Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ya tiene media docena con dni

Los bajistas vuelven a marcar máximos históricos en el Banco Popular

7/02/2017 - 

MADRID (EP). Las posiciones cortas en Banco Popular alcanzaron un 9,88% del capital de la entidad a fecha 4 de febrero, sobrepasando el 8,78% registrado hace dos semanas y marcando un nuevo máximo desde junio de 2010, momento en el que comienzan los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los bajistas habían reducido sus posiciones cortas hace 15 días, antes de conocer los resultados de cierre de año de la entidad y teniendo ya sobre la mesa la fecha en la que Emilio Saracho se hará con las riendas del banco. Sin embargo, una vez que Popular ha comunicado que cerró 2016 con pérdidas por 3.485 millones de euros, los bajistas han vuelto a 'atacar' y han elevado sus posiciones hasta prácticamente rozar el 10% del capital del banco.

Actualmente, las empresas que más apuestas a la baja tienen sobre Popular son AQR Capital Management, LLC, que a 30 de enero de 2017 tenía declaradas posiciones bajistas sobre el 3,16% de la entidad, y Marshall Wace LLP, que el 3 de febrero declaró posiciones cortas sobre el 2,56% del capital.

Por su parte, Samlyn Capital, LLC, notificó el pasado viernes -día en que Popular presentó sus resultados anuales- posiciones bajistas sobre el 1,08% del banco, mientras que BlackRock Investment Management, Citadel Advisors II LLC y ENA Investment Capital LLP declararon posiciones cortas por el 0,55%, 0,53% y 0,51% del capital, respectivamente.


Desde el año 2010, la CNMV exige que se le comunique toda posición corta sobre cualquier cotizada española que exceda al 0,2% del capital social y hace públicas las que superen el 0,5% del capital. La toma de posiciones cortas es una operativa bursátil que utilizan los inversores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad.

En líneas generales, consiste en pedir prestadas acciones de una entidad a cambio de un alquiler con la intención de venderlas y posteriormente recomprarlas más baratas. El precio obtenido por la venta de los títulos compensaría con creces el alquiler y la posterior compra.

Distorsionando los mensajes de fortaleza del banco

El todavía presidente de Popular, Ángel Ron, explicó durante la presentación de resultados anuales que las acciones de la entidad sufren en bolsa la presión de los bajistas, independientemente de las decisiones que adopte el banco, "incluso siendo éstas las más apropiadas en opinión de los inversores que las aconsejan y las respaldan". Por ello, afirmó que "sería muy razonable" que estas posiciones "se redujesen y dejasen de distorsionar los mensajes de fortaleza que el banco ha lanzando con su plan de negocio".

Los títulos de la entidad han cerrado la sesión de este lunes con un recorte del 2,63%, hasta los 0,849 euros, en un entorno bajista para el Ibex, que ha perdido un 1,1% por el mal desempeño de la banca en general.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email