GRUPO PLAZA

 se ha perdido más de la mitad de la cosecha y los costes de producción han aumentado un 40%

La lucha del sector agrícola para salvar el caqui: una fruta única que pierde rentabilidad 

13/11/2022 - 

VALÈNCIA. El caqui atraviesa uno de sus momentos más delicados. El aumento de los costes de producción y la caída abrupta de la cosecha han propiciado la falta de rentabilidad de la fruta, una tendencia que viene desde hace años y que preocupa a los profesionales del sector agrícola. Ahora, luchan para poner en valor este producto local y conseguir herramientas que garanticen su supervivencia.

El responsable de la sectorial del caqui de La Unió Llauradora, Daniel Carbonell, afirma que en un año normal se producen 400.000 toneladas en la Comunitat Valenciana, mientras que este 2022 no tienen la certeza de si se llegará a las 200.000.  Por su parte, el vicepresidente de AVA-ASAJA, Bernardo Ferrer, estima una pérdida del 65% de la cosecha. Unas malas cifras derivadas en gran parte de las condiciones climáticas -las heladas tardías de primavera- y la falta de medios para hacer frente a las plagas, como el cotonet o la negrilla. 


También ha habido un encarecimiento de los costes, disparados a raíz del conflicto entre Ucrania y Rusia. Según indica Bernardo Ferrer: "El precio para el cliente solo ha aumentado 10 o 15 céntimos, teniendo en cuenta que ha habido un 40% más de costes de producción", por lo que la ligera subida en la venta no compensa. A todo esto, se suman además las problemáticas del abandono de tierras, la falta de relevo generacional, el envejecimiento del sector o la rivalidad con productos extranjeros; unas flaquezas que reflejan la crisis de la agricultura valenciana.

Fruta de calidad

La variedad Rojo brillante, dura y no astringente, propia de la comarca de la Ribera, se impulsó de forma frenética hace 20 años con gran éxito, convirtiéndose en uno de los alimentos de referencia en la Comunitat y en el panorama nacional. ¿Cómo puede ser que ahora, dos décadas más tarde, luche para no desaparecer?

"No nos compensa producir caqui en estas condiciones. Es una lástima porque es una fruta que tiene futuro, es potente y es de las últimas de temporada que quedan. Los consumidores tienen que esperar, no como con el resto que están en el super en cualquier momento del año. Es una gran ventaja porque no se cansan", expresa Daniel Carbonell, responsable de la sectorial de La Unió.

De hecho, la Comunitat domina el 90% de la producción y comercialización europea, un mercado del que forman parte "más de 400 millones de personas". No obstante, en el continente, no conocen el caqui más de un 40%, tal y como destaca Bernardo Ferrer. Por ello, el vicepresidente de AVA-ASAJA asegura que aún queda "muchísimo desarrollo". Episodios como el veto ruso de 2014 o el Brexit de Inglaterra favorecieron ese desconocimiento, puesto que la entrada del caqui en países europeos se complicó. 

Necesidad de promoción y ayuda estatal

Ante estos desafíos, Ferrer defiende la necesidad de crear una interprofesional"La Denominación de Origen tiene unas potestades geográficamente limitadas, solo puede actuar sobre la comarca donde está establecida, mientras que una interprofesional tiene ámbito estatal". Así, considera que miembros de la rama de la producción y de la comercialización deben aunar esfuerzos para llevar la promoción a otro extremo, regulando y marcando las estrategias del mercado. "Para conseguirla debe haber consenso, organización y una visión común porque lo que es bueno para uno es bueno para todo el sector", añade.  

Foto: AVA-ASAJA

Tanto Ferrer como Carbonell consideran que es esencial el apoyo de la Administración, especialmente en el fomento del comercio de proximidad. Además, desde AVA-ASAJA, aseguran que han pedido al Consell que dote de una partida presupuestaria para que ayude a la no discriminación de los caquis frente a los cítricos, una promesa que esperan que sea realidad en unos meses. 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, acudió a la presentación de la campaña de promoción 2022 del Consejo Regulador de la D.O. Kaki de la Ribera del Xúquer, donde aseguró que el Consell dará su apoyo "a través de toda las líneas de ayuda posibles" para favorecer la promoción.  Por su parte, Vicente Mompó, portavoz del PP en la Diputació de València, también se ha pronunciado recientemente sobre esta cuestión. Según ha afirmado, su grupo pedirá en el próximo pleno que la Diputació inste a la Generalitat a crear planes de empleo extraordinarios "para dar alternativas laborales a los trabajadores que se dedican al caqui y que este año, por la caída de la producción, se encuentran desempleados".

"Necesitamos que los políticos se sienten con el sector, la lucha de un agricultor solitario en el campo no hará nada; es muy complicado", insiste Daniel Carbonell, quien confía en que, con ayuda, la gente pueda ganarse la vida produciendo caqui. Será necesario el trabajo y esfuerzo de toda la sociedad para reactivar un negocio que marca la vida de cientos de familias y una fruta que forma parte de la historia, cultura y economía de nuestro territorio; una joya en retroceso que todavía está a tiempo de salvarse. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme