado del PSPV, quien ha lamentado la época de Rafael Blasco como conseller de esta materia porque convirtió "la cooperación valenciana en un elemento nuclear de la corrupción". Por ello, ha destacado que esta ley nace del "consenso" y tiene la vocación de ser "útil y un instrumento más moderno" para poner en el centro de las políticas la cooperación.

"Hoy acaba una etapa y me gustaría que dure muchos años esta ley", ha indicado para dirigirse al PP y pedirle su voto favorable a esta norma que entenderá "como una disculpa al pueblo valenciano".

"Presiones e injerencias"

Desde Podemos, el diputado David Torres ha recordado que la cooperación se vio envuelta en uno de los casos de corrupción "más vergonzosos" que ha padecido la Comunitat y ha destacado que es una norma de "consenso", aunque ha manifestado tener "la sensación" de que en general "no es buena" y menos cuando ha indicado que esta semana su grupo ha recibido" hasta siete llamadas que coincidían en una frase: "Nos ha dicho alguno de la Dirección General (de la Conselleria de Cooperación) que habéis presentado enmienda para quitarnos nuestra línea nominativa", ha señalado para indicar que esa enmienda "nunca existió".

A su juicio, estas llamadas a Podemos ponen de manifiesto que "alguien se está extralimitando de sus funciones". "La Conselleria debería de preocuparse por la actitud, presiones e injerencias parlamentarias", ha espetado al titular de este departamento, Manuel Alcaraz, presente en el hemiciclo.

La diputada de Cs Rosa García ha destacado que era necesario actualizar y adecuar la ley de cooperación de 2007 para adaptarla al contexto actual y ha destacado que era importante que fuera "transparente" y con controles externos para "no permitir asunto tan delicado y sensible acabe en manos de unos cuantos corruptos que acaben repartiéndose el dinero".

No obstante, ha lamentado que no se hayan aceptado algunas de las mejoras que su formación proponía. "No se ha pensado en mejorar el contenido de la ley, sino de contentar a sus socios de gobierno de Podemos y han resultado ser rehenes de ellos", les ha espetado

Propaganda y escaparate

Desde el PP, la diputada María Bernal ha calificado la ley de ser "propaganda, pancarta" y ser una norma "de escaparate" porque "no se concreta nada y se legislan demasiada cosas", pero ha admitido que era necesario actualizar la ley de 2007.

"Es una ley que lleva el sello del Botànic que se presentó a bombo y platillo como si fuera la panacea, pero esta vacía y tiene similitudes con la del PP de 2007, por lo que no encontramos innovación", ha indicado para puntualizar que la "retórica fácil puede quedar bien, pero no trae soluciones".

A su juicio, la ley es "poco creíble y no trae innovación" por lo que ha lamentado que se ha perdido una oportunidad de crear "una ley vanguardista". Además, ha criticado que a fecha de 31 de octubre, la Conselleria de Cooperación "solo gastado 3 millones de un presupuesto de casi 20 millones", lo que supone el 16% y "no han sacado ni una orden en materia de cooperación. "Venden, pero no tienen producto", les ha reprochado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email