X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los distritos del PP avisan: Catalá debe integrar a sus referentes en la lista al Ayuntamiento 

15/01/2019 - 

VALÈNCIA. La designación oficial de María José Catalá como candidata del PP a la Alcaldía de València ha causado sensaciones diversas en la militancia del partido en el Cap i Casal. En febrero de 2016, desde Génova se autorizó la imposición de una gestora presidida por el diputado Luis Santamaría, una maniobra decidida tras la investigación abierta por el caso Taula a nueve de los diez concejales del grupo municipal y al mismo tiempo dirigentes del partido en el ámbito local, lo que unido a la marcha a Madrid de Rita Barberá dejó al partido a la deriva. Un desconcierto que había comenzado tras la debacle electoral de los comicios locales en los que el PP perdió, nada más y nada menos, que la mitad de sus representantes en el Ayuntamiento.

Así, tras un periodo doloroso de asunción de resultados y estallido del caso Taula, Santamaría recibió la orden de revitalizar los distritos desde la presidencia de una gestora cuya composición atendió en buena medida a la prioridad de dar cierto protagonismo a los distintos referentes de los barrios. Una prioridad que, para algunos, ahora se ha dejado de lado.

La cuestión, según apuntan fuentes populares, no radica únicamente en que el presidente de la gestora, Luis Santamaría, encargado de vertebrar de nuevo los distritos e insuflarles oxígeno, fuera defenestrado en la carrera de la Alcaldía. Ni siquiera, señalan otros, el problema reside en que María José Catalá -recientemente empadronada en València y cuya trayectoria destacada ha sido en Torrent, donde fue alcaldesa-, no haya sido un asidua a los distritos de la capital.

Catalá, Clemente, Santamaría y Bonig en la cena de Navidad del PP de València ciudad. Foto: KIKE TABERNER

El gran malestar -o al menos la guinda del pastel- en el grueso de los distritos se dirige a las informaciones aparecidas y rumores que circulan en los mentideros del partido respecto al nulo protagonismo que apuntan a tener los referentes de los barrios en la futura candidatura. Los grupos de whatsapp echan humo en cada quiniela en la que suenan diputados o independientes de la cuerda de María José Catalá o de la propia Isabel Bonig que no se han batido el cobre en el PP de València. 

En este sentido, las fuentes consultadas por este diario en distintos distritos avisan de que Catalá deberá contar con el músculo que ha mantenido la vela izada frente a viento y marea en estos últimos años si quiere gozar de una movilización apropiada para lo que se exige en una campaña electoral. 

Además, miembros de algunos distritos van más allá y señalan que en la designación de Catalá no se ha tenido en cuenta la opinión de la militancia -no hay primarias en el PP-, por lo que si tampoco se les integra o consulta a la hora de confeccionar la candidatura local, no descartan borrarse del proceso o terminar practicando el voto de castigo en dirección a otra fuerza política. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email