Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

Mamá, quiero ser frugal

27/07/2020 - 

Mamá,

Espero que estéis bien. Te escribo mientras vuelvo a casa desde La Haya. Como te dije, tomé unos días para visitar los Países Bajos y desconectar un poco con mi amiga Adriana. Visitamos juntos Breda y el parque nacional de Biesbosch, en Dordrecht. ¡Estoy seguro de que te encantaría! Después, fuimos ya para Rótterdam y hemos terminado en La Haya, ciudad europea de paz y justicia.

Precisamente, ahora en el tren venía leyendo las noticias del fin de semana. En Twitter, que es donde nos informamos en estos tiempos. Supongo que lo habrás visto, lo del Consejo Europeo: parece que al final lo han aprobado. 1,8 billones de euros entre el fondo de recuperación y el presupuesto de los próximos siete años.

Como te dije, es una buena noticia. Básicamente, el acuerdo estaba bloqueado porque un grupito de países ricos a los que ahora llamamos "frugales" no querían que volviésemos a molestar con nuestras cosas de pobres. Lo de pedirle a Europa que sea solidaria y que arregle un poco el mercado, que lo tiene patas arriba.

Es un poco lo de siempre, mamá. Quizá cambia que la mala ya no es tanto Merkel. ¿Te acuerdas de la austeridad, de los recortes, de la troika...? Pues ahora quien lidera el discursito de bajar pensiones y de trabajar más es el primer ministro holandés, Mark Rutte. Resulta que el amigo se ha montado un club VIP donde solo entran Austria, Suecia, Dinamarca y, a veces, también Finlandia o algún que otro estado que se cuela de estrangis por el cuarto de basuras.

Lo que dicen estos frugales es que nada de deuda, de déficit público o de no pagar. Que vayamos pasando por caja. En realidad, lo que querían para el Fondo de Reconstrucción era prestarnos dinero otra vez. Así, los del sur les volvemos a financiar de lo lindo: con nuestros intereses, la liquidez de sus bancos aumenta y por tanto pueden bajar las tasas de interés a sus clientes. Ellos viven mejor, y nosotros ya tal.

Pero es que además, la Tax Justice Network calcula que Holanda le roba a España unos 1.000 millones de euros cada año. ¡Mil millones! ¡Al año! En realidad, roba a todos los europeos y europeas, pero es un robo legal: lo que hacen es bajar los impuestos por debajo del 5% a las grandes multinacionales y convertirse así en un cuasiparaíso fiscal permitido. Un cuasiparaíso fiscal muy bonito, eso sí. Las ciudades limpísimas, los parques verdísimos, el transporte modernísimo. Todo ísimo.

Hay que reconocer que invierten bien nuestro dinero, estos holandeses. Y visto lo visto, yo ya no sé si quiero instrumentos fiscales comunes para regular el mercado, impuestos europeos o tasas a las grandes empresas que emiten CO2. La verdad que cada día cuesta más de explicar, y de entender, esto del proyecto de la UE. Si esto es a lo que Europa llama paz y justicia, entonces, mamá, quiero ser frugal. Pero vamos, que mi fin de semana, maravilloso. En fin, cuidaos mucho.

Adrià Sisternes es miembro de JovesPV-Compromís y asesor del grupo parlamentario de European Free Alliance

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email