X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 16 de febrero y se habla de valència accidente Rafael Blasco itv abogados Mariano Durán ALQUILER
GRUPO PLAZA

el tintero / OPINIÓN

Ni progresa ni adecuadamente

Foto: KIKE TABERNER

La semana pasada, entre los múltiples actos de alcance nacional que se celebraron en Valencia, se desarrolló el 46 Congreso de la Educación Concertada con interesantes ponencias y preocupantes ausencias, demostrando entre otras cosas muy mala educación

14/11/2018 - 

Aún recuerdo las cartillas de las notas y evaluaciones en mis primeros años de colegio donde aparecía una calificación con las siglas P.A. [Progresa Adecuadamente], con los años todo ha ido modificándose, como es lógico y ahora mismo no creo que exista tal acrónimo. Pero si tuviéramos que valorar o calificar a nuestros gobernantes autonómicos y nacionales en relación a su trabajo como gestores y “protectores” de nuestro sistema educativo, podríamos decir que ni progresan ni realizan su trabajo de manera adecuada, al menos para logar un sistema serio y riguroso que promueva los valores necesarios para formar a los niños y jóvenes. Especialmente sangrante el plante que el representante de Compromís dio a los organizadores del Congreso sobre la educación concertada, la Confederación Española de Centros Educativos. Inadmisible.

Nuestro sistema educativo cuenta con grandísimos profesionales, con profesores, investigadores, catedráticos y demás personal que en muchas ocasiones –espero que la mayoría–, desarrollan su profesión por una clara vocación de transmitir conocimiento, de compartir experiencias y por supuesto de seguir aprendiendo junto a sus alumnos. Por ello, nuestros políticos deberían mostrar más seriedad y objetividad, escuchando y atendiendo a los técnicos y profesionales del mundo de la educación y no pretendiendo dominar y politizar la educación desde la más tierna infancia. En las últimas semanas las noticias no son nada halagüeñas, un nuevo cambio del sistema educativo a nivel nacional para rebajar más cualquier tipo de exigencia y requisito que demuestre la adquisición de conocimientos por parte de los estudiantes, un exceso total a la hora de valorar el conocimiento de las lenguas autonómicas que supera con creces el de obtener un doctorado en muchos territorios españoles, algo que a cualquier persona medianamente sensata debe provocar bochorno y rechazo.

Recupero la idea de los valores educativos que no deberían estar constantemente en tela de juicio, principalmente por parte de los líderes políticos de izquierda que viven de alimentar la idea del “a río revuelto, ganancia de pescadores”, pretenden que la ignorancia se generalice para así disponer de una sociedad más pueril y fácilmente manipulable. Por ello creo que es bueno enumerar algunos valores que deben ser respetados y fomentados. Tomaré como ejemplo los que el profesor del Departamento de Economía de la Empresa de la Universidad Carlos III de Madrid, Amalio Rey enumera en uno de sus interesantes artículos. Este docente ha fundado eMOtools, una organización que se dedica a la investigación, formación, consultoría y curación de contenidos sobre innovación.

Foto: KIKE TABERNER

Los valores son los siguientes: cultivar el conocimiento y dice textualmente “el conocimiento es la materia prima que alimenta el horno de las competencias”; entrenar la memoria, una de las cosas que se devalúan desde la nueva pedagogía; potenciar y enriquecer la figura del maestro, no confundir con paternalismo, pero sí con el lado humano que no pueden ofrecer nunca las tecnologías; reconocer la cultura del esfuerzo, las personas y también los alumnos no sólo tenemos derechos sino también deberes. Este punto en Valencia nos suena bastante gracias a Juan Roig que lo ha convertido en el lema del Valencia Basket y así luce en sus camisetas.

Pero no acaba aquí, el profesor sigue enumerando los principios que deben regir una educación de excelencia. No renunciar a las evaluaciones, vaya, una de las cosas que la nueva ley pretende eliminar; recuperar a la escuela como un espacio físico con una connotación especial, un buen colegio debe generar criterios de equidad y por qué no decirlo, también de uniformidad (el uniforme, otro gran invento que suele ser centro de críticas); aprender por aprender, no sólo por practicidad sino para adquirir cultura y desarrollar una sensibilidad que te permita moverte en el mundo.

Los últimos aspectos que se resaltan son, poner más foco en lo esencial, menos dispersión, esa velocidad e hiperactividad a la que nos lleva el mundo de las tecnologías muchas veces es contraproducente. Me viene a la memoria lo que siempre dice Agustín Peralt, creador del Método FASE que resalta la idea de evitar la multitarea y centrarnos en lo realmente importante. Reinventar el acceso y placer por los libros, sin duda la clave que puede resumir todo es ésta, la lectura. Leer es la mejor y única forma de adquirir conocimiento.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email