Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de octubre y se habla de carlos vidal-meliá pensiones pacto de toledo TOQUE DE QUEDA
GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

Los grandes patrimonios y los nuevos modelos de negocio, en el ojo de huracán

Foto: EFE
7/02/2019 - 

La repentina aparición de los nuevos modelos de negocios, tales como el comercio electrónico, las Fintech, y los actuales medios de pago, así como el siempre mencionado colectivo de los grandes patrimonios, constituyen dos de los sectores prioritarios para la Agencia Tributaria. Sectores en los que Hacienda centrará sus actuaciones durante este año 2019, de acuerdo con las directrices generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero para el Año 2019, publicadas el pasado 17 de enero en el Boletín Oficial del Estado.

De conformidad con dicho Plan, el fomento del cumplimiento voluntario del contribuyente, será, durante este año y los siguientes, la piedra angular sobre la que la Agencia Tributaria desarrollará su planificación estratégica, con el objetivo de favorecer ese cumplimiento e intensificar las actuaciones de lucha contra el fraude.

La Agencia Tributaria tiene previsto intensificar las actuaciones de control de los grandes patrimonios, mediante la creación de la Unidad Central de Control de Patrimonios Relevantes. A través de esta nueva herramienta de selección, se ampliará el número de contribuyentes propuestos para ser objeto de Inspección, centrándose la búsqueda en aquellos que cuenten con un patrimonio relevante y muestren determinados perfiles de riesgo fiscal. Con ello, se pretende un mayor control sobre los bienes y derechos situados en el exterior y los entramados financieros y societarios, a menudo difíciles de localizar.

Por otro lado, se continuará con el control del uso abusivo de sociedades cuyo único objeto es el de reducir improcedentemente la tributación. Del mismo modo, se realizarán actuaciones conjuntas de las áreas de Gestión e Inspección respecto de las pequeñas sociedades comerciales o industriales, con el fin de mejorar globalmente el comportamiento tributario de un sector tan importante en nuestra economía como es el de las PYMES. En especial, estas actuaciones se centrarán en empresas cuyos volúmenes de actividad resulten incoherentes con los habituales de su sector.

Foto: EFE

Asimismo, y en relación al cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales, la Agencia Tributaria proporcionará a los contribuyentes no incluidos en el SII (Suministro Inmediato de Información) los datos fiscales sobre sus clientes y proveedores, para facilitarles la presentación de las declaraciones tributarias.

Por su parte, los nuevos modelos de negocio, cada vez más frecuentes en nuestra sociedad, continúan manteniéndose en el punto de mira de la Agencia Tributaria. Las tecnologías Fintech, así como los recientes modelos de distribución, tales como el “drop shipping” (según el cual las ventas las lleva a cabo una empresa, mientras que la entrega la efectúa otra) serán objeto de actuaciones tendentes a garantizar su adecuada tributación, y a evitar que la distorsión de los precios pueda ocasionar perjuicios a los comerciantes locales. En lo que atañe a las operaciones realizadas con criptomonedas, Hacienda analizará la información obtenida en 2018, con el fin de fiscalizar la tenencia y la transmisión de las monedas virtuales, así como verificar que el origen de los fondos empleados para su adquisición es lícito. 

Finalmente, en lo que respecta a la colaboración entre las diferentes Administraciones, la Agencia Tributaria, favorecerá el intercambio entre la Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas, de la información más relevante de los contribuyentes, con el fin de incrementar la eficacia de la gestión tributaria y mejorar la asistencia a los obligados tributarios.

En conclusión, la Agencia Tributaria pone el foco, por un lado, en las actuaciones de promoción del cumplimiento voluntario, teniendo como principal objetivo inducir un mejor comportamiento de los contribuyentes y su entorno, y, por el otro, intensificar la lucha contra el fraude fiscal, especialmente en el ámbito de los nuevos modelos de negocio.

Santiago Montilla Ripoll es miembro del grupo Contencioso-Tributario de  Cuatrecasas Abogados

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email