GRUPO PLAZA

panel de opinión

¿Están las bolsas europeas (y los inversores) preparadas para la subida de tipos del BCE?

16/05/2022 - 

De izquierda a derecha en la primera fila: Alejandro Martínez (Efe & Ene), Amparo Belenguer (Ibercaja), Antonio Aspas (Buy & Hold) y Antonio Jiménez (GVC Gaesco). En la segunda: Carlos Muro (Banca March), Christian Dürr (Ética Patrimonios), Eugeni Segarra (Nao SAM) y Francisco Varea (Edetania Patrimonios). En la tercera: Isabel Giménez (FEBF), Jesús Villegas (Renta 4 Banco), Luis Herrero (Singular Bank) y José Gregori (Welzia Management). Y en la cuarta: Ricardo González (GPM), René Bauch (gCapital Wealth Management), Sergio Serrano (Gesem AV) y Víctor Ruiz (Talenta Gestión)

VALÈNCIA. Analistas, operadores, gestores e inversores en particular tienen claro que la subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) es cuestión de tiempo. Poco tiempo. Y ello va a suponer un cambio de tendencia provocado, sin duda, por la crisis pandémica en primer lugar y por la invasión rusa sobre Ucrania en segundo.

La normalización de los tipos, que conviene recordar son negativos para la banca, llega en un momento donde la inflación se ha convertido en una seria amenaza. De ahí que a los bancos centrales no les quede otra que atacar esa vía aún a costa de ver mermado el crecimiento económico.

Para ofrecer una pluralidad de opiniones de cara a lo que va a suponer el endurecimiento de la política monetaria europea, tanto sobre las bolsas como sobre los bolsistas, este diario ha contactado con 16 expertos para conocer sus impresiones al respecto. A continuación sus respuestas:

Eugeni Segarra, gestor de inversiones de Nao SAM

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-El BCE se encuentra en una situación difícil: por un lado, tiene que ejercer presión sobre la inflación para que no se descontrole; y, por otro, que estas medidas no perjudiquen al crecimiento económico. El próximo dato de inflación será clave, pero por ahora el mercado está descontando dos subidas de 0,10 puntos básicos para la reunión de julio.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Si el dato de inflación es mayor de lo esperado y los agentes económicos creen que la respuesta del BCE será más agresiva, los mercados de acciones europeos experimentarán volatilidad; si bien, la tipología de los índices europeos -con menor peso en tecnología y más en empresas financiaras en comparación con los americanos-, puede hacer de colchón y proteger a los inversores algo mejor. Al mismo tiempo, el aumento de tipos abre la puerta a iniciar estrategias sencillas en los mercados de renta fija. En este sentido, un ejemplo sería comprar bonos gubernamentales de duraciones cortas como alternativa a estar en liquidez, en aquellos casos en los que incluso se está pagando por tener el dinero en cuenta corriente.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-El pequeño inversor debe tener clara cuál es su estrategia y que esta sea adecuada a su perfil de riesgo; es importante que sea consciente de que los mercados tienen un riesgo intrínseco y experimentan volatilidad, pero a su vez esto crea oportunidades en el medio plazo: elegir bien a las empresas desde un punto de vista financiero, pero también bajo los criterios ESG, es la clave. En este sentido, pensamos que en este entorno hay que buscar compañías con buen poder de precios, que puedan defenderse bien de la inflación -financieras, distribución y compañías de embalaje sostenible- y que nos pueda proteger de la volatilidad en un momento dado -farmacéuticas-.

Ricardo González, gestor de fondos de GPM

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-Después de las alzas de tipos por parte de la Reserva Federal de EE UU y el Banco de Inglaterra, el mercado ya descuenta que el BCE suba los tipos en el tercer trimestre de este año. Las presiones inflacionistas ocasionadas por los propios bancos centrales -por unas medidas de estímulo que se han demostrado desproporcionadas durante la pandemia- obligan ahora a los mismos organismos a tomar medidas restrictivas con el fin de tratar de controlarla.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Los mercados ya han descontado esta subida de tipos, la duda que hay ahora es hasta cuando tendrán que subir los tipos para controlar la inflación. El problema que genera esto es que en los últimos años los mercados de riesgo -deuda high yield y renta variable principalmente- se han visto impulsados al alza por el escaso atractivo de la renta fija. Los inversores, incluso los más conservadores, se han visto obligados a acudir a los mercados de riesgo si querían obtener algo de rentabilidad por sus ahorros. Con el aumento de los rendimientos de la renta fija experimentados en los últimos meses, cada vez van a ser más los inversores que van a tomar el camino de vuelta hacia la renta fija y esto es algo que históricamente pasa una gran factura a los mercados de riesgo.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Dada la debilidad existente en los indicadores de amplitud, el incremento en los rendimientos de la renta fija y la inversión en la curva de tipos que vimos hace unas semanas es muy probable que nos dirijamos a un entorno recesivo no visto desde la crisis financiera. En este aspecto, los perfiles más conservadores deberían limitar mucho su exposición a activos de riesgo y los más arriesgados deben ser conscientes que nos adentramos en un periodo de altísima volatilidad, en la que deben de estar preparados tanto psicológicamente como financieramente para aprovechar las ocasiones que se presenten en los momentos de máxima incertidumbre.

Alejandro Martínez, cofundador de EFE & ENE

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-La junta del BCE está dividida, pero en ningún caso se subirán antes de julio. Llevamos años jugando con la posibilidad de una subida, pero en Europa las decisiones se toman así. Lo paradójico es que siguen comprando deuda a un ritmo de 40.000 millones al mes, y al mismo tiempo, se muestran preocupados por la inflación. Es como preocuparse por engordar mientras vaciamos el bote de las galletas. Bien es cierto que van a adelantar el fin de estos estímulos, que están en marcha desde hace siete años, pero saben que la economía se ha vuelto dependiente de ellos y no quieren arreglar un error con otro. Una salvedad: si la inflación bajara -incluso por un mero efecto base-, Christine Lagarde probablemente retrasaría la subida de tipos.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Si finalmente retiran estos estímulos monetarios y acaban además subiendo tipos, tendremos un doble martillo monetario para la economía, que ya se está reflejando en las caídas de los mercados desde enero. Todo ello agravado por la tensa situación bélica y rematado por una inflación que no se veía desde los años ochenta. Y no solo eso: la renta fija será la principal afectada por una subida de tipos, que disparará la prima de riesgo en países como España y se volverá a la Europa de dos velocidades, solo que más endeudada y creciendo menos. De nuevo la geopolítica y la demografía mandan: EE UU y China quedarían reforzadas, mientras Europa sufriría el fuego cruzado de todas las amenazas comentadas, tal y como ha venido pasando históricamente.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Método, método y método. Si no se tuvo la disciplina para reducir drásticamente la exposición a los mercados a finales del año pasado, y dejar 'el último duro' para otro cuando empezaban a mostrar debilidad frente a otros activos, probablemente ahora sea arriesgado comprar tácticamente sin una metodología sólida para salir después. Pero nunca es tarde para volver a empezar Siempre recomendamos un rebalanceo hacia la calidad. Esto supondría rebalancear la cartera hacia aquellos sectores que han mostrado históricamente fortaleza en periodos de inflación: utilities y real estate.

Isabel Giménez, directora general de la FEBF

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-Entre julio/septiembre de 2022 y diciembre 2023 están previstas subidas del BCE entre 250/300 puntos, de manera que los tipos de interés estén entre el 2-2,5%. El programa de compra de bonos del BCE terminará en julio 2022.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Los recortes de los mercados financieros en el primer trimestre de 2022 no son una buena noticia sobre la fortaleza del ciclo bursátil. Además de ello, la subida de tipos complica el descenso de la inflación. La política monetaria restrictiva reduce el atractivo de los negocios con riesgo. Los costes financieros aumentan, y se debilitan los balances porque el endeudamiento pesa más. La tasa libre de riesgo aumenta, reduciendo el valor presente de los flujos de caja. Los mercados de renta fija se verán fortalecidos.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Si las carteras tienen valores sólidos, con enfoque de largo plazo, no deberían preocuparse. La mejor protección para el inversor es la educación financiera. Los conocimientos permiten entender los cambios en el entorno, abstraerse del ruido y tomar las decisiones adecuadas, evitando situaciones indeseables, derivadas de un posicionamiento incorrecto, o un endeudamiento excesivo. Con inflación, los inversores deben ser conscientes de que sus ahorros están perdiendo valor. Si no hacemos nada con nuestro dinero, perderemos poder adquisitivo.

Francisco Varea, cofundador de Edetania Patrimonios

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-El fenómeno del repunte de la inflación hasta niveles no vistos en décadas es global. La mayoría de bancos centrales, tanto desarrollados como emergentes, se han visto en la obligación de iniciar una senda de subidas de tipos que va a alargarse durante los siguientes meses. El BCE es uno de los pocos bancos que todavía no ha iniciado este proceso de endurecimiento monetario. Hasta hace pocas semanas, su presidenta Christine Lagarde había mantenido un discurso basado en que la inflación que estamos sufriendo era transitoria y que debería moderarse de manera natural. La evidencia de los datos está reflejando que aunque es cierto que hay factores que se deberían ir normalizando -por ejemplo los problemas en los cuellos de botella con el permiso de la política de 'covid 0' de China y que parte de la inflación no se puede controlar con subidas de tipos- deben tomarse medidas para intentar controlarla antes, si no lo es ya, que sea demasiado tarde. Por eso, tal como ya anticipo el vicepresidente Luis de Guindos, es muy probable que el BCE empiece a elevar los tipos de referencia a partir de la reunión de julio.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Una de las bases de los mercados es que suelen descontar expectativas. Dado que los tipos implícitos ya descuentan que el BCE podría subir tipos hasta en tres ocasiones antes de final de año. Todo lo que sea movimientos en línea con estas estimaciones no deberían tener repercusión en las bolsas una vez que empiecen a producirse. De hecho, las fuertes caídas que estamos viendo en lo que llevamos de año, tanto en los mercados de renta variable como sobre todo en los de renta fija, tienen su principal origen en este temor a que los bancos centrales suban tipos. No debemos olvidar que estamos ante una de las caídas más importantes en los mercados de renta fija del último siglo. En los últimos 50 años nunca habíamos asistido a un mercado en el que, de manera simultánea, bajaran tanto las bolsas como los bonos por encima del 10%. Además, el hecho de que las bolsas hayan descendido con tanta intensidad en los últimos meses ha contribuido a situar sus valoraciones en niveles muy razonables, lo que -en caso de cumplirse las subidas de tipos que descuentan los tipos implícitos- el mercado no debería reaccionar mal

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Estamos ante uno de los peores inicios de año de bolsa de toda la historia. El mercado ha manifestado su temor ante las consecuencias de la covid-19, de la guerra de Ucrania, al histórico repunte de inflación, al endurecimiento monetario de los bancos centrales y al enfriamiento económico que todos estos factores van a provocar de manera inevitable. Pero hay que recordar que una buena parte de todas estas variables ya han sido recogidas en las cotizaciones, por lo que -y así lo demuestra la historia- ahora es más importante que nunca mantener la calma. Vender cuando un crash ya se ha producido suele ser un error ya que estaríamos cometiendo dos equivocaciones: por un lado, el haber sufrido las caídas y, por otro, el perdernos la probable recuperación posterior lo que consolidaría nuestras pérdidas. Por eso, nuestra recomendación en el momento actual es aguantar la posición y no vender en pánico y, en todo caso, cuando se produzca el rebote que seguro acabará llegando, valorar si nuestra cartera está alineada con nuestro perfil de riesgo, ya que es precisamente en fases de corrección cuando nos damos realmente cuenta de cuál es nuestro famoso umbral del sueño y que nunca deberíamos superar.

Amparo Belenguer, directora de Banca Privada en Valencia de Ibercaja

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-En el inicio del tercer trimestre, ya en la reunión de julio, puede empezar a normalizar sus tipos de interés, comenzando por el tipo de depósito que en la actualidad lo tiene en el -0,5%, subiendo 0,1% en cada reunión hasta finalizar el año en tipos positivos. El BCE necesita normalizar estas herramientas de política monetaria, especialmente para ganar flexibilidad de cara a próximos ciclos más expansivos.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Las bolsas europeas llevan todo el año interiorizando este cambio en las políticas monetarias por parte de los bancos centrales. De hecho, este es el escenario que descuentan actualmente los mercados. No obstante, es muy complejo el escenario actual, ya que nos enfrentamos a un escenario de mayor desaceleración económica junto a un entorno de alta inflación y, por tanto, los bancos centrales se enfrentan a un gran dilema: cómo controlar una inflación de oferta sin dañar de forma excesiva el crecimiento.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Debe ser consciente que un año con este entorno económico es muy complicado desde el punto de vista de asignación de activos. Por tanto, la clave va a estar en buscar aquellos sectores, zonas geográficas que puedan verse menos afectadas por este entorno, especialmente sean capaces de protegerse de altos niveles de inflación. Así tradicionalmente sectores con un perfil más value van a seguir funcionando mejor respecto a las penalizadas compañías con el perfil growth y que coticen a múltiplos más elevados. Asimismo, dentro de cada sector es fundamental identificar aquellas empresas sean capaces de proteger márgenes.

Jesús Villegas, director de Renta 4 Banco en Castellón

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-A principios de año se hablaba de que las subidas se iniciarían en el último trimestre, pero se están precipitando los acontecimientos y hay presiones para que esas alzas se produzcan en julio.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Así es. Se están reajustando a esta nueva realidad donde se ha terminado el dinero barato y saldrán fortalecidas aquellas que financieramente estén mejor posicionadas. Y es que esos días donde la liquidez permitía comprar casi cualquier empresa con un mínimo potencial son historia. Estamos entrando en un mercado que está mirando más a los fundamentales de las compañías, al negocio estable y recurrente que a la mera especulación y ese proceso de cambio no es sencillo.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-El inversor que estos días esté invertido en renta variable debe ser consciente que estamos en unos momentos muy complejos; no hace falta decir nada de la inflación, de la posible recesión, de la reducción del crecimiento económico global... porque estas variables y otras deberían estar contempladas en el momento de planificar e implementar la estrategia de inversión. Y dicho esto -como la inversión deber ser a largo plazo- hay que mirar más allá. Y ahí es donde vemos que hoy, en Europa, el PER es 12 veces (cuando el PER medio histórico es de 15 veces) y que la rentabilidad por dividendos está en el 4%. ¿Pueden seguir bajando los mercados? Sin duda, pero lo que hay que tener claro es que a medio y largo plazo estamos en un mercado cuyas cotizaciones no están caras, por lo que hay que aprovecharse de ello.

Antonio Aspas, cofundador de Buy & Hold


-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-El mercado ya está descontando una primera subida tan pronto como en agosto. De hecho podemos ver como el Euribor ha entrado en positivo por primera vez en seis años. De cualquier manera, creemos que esta subida no está asegurada y se podría atrasar o incluso adelantar, en función de los datos de inflación y crecimiento de los próximos meses.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Tanto las bolsas europeas como las mundiales están actualmente descontando un escenario bastante negativo, no ya solo de subida de tipos si no incluso de estanflación, que para los que no sepan que significa es cuando se junta un escenario de elevada inflación con una economía en contracción.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Para invertir con éxito en bolsa, todo inversor debería cumplir tres condiciones: invertir con visión de medio/largo plazo, invertir en una cartera de acciones o fondos, diversificada y de calidad y, por último, no asustarse con las caídas.

Antonio Jiménez, director territorial Levante de GVC Gaesco

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-En la actualidad nos encontramos en una situación donde se están aplicando políticas restrictivas en todo el mundo en un entorno donde se están revisando a la baja las previsiones de crecimiento. Mientras tanto, el BCE sigue en una encrucijada donde debe luchar contra una inflación en la Eurozona que cerró en abril en el 7,5% a la vez que ha de evitar una desaceleración brusca en el crecimiento de la economía. Si bien el consenso del mercado apuesta por ver las primeras subidas de tipos de interés en Europa en el cuarto trimestre de este año o primer trimestre del 2023, nuestra opinión es que probablemente veremos este primer movimiento de tipos a partir de septiembre de este año, fecha en la que el sector bancario empezará a devolver los TLTROs (préstamos a 3 o 4 años) que se les concedieron en su día.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Los índices internacionales acumulan pérdidas importantes en lo que va de año. Creemos que las bolsas se han pasado al escenario más adverso con correcciones en la renta fija anticipándose a la subida de tipos. Los beneficios -aunque están amenazados por la cadena de suministro- se siguen manteniendo, pero es posible que haya ciertos estrechamientos en márgenes de cara al futuro Esto lo que ha provocado en un abaratamiento de las bolsas al no caer los beneficios. En Europa y España los multiplicadores se mantienen por debajo de la media histórica a 20 años, por lo que el mercado es probable que haya descontado bastantes de lo peor esperado.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-El comportamiento sectorial en el primer cuatrimestre sigue reflejando que los sectores al principio de la cadena de valor -materias primas, químicas e industriales- pueden trasladar mejor los aumentos de precios, lo cual se va complicando a medida que se está más cerca de consumidor final, por la caída del poder adquisitivo y afectando más a retail, automóviles, servicios industriales y fabricantes de consumo. Empresas de servicios como telecomunicaciones o eléctricas tienen mejor comportamiento porque están trasladando la subida de costes. Esto nos lleva a pensar que los inversores deben buscar vehículos con política activa de inversión, ya que la inversión pasiva con referencias a índices puede dar peores resultados. Además, la recomendación es ser más selectivos a la hora de buscar el posicionamiento e intentar aprovechar las posibles oportunidades que nos puede brindar el mercado, por caídas excesivas en ciertos valores, de cara a final del año.

Sergio Serrano, director general de Gesem AV


-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-El pasado miércoles Lagarde pareció dejar bastante claro que la primera subida se dará en la reunión de julio una vez el BCE haya dejado ya de comprar deuda en el mercado secundario.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Debieran estarlo, ya que la presidenta Lagarde ha sido bastante clara al respecto y el BCE además va bastante por detrás en este aspecto respecto a la Reserva Federal. Otro punto a tener en cuenta es la fuerte depreciación del euro en las últimas semanas, lo que añade presión también al BCE ya que esto puede ser un factor en contra adicional para intentar mantener la inflación a raya.  

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-La verdad es que las últimas semanas han sido ciertamente complicadas ya que han caído con la misma fuerza activos refugio como el oro y la deuda soberana como la renta variable, donde además no ha habido distinción entre compañías y ha caído prácticamente todo por igual a excepción del sector energético. Hay una parte de las caídas en bolsa que vemos que están justificadas por un ajuste de las valoraciones como consecuencia del aumento de los tipos de interés pero también vemos que en muchos casos estas han sido excesivas y los precios de algunas acciones nos parecen más que interesantes a medio y largo plazo ya que no vemos el deterioro de la economía para que se justifiquen están caídas. Nosotros mantendríamos la calma y aquel inversor con menor aversión al riesgo y que no estuviera en el máximo de su perfil de inversión en renta variable aprovecharía para subir unos puntos la inversión en bolsa.

José Gregori, director de Welzia Management en València

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-La Reserva Federal ya ha subido este año en dos ocasiones los tipos de interés hasta el 1% actual, lo que está 'forzando' a los demás bancos centrales a actuar. Durante el pasado mes de abril, multitud de miembros del BCE han ido telegrafiando que se producirá un cambio en la política monetaria a partir de la próxima reunión. Tanto Luis de Guindos como Isabel Schnabel (Alemania), Oli Rehn (Finlandia) o Robert Holzmann (Austria) han ido anticipando que en la próxima reunión de junio se discutirá revertir los tipos negativos que introdujo Draghi hace casi 8 años. Se espera que el mensaje se transmita en junio y que se haga efectivo en la siguiente reunión del 21 de Julio.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-El índice de renta variable europea EuroStoxx 50 acumula en el año una caída de doble dígito derivada de la persistente inflación y el conflicto de Ucrania. En cambio, los resultados empresariales continúan con buen tono, en el primer trimestre el 72% de las compañías ha reportado resultados mejor de lo esperado. Viendo esta evolución -de buenos resultados y caída de cotizaciones- nos hace pensar que el impacto de la subida de tipos en las bolsas europeas podría estar descontado, sino todo sí una parte importante. De todas formas, hay muchas variables a tener en cuenta, tanto la cuantía como la velocidad con la que suban los tipos de interés, pero también cómo el consumidor y las empresas puedan soportar la persistente inflación.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Cuando se producen caídas generalizadas en la mayoría de los activos financieros de los mercados -en especial en la renta fija- tendemos a considerarlas como una oportunidad de compra. La volatilidad suele dar buenas oportunidades si sabemos seleccionar compañías de calidad y con balances sólidos. El inversor más conservador se enfrenta a un escenario complicado, pero lo peor en las inversiones de renta fija es posible que haya quedado ya atrás. Consideramos clave estar invertido en fondos mixtos flexibles y que realicen una gestión verdaderamente activa en momentos como el actual donde la renta fija no ha ofrecido refugio a los inversores. Con una inflación elevada como la actual, el mejor activo es la renta variable. Los inversores más conservadores vía fondos mixtos flexibles y los que tengan un horizonte temporal de sus inversiones mayor y toleren mejor la volatilidad deberían aprovechar para incrementar sus posiciones en acciones, que es donde podremos obtener los mejores retornos a futuro.

Luis Herrero, director territorial de Singular Bank en la Comunitat Valenciana

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-Respecto a los bancos centrales, la mayoría ya han iniciado los procesos de aumentos de los tipos de interés, mientras en Europa la presidenta Christine Lagarde se ha sumado por primera vez a las opiniones que de la mayoría de sus miembros de apoyar a la primera subida de tipos. En principio, el mes indicado para subir la tasa de referencia de la Eurozona por primera vez en más de una década es julio. Así, la entidad monetaria va a intentar controlar la elevada inflación de la eurozona, sobre todo promovida por el aumento de los precios de la energía. A su vez, a principios del tercer trimestre de este año, es probable que el BCE finalice su programa de estímulo para la compra de bonos.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-El escenario es un poco más complejo que en EE UU, ya que el conflicto ucraniano impacta de forma más directa en las perspectivas de crecimiento. La primera lectura de los datos del primer trimestre de este año ya ha constatado la ralentización de las economías avanzadas. Lo ha hecho fundamentalmente a causa de la persistencia de las tensiones inflacionistas y por el nuevo shock exógeno históric,o que ha representado el estallido de la guerra en Ucrania. A finales del primer trimestre de este año, la Eurozona siguió mostrando un patrón de recuperación económica retrasada frente al resto de principales economías globales. Y esta tendencia podría continuar, especialmente si persiste el conflicto en Ucrania. Una de los grandes temores en Europa es qué ocurriría si se amplían las sanciones a Rusia con vetos al gas y crudo ruso, ya que podría suponer un impacto adicional en las economías de la región.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-En Singular Bank conjugamos una doble dimensión: por un lado, nuestra visión estratégica a través de megatendencias, con una perspectiva de largo plazo donde basamos nuestra estrategia en la búsqueda de megatendencias que estén llamadas a ser los motores de crecimiento futuro. Y, así, estas tendencias quedan en cierto modo desvinculadas parcialmente de los acontecimientos puntuales del mercado. ¿Cuáles tenemos identificadas? Cambios demográficos, geopolítica, nuevos patrones de consumo, disrupción tecnológica, cambio climático. Esto no quiere decir en ningún caso que no haya caídas si hay un escenario económico adverso, pero es una estrategia que puede mantenerse porque a largo plazo su sentido, sus fundamentales y su justificación siguen intactos. Pero, al margen de lo anterior, está claro que en función de las circunstancias de mercado es importante hacer ajustes en las carteras. Entre ellos:

  1. Equilibrio de los sesgos entre growth y value.
  2.  Intentar reducir la beta de cartera y, por tanto, la sensibilidad ante movimientos del mercado.
  3. Inclusión de renta variable global con enfoque de dividendo.

En renta fija, mantenemos una estrategia cauta con duraciones bajas para reducir la sensibilidad a repuntes en las curvas y hemos reducido el riesgo de crédito. Seguimos prefiriendo crédito de elevada calidad crediticia (mínimo rating 'A'), referenciado a curva dólar, tramo corto y también creemos que pueden ser interesantes los bonos ligados a inflación globales de corta duración.

Carlos Muro, director territorial de Banca Patrimonial Levante de Banca March


-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-Consideramos que en julio se llevará a cabo la primera subida de tipos de interés tras la finalización de su programa de compra de activos. Además, lo más significativo es que el BCE situará los tipos de interés en positivo este mismo año, una decisión que no se tomaba desde 2014. De todas formas, la autoridad monetaria europea se irá adaptando de manera progresiva a al desenlace de lo que ocurra en Ucrania y a la próxima reapertura de la economía china.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Las retiradas de estímulos llevan asociado un incremento de la volatilidad y de manera particularmente especial cuando las subidas de tipos de interés se simultanean con la reducción de balance. De todas formas, si el BCE es finalmente capaz de conseguir un aterrizaje suave de la economía, la experiencia histórica es que los mercados se recuperan. En renta variable, preferimos EE UU, a pesar de su mayor valoración. Es una economía menos expuesta al conflicto, más independiente a nivel energético y tiende a comportarse mejor en los periodos de crisis.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Transitamos hacia una fase incómoda del ciclo en la que la vuelta a la normalidad monetaria mantendrá la volatilidad elevada, pero sobre todo, impedirá que las recuperaciones de las bolsas puedan abordar nuevos máximos hasta que existan evidencias de que los bancos centrales pueden controlar la inflación. Por ello, y a pesar de los recortes vistos en estos primeros meses, preferimos mantener una óptica prudente frente a las caídas y no aumentar exposición a renta variable. Por otro lado, una de las consecuencias más claras de la invasión de Ucrania es que se afianzará la búsqueda de una mayor autosuficiencia energética en Europa, lo que generará interesantes oportunidades dentro de las compañías que construirán las nuevas infraestructuras necesarias, así como en las energías alternativas. En términos sectoriales, desde mediados del año pasado hemos venido rebajando la exposición a sectores más cíclicos, rotando hacia un sector más defensivo, como del de cuidados de la salud. Esta estrategia sigue siendo la adecuada y hay que posicionar las carteras con una exposición sectorial más equilibrada entre los sectores cíclicos y defensivos. Finalmente, en un entorno con mayores presiones inflacionistas -donde los tipos de interés volverán a subir- seguimos viendo potencial en las posiciones del sector financiero que cotiza a valoraciones atractivas.

René Bauch, cofundador de gCapital Wealth Management

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-Después de muchos años con una inflación casi inexistente, nos encontramos con una inflación disparada que necesita de una intervención en los tipos de interés por parte del BCE. Además, el organismo inició ya en abril el proceso de reducción de compras de activos. Es una situación complicada a la que el Banco Central Europeo hará frente con dos subidas de tipos de 0,25% cada una, en septiembre y en diciembre, aunque no se descarta adelantar una de estas subidas en julio si hiciera falta. Las expectativas de inflación del BCE para 2023 y 2024 son muy conservadores siendo de 2,1%y 1,9% respectivamente. En caso de revisión de estas expectativas al alza, el organismo podrá anunciar nuevas subidas de tipo de interés.

-¿Están preparados las bolsas europeas para tal decisión?
-Las bolsas europeas están sufriendo y mucho y no solamente las europeas. El Sentix, que representa el índice de confianza del inversor en la Eurozona, nunca ha estado con niveles tan bajos en toda su historia. Por su parte, el Fear and Greed Index refleja un nivel de miedo extremo en los mercados americanos; mientras el VIX o 'índice del miedo' se sitúa en niveles muy altos, por encima de 30 puntos. La situación no es muy atractiva para el inversor, aunque hay quienes piensan que estos niveles son los indicadores de que estamos acercándonos a los mínimos de mercado. El mayor reto para el BCE será mantener la estabilidad de los precios a través de intervenciones graduales en los tipos de interés, pero sin dañar el crecimiento futuro.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-La corrección está siendo dolorosa y persistente donde los índices globales han sufrido caídas importantes y las expectativas son negativas. Para el inversor vender posiciones a estos niveles significa realizar importantes pérdidas, con el problema añadido de quedarse fuera de un mercado alcista cuando la situación actual se resuelva. Sobre todo, no hay que actuar en modo pánico porque recuperación habrá, depende de la situación geopolítica. Y esta recuperación podrá ser fuerte por lo que hay que aprender a asumir el riesgo de futuras correcciones de mercado, si podemos.

Víctor Ruiz, director de Talenta Gestión en València

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-El conjunto de la Eurozona está experimentando repuntes de inflación no vistos anteriormente, alcanzando la cota del 7,4% en abril. Aunque las estimaciones apuntan a que el nivel de precios debería comenzar a bajar en las próximas lecturas, un nivel de inflación tan elevado presiona al alza al BCE para subir tipos este mismo ejercicio. En un primer momento, las comparecencias de Christine Lagarde siempre venían acompañadas de la siguiente afirmación: "El BCE no subirá los tipos durante 2022". Sin embargo, en las últimas reuniones del organismo europeo, Lagarde retiró dicha coletilla, posibilitando ver incrementos en el precio del dinero este mismo año. En las últimas semanas, miembros como De Guindos y además de los representantes más 'hawkish' de la institución europea, se han mostrado favorables a subir tipos antes del verano. Consideramos que en 2022 se realizará como mínimo una subida de tipos en diciembre, de magnitud 25 puntos básicos. No obstante, no descartamos que se de una subida adicional en el mes de junio, especialmente si los niveles de inflación conocidos en esas fechas no han comenzado la desescalada. La Fed ha allanado el terreno para esto y antes del verano, el nivel de tipos en USA habrá alcanzado el 1,75% con 4 subidas mientras que en Europa seguirá siendo del 0%.

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-El mal tono del mercado desde comienzo de año viene motivado por el temor a un endurecimiento de las políticas monetarias más acelerado de lo previsto inicialmente. Si bien el mercado norteamericano ha sufrido más en este aspecto por el importante peso del sector tecnológico y la repercusión de unos tipos más altos para su valoración, en Europa también se han dado descensos significativos. No se espera que el BCE tenga capacidad para realizar un incremento de tipos tan vertical como la Fed, ante las muy distintas casuísticas que cada país miembro tiene en cuanto a necesidades monetarias. Por lo tanto, consideramos que gran parte del riesgo de una subida de tipos leve en Europa si está descontada ya por las bolsas europeas.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-El panorama para las bolsas en el corto/medio plazo es incierto. El comportamiento de los principales índices se encuentra completamente supeditado a la evolución de la inflación. Aunque consideramos que esta va a moderarse en el segundo tramo de 2022, no se pueden descartar nuevas caídas en las bolsas en las próximas semanas. Aunque nos encontramos en niveles atractivos de entrada y las caídas y sobreventa alcanzadas son notables, entrar en plena caída puede conllevar errores de precipitación. Consideramos oportuno esperar a que el suelo de mercado quede confirmado y bien delimitado para tomar posiciones alcistas. Como de costumbre, una cartera muy diversificada es clave, teniendo posiciones en sectores que suelen tener un buen performance en escenarios inflacionistas -como por ejemplo el de infraestructuras- u otros con sesgo defensivo que ayuden a reducir los descensos del mercado como en el caso del sector salud.

Christian Dürr, socio director en Ética Patrimonios

-¿Cuándo prevé que el BCE suba los tipos de interés?
-El momento es una incógnita y nos consta que hay mucho debate interno 'caliente' al respecto, con partidarios y detractores muy enfrentados. Los mercados la esperan y posponerla no es buena medicina para acatar la volatilidad actual, sin duda. La presión para acometer el ajuste en tipos ira subiendo en función de los movimientos que haga la FED americana, con la diferencia de que encontrar un consenso dentro del BCE es labor mucho más compleja y es una clara desventaja para la economía europea frente a otras, menos dependientes y más flexibles a la hora de poder actuar rápido, cuando el momento lo exige. Existe también el riesgo de que el movimiento sea demasiado suave para no ahogar a los países miembros con elevada deuda, y donde un incremento demasiado severo podría complicarle las cosas de cara a afrontar compromisos financieros a una parte del tejido empresarial

-¿Están preparadas las bolsas europeas para tal decisión?
-Sí, de hecho los inversores la esperan. La cuestión es cuantos puntos de aumento el mercado considera adecuados en estos momentos. Como ya he comentado anteriormente, la posposición del evento solo aumentara la volatilidad. Pensamos que por ahora serviría con solo una señal para que inversores tengan esta sensación de que el BCE tiene una línea clara en mente de cómo afrontar la normalización en política monetaria.

-¿Cómo debe prepararse el pequeño inversor que asiste a una corrección de las bolsas en las últimas semanas?
-Los mercados han anticipado el ajuste económico, un movimiento bastante natural que se ha visto algo reforzado por la incertidumbre del conflicto bélico en Ucrania. No pensamos que tengamos que preocuparnos mucho más de lo que pudimos experimentar en otras correcciones de la historia bursátil. El ajuste puede durar todavía algo más, mientras las políticas monetarias no logran situarse en zona de equilibrio para la economía real. El pequeño inversor de perfil conservador debería buscar limitar el impacto de caída en precios de la renta fija, acortando duraciones o buscando interés flotante que se adapte rápido a nuevos niveles de tipos. El que puede asumir volatilidad se verá recompensado con el tiempo invirtiendo en renta variable, donde tiene sentido apostar por estrategias de valor o dividendo para compensar mejor caídas puntuales que se pueden dar. Todo ello, por supuesto, eligiendo empresas cotizadas que mejor se están preparando para lograr éxitos en un mundo más sostenible. Gobiernos, consumidores, inversores y proveedores premiaran a los que puedan mostrar con hechos que a sus beneficios han contribuido no solo emprendimientos financieros sino también medioambientales, sociales y un buen gobierno corporativo (ESG).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme