X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista a la concejala de gestión de recursos y personal de València

Luisa Notario, sobre el Pla Edificant: "Más rápido era imposible"

5/09/2019 - 

VALÈNCIA. Luisa Notario (Leeds, Reino Unido, 1968) fue una de las revelaciones en las primarias de Compromís en la ciudad de València consiguiendo la novena plaza en la candidatura. Los resultados electorales -diez ediles- le han permitido acceder al gobierno municipal. Asesora de Sergi Campillo en áreas de calado como Personal o Contratación el pasado mandato, conoce al dedillo el funcionamiento interno del Ayuntamiento de València, lo que la convierte en un activo importante de la formación del guiño. No en vano sus concejalía están llenas de retos.

Notario admite que el pasado mandato "había una falta de experiencia como gobierno", aunque aclara que muchos miembros ya habían formado parte de la corporación y conocían bien su funcionamiento. Uno de los principales proyectos que deberá gestionar es el Pla Edificant de la Generalitat Valenciana para la construcción y rehabilitación de colegios. De las 21 obras de la primera fase, ya han empezado 12 año y medio después de que se pusiera en marcha el plan. "Nos gustaría que todo fuera mucho más rápido, pero los ritmos de la administración son los que son", lamenta, para añadir sobre los retrasos en la ejecución que "más rápido era imposible".

Quizá algo en lo que convengan tanto gobierno y oposición es en la falta de personal en la administración municipal, especialmente en el cuerpo de Policía Local. Notario acusa al anterior gobierno del PP de no convocar"ni una sola plaza de agentes de Policía Local" y de no utilizar la tasa de reposición que el Gobierno central les ofrecía para cubrir las jubilaciones y las bajas. Asimismo, lamenta que las procesos de oposición para agente son "larguísimos", lo que retrasa aún más las incorporaciones.

Otro reto: el de agilizar la contratación. La edil desvela que su prioridad en este campo es poner en marcha un Observatorio de la Contratación. "De momento estamos diseñando cuál será su función", explica, pero adelanta que se encargará entre otras cosas de "estudiar los canales para agilizar los procesos de contratación".

Sobre estas y otras cuestiones municipales, la edil de Gestión de Recursos y Personal conversa con Valencia Plaza en su despacho consistorial.

- ¿Qué cree que debe mejorar el Gobierno del Rialto respecto a lo que ha hecho en los últimos cuatro años?
- Estos cuatro años de mandato vamos a consolidar todas las políticas que hemos estado poniendo en marcha, que fueron atender las urgencias y las emergencias que la ciudad tenía en ese momento. Estos cuatro años nos van a permitir consolidar todas esas políticas. Por ejemplo, en mis competencias, es un trabajo de continuidad en realidad.

- De todos modos, el Ayuntamiento todavía arrastra problemas. Por ejemplo en personal. ¿Se podría haber hecho más en alguna o en algún área? Quizá por descoordinación o por falta de experiencia.
- En realidad, muchos miembros del equipo de gobierno del gobierno anterior ya estaban en la oposición. Evidentemente había una falta de experiencia como gobierno, pero sí que había una experiencia en cuanto a conocer la administración y funcionamiento de la administración.

- Al principio de mandato se ha levantado polvareda por el reparto de las dedicaciones parciales. La ley establece que tienen que repartirse ocho dedicaciones parciales, y el gobierno municipal ha decidido repartirlas sólo entre la oposición. Ha sido muy criticado.
- Las dedicaciones parciales se dedican a la oposición porque los concejales que somos de gobierno tenemos una responsabilidad que ellos no tienen, que es la de gobernar. No podemos tener una dedicación parcial. No tendría ningún sentido. Además, esto no es algo que se ha hecho en el Ayuntamiento de València; es una práctica habitual. De hecho, en el pleno, sin ir más lejos, le recordé a María José Català (PP) que siendo ella alcaldesa de Torrent, dedicó todas las dedicaciones parciales a los concejales de la oposición.

- Pero el pasado mandato estas recayeron sobre el gobierno. Y se aprobó que los concejales de gobierno con dedicación parcial tuvieran un complemento que les hacía cobrar al final el 100% del salario. Era un complemento que no estaba recogido en la ley y que ahora no se no se ha aplicado a los nuevos concejales ¿Por qué los concejales con dedicación parcial ahora no pueden tener ese complemento que sí que se aplicó?
- Hay que tener en cuenta también que estamos hablando de que los concejales con dedicación parcial están cobrando 63.000 euros al año, el 75%. El 75% que además se ha calculado sobre el máximo que hemos podido, el máximo que nos permite la ley: sobre el sueldo del alcalde. Estamos hablando de las dedicaciones parciales como si fueran a tener un sueldo que no les permite realizar su trabajo con dignidad. Y yo creo que un sueldo de 63.000 euros permite hacer un trabajo con mucha dignidad, porque hay gente que está en la calle, que trabaja jornada completa y no gana ni la mitad

- Sin embargo el 75% no se aplicó a los concejales con dedicación parcial el pasado mandato, que cobraron el 100%.
- No sé por qué se hizo en aquel momento, porque yo no estaba. No estuve en las negociaciones ni era regidora en aquel momento. Yo no sé cuál fue la razón ni cómo se hizo en aquel momento. Yo lo que sí que te puedo decir es cómo se ha hecho ahora, que es cuando es mi responsabilidad. Y creo que hemos sido muy generosos porque estamos hablando de una diferencia entre un parcial y una dedicación exclusiva de 5.000 euros al año.

- Usted se encargará ahora de coordinar el Pla Edificant. ¿Se ha seguido el ritmo que se esperaba inicialmente?
- Hay que tener en cuenta que el decreto del Pla Edificant se aprobó en octubre de 2017. Ahora mismo, un año y medio después prácticamente, ya hemos empezado las 12 obras de ese paquete de 21 de esta primera fase. Nos gustaría que todo fuera mucho más rápido, pero los ritmos de la administración son los que son. Hay que tener en cuenta la Ley de Contratación del Sector Público que entró en vigor en marzo de 2017 y que ha introducido unos mecanismos de control y de transparencia que todavía ralentizan más todos los procesos. Y en el caso concreto del Pla Edificant, al ser unas competencias delegadas de la Conselleria, la tramitación administrativa es aún más larga. Los ritmos han sido los que tocaban, evidentemente, que son los ritmos que marca la administración. Por otra parte, el personal técnico está trabajando literalmente a destajo para poder sacar todos los proyectos lo más pronto posible.

- Inicialmente Campillo dijo que a finales de 2018 estarían las obras de rehabilitación. ¿Se creía que esto iba a ser más rápido, pero se ha visto después que no podía ser así?
- Claro. La tramitación administrativa es larguísima. Y hay que tener en cuenta también los tiempos que necesitan los técnicos y las técnicas para la redacción de memoria, redacción del proyectos básicos, redacción de proyectos de ejecución, etcétera. Más rápido era imposible.

- El Ayuntamiento tiene carencias importantes de personal en muchos servicios. ¿Cuáles son las áreas que más requieren personal que se ha ido perdiendo todos estos años?
- Sin lugar a dudas, la Policía Local. Aquí entran en juego varias cosas. En primer lugar, el Partido Popular en sus últimos diez años no convocó ni una sola plaza de agentes de Policía Local, con lo que ni siquiera utilizaron la tasa de reposición que el Gobierno central les ofrecía para cubrir las jubilaciones y las bajas. En segundo lugar, todas las situaciones que nos hemos ido encontrando a lo largo de este tiempo: la nueva Ley Autonómica de Policías Locales, que ha permitido la posibilidad de la jubilación anticipada. Eso está haciendo que se jubile anticipadamente mucha Policía Local. 

Y luego, por otra parte, los procesos de las oposiciones son larguísimos.  La Policía Local hace 8 pruebas y a continuación realizan un curso de formación, lo cual ralentiza muchísimo la incorporación de los policías de las ofertas de empleo público que nosotros hemos ido aprobando desde 2016. En 2016 fueron 30, en 2017 fueron 40 y en 2018 han sido 50, más las jubilaciones que se produzcan en el año 2019. A pesar de todo, los de 2016 ya se han incorporado y los de 2017 hacen en septiembre la séptima prueba. Y además, en el último pleno aprobamos las permutas. Eso nos permite que entren policías en activo.

- ¿Se intentarán aprobar más permutas de este tipo o hay alguna limitación?
- Lo que ocurre es que la permuta es un sistema de provisión extraordinario. No se puede utilizar como un procedimiento habitual. Entonces nosotros fijamos una limitación para que la permuta no fuera un procedimiento ordinario de entrada de policías.  Y luego también nos hemos encontrado con la sentencia del Tribunal Supremo que ha prohibido a los ayuntamientos tener policías locales en interinidad. Nosotros tenemos 61 que habían entrado entre febrero y mayo y se tendrán que marchar antes del 31 de diciembre

- ¿Se prevé aprobar más oposiciones de policía en los próximos años?
- Nuestra intención es incluir en todas las ofertas de empleo público plazas de policías y de bomberos. De hecho, ya lo hemos hecho hasta ahora.

- El Servicio de Contratación se parece a un embudo porque el resto de servicios acuden a él. ¿Se está estudiando crear un servicio jurídico propio de cada área para agilizar la elaboración de pliegos, etcétera?
- Esto fue una idea que surgió en el mandato anterior. Lo que hizo Sergi fue reestructurar el Servicio de Contratación porque cuando nosotros entramos no había circuitos diferenciados para cada tipo de contrato. Y lo que hicimos fue crear una sección nueva de tal forma que cada una de las secciones se encarga de canalizar un tipo de contrato diferente para que el proceso sea mucho más ágil. Y evidentemente lo es, teniendo en cuenta la cantidad de contratos que hemos gestionado en 2018, por ejemplo.

- Y respecto a lo que le he planteado, ¿se está estudiando para hacer este mandato o se ha dejado aparcado?
- Ahora mismo en Contratación mi primera prioridad es poner en marcha el Observatorio de Contratación. De momento estamos diseñando cuál será su función.

- ¿Y cuál es la idea que llevan para este organismo?
- El Observatorio de Contratación también se encargará, entre otras cosas, de estudiar los canales y las vías para agilizar los procesos de contratación.

- ¿Se quieren revisar algunas contratas como la de limpieza, del agua, etcétera?
- Para eso ya se aprobó en los últimos meses de su mandato una instrucción de contratación de cláusulas sociales, medioambientales y demás. Y dentro de esa instrucción se establecieron una serie de pautas para poder revisar que las contratas cumplen con todo.

- Este mandato se encargará también el alumbrado público. ¿Va a continuar con la política del LED?
- Sí. En el mandato pasado pedimos una subvención de cuatro millones de euros al IDAE, el Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía y cambiamos todos los que eran las bolas de los jardines. Era la iluminación más contaminante que existía en ese momento. Y entonces eso nos ha permitido que con todos los ahorros que hemos conseguido durante estos cuatro años, que han sido 14 millones y medio de euros, que es mucho dinero, nos ha permitido hacer otras actuaciones en paralelo para ir sustituyendo la iluminación y hacer que Valencia tenga un alumbrado sostenible, ya que era una de las ciudades con mayor contaminación lumínica de Europa.

- El Tribunal de Recursos Contractuales paralizó la licitación del alumbrado público porque se exigía la subrogación del personal y dijo que no se podía exigir eso en los pliegos. ¿Qué fórmula van a utilizar para solucionarlo?
- Lo que ocurre es que según la Ley de Contratos se puede incluir la subrogación y hay que remitirse a lo que dice convenio colectivo.  Nuestra voluntad era la subrogación y lo incluimos en los pliegos, pero el Tribunal de Recursos Contractuales nos lo ha tumbado porque evidentemente dice que en el convenio colectivo no está recogido.

- ¿Y qué van a intentar incluir en los nuevos pliegos para hacer que este personal siga en su puesto?
- Poca cosa podemos hacer después del fallo del Tribunal. Al final irá en función de la buena voluntad de las nuevas contratas. Se trata de personal con experiencia, con formación y que conoce perfectamente la situación del alumbrado de esta ciudad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email