GRUPO PLAZA

director del museo del prado

Miguel Falomir: «Decir que somos un museo machista es un sinsentido»

La mejor pinacoteca de España, y una de las más completas del mundo, tiene a su frente al valenciano Miguel Falomir. Experto en Tiziano y enamorado de Joan de Joanes, de él depende el futuro de una institución que crece en salas... y en Instagram

13/02/2021 - 

VALÈNCIA. Entrevistar al director del Museo del Prado, el valenciano Miguel Falomir Faus, ha sido casi misión imposible. Si a su día a día no le falta de nada, en los últimos tiempos ha tenido que añadir algunos extras por todos conocidos: la covid-19, el museo cerrado durante la cuarentena, adopción de nuevas medidas de activación del museo… Esta entrevista comenzó en abril de 2020, cuando el director se hallaba recluido en casa, sufrió un parón por el acúmulo de gestiones burocráticas de Falomir, luego el verano, la vuelta a una pseudonormalidad… Y han sido las vacaciones navideñas las que han permitido cerrarla, en la que nos llevamos al director del Museo del Prado hasta su infancia.

Miguel Falomir tuvo una niñez feliz que transcurrió a caballo entre Cuenca y València. Nació en el antiguo hospital La Cigüeña de València; le bautizaron en la iglesia de San Pascual Bailón y a los dos años se marchó a Cuenca porque a su padre le destinaron allí —era funcionario—. Regresó al cap i casal a los diez años, donde su vida transcurrió, como él dice, «entre quinientos metros»: la familia —matrimonio y cuatro hijos— vivía en la calle Álvaro de Bazán; estudió en los Escolapios de Micer Mascó y, ya de más mayor, estudió Historia del Arte en la Universitat de València. 

Y si entonces ya era (y es) difícil para un historiador del Arte vivir de la investigación o conseguir una plaza en el CSIC en Madrid, más soñar con dirigir un museo como el Prado, probablemente la mayor pinacoteca de arte clásico del mundo. Tanto es así que en 1989 esa idea ni tan siquiera se le hubiera pasado por la cabeza. Hubiese sido como soñar con un imposible. Pero finalmente, en 2017 es nombrado director del Museo Nacional del Prado, cumpliendo con el sueño más difícil de todo historiador del Arte.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Actualmente Miguel Falomir reside en Madrid junto a su esposa y sus dos hijos. Ha convertido su pasión en oficio pero también le gusta disfrutar de la vida y cuando el trabajo —y la covid-19— se lo permiten, le encanta participar del ocio urbano, ir al cine o al teatro, quedar con amigos o escaparse por los alrededores de Madrid. Reconoce que visita València menos de lo que debiera y si tiene que disfrutar de una obra de arte, él tiene su predilecta. 

* Lea el artículo íntegramente en el número de febrero de la revista Plaza

Noticias relacionadas

ROBERTO IVÁN CANO
ROBERTO IVÁN CANO
ya a la venta el número de enero

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, portada de la revista Plaza

Por  - 

Sin duda, el nombramiento de Diana Morant como ministra de Ciencia e Innovación cuando ejercía como alcaldesa de Gandia fue una de las grandes sorpresas de la última remodelación del Gobierno de Pedro Sánchez. En esta entrevista explica cuáles son sus principales desafíos. Además, visitamos InTempo, el nuevo (y polémico) gran rascacielos de Benidorm, nos adentramos en el mundo de los 'Grief Bots', analizamos cómo está cambiando el mundo del I+D+i en el mundo de la cultura... y mucho más

Arquitectura

InTempo: Así es por dentro el nuevo diamante de Benidorm

Por  - 

Se proyectó antes de estallar la burbuja y abre con las últimas restricciones por el coronavirus. Desde hace unas semanas la torre InTempo acoge sus primeros inquilinos tras un proceso de catorce años. Unos días antes, Plaza entró, y también visitó la oficina de Pérez-Guerras Arquitectura, mentores de un proyecto que ha convertido el turismo de Benidorm en especulación financiera

EL DEDO EN EL OJO

La aldea valenciana de Vox

Por  - 

Vox es Vox. En Madrid y en toda España. Sus líderes están en Madrid y no necesitan barones autonómicos o provinciales, aunque haberlos, haylos. Eso sí, pasan desapercibidos para el gran público

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email