X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El ERTE no logra paliar la crisis de resultados

Lladró anuncia 19 despidos ante la continua caída en sus ventas

8/01/2019 - 

VALÈNCIA. PHI Industrial, la compañía que compró Lladró hace justo dos años, discurre todavía por el sendero de ajustes iniciado hace años por sus impulsores para paliar su prolongada caída en las ventas. Tras la reciente aplicación de un ERTE (un ERE temporal) para reducir la producción, la compañía emprende ahora medidas más severas: el despido de 19 trabajadores en la sociedad Porcelanas Lladró.

Así lo confirman a Valencia Plaza fuentes sindicales, que explican que, por el momento, se trata de comunicaciones individuales trasladadas a trabajadores del área de producción. Los anuncios realizados plantean a los afectados 'despidos objetivos' al tratarse de una cifra con la que la empresa no incurre en circunstancias de ERE.

No obstante, se queda cerca, puesto que la plantilla de Porcelanas Lladró es de poco más de 200 empleados, de modo que el porcentaje de asalariados se queda a pocas décimas del 10% que habría exigido la apertura de un expediente.

Para menguar la difícil situación de los despedidos -principalmente despedidas, dada la mayor presencia de mujeres en la plantilla de la histórica firma valenciana- Lladró ofrece, además del mínimo de 20 días por año trabajado, un complemento especial de hasta 24 meses que consistiría en cubrir las cuotas de la cotización de las empleadas hasta su jubilación -si se les agota el paro antes de que se jubilen-.

Tal circunstancia deja entrever que el proceso abierto por la empresa, pese a tratarse oficialmente de despidos objetivos, sería una suerte de prejubilación de las empleadas de mayor trayectoria en la fabricante de figuras de porcelana para ajustar la plantilla a una menguante demanda.

Recorte tras recorte

Más allá de la magnitud de este nuevo ajuste laboral cabe reseñar que PHI adquirió la empresa justo después de la aplicación de un duro ERE. En concreto, la familia Lladró acometió 268 despidos antes de su marcha -el 38% del total de la plantilla-.

Pese a ello PHI tuvo que acometer el año pasado un ERTE que afecta en estos momentos a un total de 270 trabajadoras. El ajuste consiste en no trabajar los viernes durante año y medio, en concreto hasta marzo de 2020. Lladró justificó la necesidad de este ERE temporal, el primero en la era de PHI, en que sufrió una nueva caída en las ventas en el primer semestre del año pasado, esta vez del 9%.

Del dato se desprende que la nueva dueña de la histórica compañía valenciana tampoco ha podido -al menos por el momento- atajar el desplome de los ingresos de la firma, que acumuló años consecutivos de caídas antes de su llegada. Pese a ello la enseña sigue lanzando nuevos productos al mercado con la intención de diversificarse y revertir la situación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email