X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Más de 15.000 valencianos con movilidad reducida no salen nunca de casa

19/06/2019 - 

VALÈNCIA (EP). Un 69% de los valencianos con movilidad reducida precisan de ayuda para salir de sus casas y más de 15.000, un 5 por ciento, no lo hacen nunca, principalmente por falta de accesibilidad del inmueble en el que residen.

Así, se desprende del estudio 'Movilidad reducida y accesibilidad en el edificio' elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios en colaboración con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) con el objetivo de conocer la situación en la que viven los 306.900 valencianos que tienen movilidad reducida 1.

De acuerdo con el informe, un 39% de este grupo social en la Comunitat Valenciana pasa muchos días sin salir de casa, principalmente por la falta de accesibilidad del inmueble en el que residen. De hecho, el 29% considera que si su edificio estuviera más adaptado a sus necesidades saldría con más frecuencia de casa, un porcentaje que aumenta en el caso de las personas con movilidad reducida que residen en edificios sin ascensor.

Al respecto, la directora de la Fundación Mutua de Propietarios, Laura López Demarbre, ha constatado que en ocasiones, el hogar se convierte en "una cárcel" para las personas con movilidad reducida dada la dificultad para poder entrar o salir. "Hay personas que se encuentran prisioneras en su propia casa por la falta de accesibilidad en su propio edificio", ha señalo

Por ello, el presidente de COCEMFE, Anxo Queiruga, ha recalcado que "es imprescindible que las personas con discapacidad seamos autónomas para que podamos participar en igualdad de condiciones y ejercer nuestro derecho a la educación, al empleo o al ocio".

El estudio desvela que un 62% de los encuestados valencianos tiene problemas de movilidad sin ser usuarios de silla de ruedas, bien porque utilizan algún tipo de sistema de apoyo (muletas, bastón, andador) o simplemente porque tienen una deambulación de forma inestable; y que el 35% utiliza silla de ruedas manual o eléctrica.

La normativa vigente atribuye a las comunidades de propietarios la responsabilidad de garantizar la accesibilidad en el edificio. En este punto, el estudio detecta que las comunidades con mayor número de vecinos son los que, en menor medida, han realizado acciones en favor de la accesibilidad.

Al respecto, López Demarbre ha señalado que este dato "pone de manifiesto la complejidad que representa solicitar ayudas en edificios con un número elevado de vecinos, que no siempre están sensibilizadas con los problemas de movilidad reducida", afirma .

Fondo estatal de accesibilidad

Por este motivo, la Fundación Mutua de Propietarios y COCEMFE reclaman la creación de un Fondo Estatal por la Accesibilidad Universal, haciendo hincapié en que "es imprescindible que se establezcan ayudas específicas para afrontar obras de accesibilidad que garanticen el derecho a una vida independiente".

Según un estudio anterior de la Fundación Mutua de Propietarios, sólo un 0,6% de los 9,8 millones de los edificios de viviendas en España cumplen los criterios de accesibilidad universal para personas con movilidad reducida o discapacidad.

Las carencias en materia de accesibilidad de los inmuebles han provocado que un 21% de las personas con movilidad reducida en la Comunitat Valenciana haya tenido que cambiar alguna vez de domicilio por este motivo.

En concreto, las escaleras provocan que el 80% de estas personas no puedan moverse de manera libre, seguidas del acceso a la calle al portal (36%), o el mismo portal (29%). Además, las principales mejoras que se harían son la instalación de un ascensor, entre quienes no tienen, y puertas automáticas.

Para tratar de solventar esta situación, los principales recursos utilizados por los valencianos con movilidad reducida son la ayuda de familiares y amigos (72%). Asimismo, un 17% cuenta con personal profesional de apoyo y un 22% recibe ayudas económicas, mientras que un 9% asegura que no dispone de apoyo.

Asimismo, las nuevas tecnologías también están jugando un papel positivo: un 48% asegura que las utiliza para sus gestiones y un 19% para realizar compras por internet. No obstante, hay una brecha digital que afecta a los mayores de 60 años y a quienes viven en zonas geográficas con servicios digitales menos desarrollados.

Sentirse mal con uno mismo

El estudio establece también una clara relación entre la falta de autonomía y el estado de ánimo: un 63% de las personas con movilidad reducida se sienten mal con ellas mismas, una percepción más acentuada entre las personas mayores de 70 años quienes, además, son las que en mayor medida afirman quedarse muchos días sin salir de casa.

En términos de ayudas económicas a la accesibilidad, solo un 10% de los edificios que cuentan con personas con movilidad reducida manifiestan haber recibido alguna ayuda para mejorar su accesibilidad.

Sin embargo, un 30% de las consultados asegura haber pedido a la comunidad de propietarios alguna adaptación, de las cuales, se han atendido poco más de la mitad.

Noticias relacionadas

Foto: KIKE TABERNER
el muro

Turistas en bicicletas

Esta ciudad ha entrado de lleno en un nuevo modelo de movilidad. Pero tiene también sus carencias. Mucha normativa interna mientras los turistas campan a sus anchas sobre aceras o contradirección en bicicleta o patinete

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email