X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de DAMIÀ TORMO podcast plaza radio atitlán banco mediolanum
GRUPO PLAZA

alcanza la cuarta edición

Los lectores protegen a “El guardián de los secretos”

El escritor donostiarra afincado en Valencia Óscar Hernández Campano repite el éxito de “El viaje de Marcos” con su última novela, que va ya por la cuarta edición

18/12/2016 - 

VALENCIA.- No se define como un escritor compulsivo, aunque si algo obsesivo. “Normalmente, no suelo escribir más de dos horas seguidas, a veces por la mañana y también por la tarde, pero no soy de los que se queda frente a la pantalla durante horas hasta que llega la inspiración”. El método de trabajo de Óscar Hernández Campano (San Sebastián 1980) es otro. Le va dando vueltas a la trama, a los personajes, a los detalles… y cuando lo tiene todo en la cabeza (aunque siempre deja margen para que la historia le sorprenda) es cuando empieza a darle a las teclas. De momento, no le ha ido mal.

Hernández Campano se dio a conocer al ganar en 2002 la IV Edición del Premio Odisea con un libro, El viaje de Marcos, que puede calificarse de un pequeño clásico que la editorial Egales acaba de reeditar. Hernández es, sin duda, lo que se puede calificar de ‘precoz’ ya que consiguió publicar su primera novela (La aventura más excitante de los últimos 10.000 años, Fundación Kutxa ) con sólo 16 años. También es de los que se niega a encerrarse en un género. Prueba de ello es su colección de relatos breves Cuando duermen los grillos (Izana 2016, que va por la segunda edición), donde va de la ciencia ficción al monólogo interior, pasando por el humor o el terror).

Su última incursión en la novela es El guardián de los secretos que va ya por la cuarta edición. En él vuelve a un tiempo (la II República, el Franquismo y la Transición) que siempre le ha gustado transitar. “Por un lado, he sido profesor de Historia y eso pesa; por otro, la II República, el Franquismo, la llegada de la Democracia… me parecen momentos  muy interesantes para situar pequeñas historias personales”.

El guardián de los secretos cuenta los últimos momentos de Miguel, un viejo escritor que necesita de Enara, una enfermera, para salir adelante en su día a día. Un día ella descubre un que el trabaja, de manera obsesiva, en un manuscrito en el que él cuenta su vida, sus primeros años como hijo de un alto cargo de la República al que envían a Peñíscola a huir de la guerra y conoce a su primer amor… “Es un pasado que tiene repercusiones en el presente y unas vidas, la de Miguel en Enara, diferentes pero que van de la mano. También, por supuesto, es una historia que habla de amor”.

Libros con vida propia

Cuatro ediciones, y más en los tiempos que corren, son sin duda un éxito de ventas, aún cuando las tiradas no son lo que eran. “Yo trabajo con editoriales pequeñas, así que no estamos hablando de tiradas gigantescas, pero sí de ventas que me permiten seguir escribiendo libros y que se mantengan vivos, que es lo que quiero”, explica. Mi el sueño era ser escritor, y eso lo he conseguido”. Algo es algo, y a veces mucho.

Escribir en el siglo XXI es escribir en redes sociales. “Es verdad que estoy en todas las redes que puedo, sobre todo Facebook y Twitter, y soy activo. El escritor ahora tiene que promocionar su obra, pero no sólo se trata de vender sino que es una forma de estar en contacto con tus lectores y es muy gratificante hablar con ellos. Todos tenemos nuestro pequeño ego y cuando alguien te dice que tú novela le ayudó a salir del armario o que se lo regaló a un familiar para que le comprendiera, pues te gusta. Además, así sabes para quién escribes”, señala.

Luego, cada vez más, se los encuentra cara a cara en ferias del libro como las de Madrid, Barcelona o Valencia y en presentaciones como la que ofició recientemente el periodista y escritor Fernando Delgado. A ellos, a los que esperan su próximo libro, les debe seguir siendo escritor. “En las editoriales pequeñas no hay dinero para campañas de promoción y no suelen entrar en los grandes medios. La mejor promoción de mis libros ha sido siempre el boca a oreja”. Hoy domingo 18 sin ir más lejos estará a partir de las 11:30 en la Fira del Comerç de Nadal de l'Eliana, en el stand de la librería-papelería Ofiprint.

La etiqueta LGTB

¿Pero es Óscar Hernández un escritor LGTB como pretenden algunos? “Hay dos referencias de la literatura gay en España y una es El viaje de Marcos. Yo soy homosexual, he tocado el tema en tres de mis libros, que además han salido en editoriales vinculadas al colectivo… aunque por encima de todo soy escritor y punto”, afirma con una sonrisa.

Lo cierto es que en sus libros hay sexo, pero sobre todo hay personas. No hay que estar pendiente de los genitales de los protagonistas en sus historias, en las que de lo que de verdad se habla es de amor, de miedo, de fragilidad, de alegría, de frustraciones. Sus personajes son seres humanos de ficción que, como los del mundo real, se enamoran. Unas veces de personas de su mismo sexo y otras no.

En estos momentos Óscar sigue embarcado en otros proyectos. Por un lado está La reina de Ichnusa, que saldrá en 2017 de la mano de la editorial Funambulista, y que transita entre la novela política y el policíaco, sin perder de vista la novela histórica. Y también prepara, con un amigo, un libro sobre uno de los grandes maestros del cine, una de sus pasiones, mitad ficción mitad ensayo. Y mientras, pensando en nuevas historias que un día se pondrá a escribir.


Noticias relacionadas

Foto: ANDERSEN ULF/SIPA
MATERIAL FUNGIBLE

El libro que hubiera querido escribir

Con el primer café, leí la entrevista a Annie Ernaux, un nombre que solo me sonaba de algunas cubiertas, de vagas referencias, o familiar quizás por ese apellido francés que tiende a confundirse con tantos otros. Y me embaucó su retórica del fracaso, o del antiéxito, del trabajo laborioso por contar las historias de posguerra, su tenacidad por relatar su vida, la importancia de la escritura, su condición de mujer y obrera, aunque viviera a las afueras de París en una urbanización sin historia.

SILLÓN OREJERO

Arthur Koestler en el Artíco: I+D en los años de la Gran Depresión

Por  - 

"La estructura anárquica de una sociedad en la que unos tienen la fantasía y otros disponen del talonario de cheques provoca que el progreso de la humanidad se asemeje ya a ese clásico juego de mesa en el que el número de casillas que avanza cada participante depende de la suerte con el dado". Así describió el periodista Arthur Koestler las políticas de I+D en su época, que por lo que se ve no han cambiado mucho. Toda vez, la primera base mundial de lanzamiento de cohetes, de la que salió Von Braun, contó el periodista, dependía del patrocinio de una fábrica de sombreros.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email