X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Puig no confía en Oltra: Compromís sigue sin conocer los recortes por consellerias

5/10/2019 - 

VALÈNCIA. El detalle de dónde se han aplicado los recortes de 365 millones sobre el Presupuesto de la Generalitat es ya uno de los secretos mejor guardados del Botànic II. Información reservada que quizá no conozcan todas las partes que integran el Gobierno valenciano. O al menos eso parece a juzgar por las declaraciones que este viernes realizó su vicepresidenta, Mónica Oltra, tras el pleno del Consell. 

La portavoz del Ejecutivo y también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas aseguró a los periodistas que ella no disponía de más información que la nota de prensa del sábado que se les hizo llegar a los medios de comunicación. "Ustedes y yo tenemos la misma información en este momento", argumentó para más tarde añadir que sabía los ajustes que realizados en su cartera y que se habían remitido a la Conselleria de Hacienda, pero que desconocía los detalles de la totalidad de ese Plan Económico Financiero (PEF) que se ha enviado a Madrid para que el Ministerio de Hacienda desbloquee el extraFLA de -ahora- 365 millones. 

En concreto, Oltra se refería a un comunicado que hizo público Presidencia de la Generalitat en la que simplemente se notificaba que las retenciones de crédito -como denominan en Hacienda los recortes- se repartían de la siguiente manera en el presupuesto: Capítulo I de personal, 20 millones; Capítulo II de gastos de funcionamiento, 42,4 millones; Capítulo III de intereses, 1 millón; Capítulo IV de transferencias corrientes, 38,9 millones; Capítulo VI de inversiones, 118,6 millones; Capítulo VII de transferencias de capital, 133,4 millones; y Capítulo VIII de activos financieros, 10,4 millones.

No obstante, no profundizaban en qué afectaban estas partidas a las diferentes consellerias. No aclararon, por ejemplo, que en Educación Edificant se llevaría el grueso de los ajustes -57 millones-, que a FGV le corresponderían 34 millones de la totalidad de las retenciones, o que a la Conselleria de Vivienda se le realizaría un ajuste de 48 millones sobre el presupuesto para compra de vivienda para destinarla a alquiler social dado que los concursos para ello todavía no han sido convocados por el departamento que dirige Rubén Martínez Dalmau

Así, Oltra reconoció que desconocía por qué no se publicaba el PEF -"no sé si se están acabando de perfilar cuestiones técnicas"-, pero se mostró convencida de que finalmente se dará publicidad a su contenido porque el Consell del Botànic "se ha caracterizado hasta ahora por la transparencia y así seguirá siendo". Preguntada sobre si consideraba que era conveniente tener todos los datos sobre estos ajustes, la portavoz indicó que siempre "está bien tener la información".

Recelo en Compromís y Unides Podem

Las reticencias por parte de Hacienda a hacer público el documento final -cuya negociación causó tensión en el Botànic II-  han generado cierto recelo y falta de confianza respecto al departamento que dirige Soler desde las áreas que lidera Compromís y Unides Podem. Tanto los valencianistas como los morados aseguran desconocer el contenido detallado del PEF remitido a Madrid y, por tanto, no ponen la mano en el fuego sobre si los ajustes propuestos por sus departamentos y elevados a Hacienda son los que finalmente se han reflejado en el documento. 

De hecho, esta misma semana, fuentes de Podem aseguraban a Valencia Plaza que los ajustes trasladados desde la Conselleria de Vivienda a la Conselleria de Hacienda dirigida por Soler eran de 11 millones de euros. Sin embargo, fuentes consultadas por este diario garantizan que el tijeretazo a esta área del Gobierno valenciano es de 48 millones de euros. Una cuantía que se corresponde con el dinero correspondiente a la compra de vivienda para destinarlo a alquiler social. 

Fuentes conocedoras del detalle de este ajuste, explicaron a este diario que para ejecutar esta partida de aproximadamente 50 millones, Vivienda debía haber hecho pública a lo largo de este ejercicio la convocatoria para la compra de residencias. Algo que aún no se ha producido y que sirvió para que Hacienda asumiera que era una partida "inejecutable". 

La misma sensación de desconocimiento mostraron este martes desde Compromís; su portavoz en Les Corts, Fran Ferri, subrayó que solo conocía las cifras de las consellerias gobernadas por la coalición, pero no sabía si éstas eran las definitivas. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email