GRUPO PLAZA

Viure ciutat vella

Nace una asociación en Ciutat Vella y engrosa el frente 'pro-ocio sostenible'

8/05/2019 - 

VALÈNCIA. (VP) Crece el llamado frente 'pro-ocio sostenible' en la ciudad de València. Lo que parece ser una tercera vía entre las asociaciones vecinales que piden restricciones severas a la hostelería y aquellos que abogan por mayor desregulación del sector. Ya ocurrió en Ruzafa, donde la asociación Convivir Russafa, formada por hosteleros, comerciantes y vecinos, inició su andadura el pasado otoño. Ahora, Ciutat Vella, otro de los barrios donde más ha sonado el conflicto de las terrazas y el ruido, tendrá una plataforma similar: Viure Ciutat Vella.

Viure Ciutat Vella. Associació Veïnal i de Comerç, recientemente constituida, se presenta oficialmente este miércoles en un acto abierto a la sociedad valenciana. Se define como "un colectivo que nace con la intención de promover la actividad cultural y el patrimonio del centro histórico de Valencia; así como para promover el desarrollo de unos barrios vivos en los cuales sea compatible la residencia vecinal con la actividad económica, basada en un comercio, artesanía y hostelería tradicional, que garantice un ambiente social dinámico, sostenible y respetuoso".

Su intención, explica la entidad en un comunicado, es reivindicar el papel del comercio y la hostelería en la rehabilitación y renacimiento de los barrios de Ciutat Vella y, al mismo tiempo, fomentar la cultura de la mediación e interlocución entre vecinos y comerciantes como único medio para garantizar un espacio público compatible con el descanso.

Desde el colectivo aseguran que, en los últimos años, el incremento de las viviendas turísticas, del botellón, los lateros y la escasa planificación política para afrontar estos desafíos han provocado la desaparición paulatina de comercios históricos, la subida desproporcionada del precio del alquiler y la vivienda y el incremento de la suciedad en el distrito. A todo ello, insisten, se suman los problemas de movilidad y las diferentes medidas restrictivas que afectan al sector hostelero y que repercuten directa e indirectamente en la riqueza económica y social de los barrios de Ciutat Vella.

Ante esta situación, el colectivo recalca que “existe un malestar generalizado en el vecindario y el tejido comercial tradicional, unido a la sensación de no disponer de un interlocutor válido que sirva de puente entre los diferentes colectivos implicados (vecinos, comerciantes y hosteleros) y los diferentes estamentos políticos, provocando así una sensación de desamparo y frustración”.

Desde la asociación, insisten en que como vecinos y trabajadores de Ciutat Vella “nos vemos en la obligación de tomar la iniciativa y dotar a nuestro barrio de una herramienta que propicie el entendimiento y defienda los valores históricos de la zona, sirviendo además de instrumento para trasmitir nuestras inquietudes a los diferentes dirigentes políticos”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email