GRUPO PLAZA

una adaptación recupera el film 65 años después

Peñíscola salda su 'deuda' con Berlanga llevando al teatro a 'Calabuch'

23/09/2021 - 

CASTELLÓ. En papel, en videojuegos o a través de sus propias películas. Berlanga no ha dejado de renacer durante el último año a través de infinidad de homenajes que están convirtiendo el centenario de su nacimiento en uno de los más recordados del territorio valenciano. El cineasta, que brilló como guionista y director de algunas de las películas más destacadas del cine español del siglo XX, está siendo recordado no solo en las grandes ciudades, sino incluso en pequeños pueblos que también han querido sumarse a la divulgación de su obra, la cual no siempre ha gozado de difusión. Pero de entre todos, si uno no podía faltar a la conmemoración, esa es Peñíscola, con quien el cineasta guardaba una especial relación. 

La Diputación de Castellón ha preparado una agenda propia para el Año Berlanga que, en efecto, se desarrollará por completo en el Salón Gótico del Castillo de Peñíscola. Allí, donde el valenciano rodó algunos de sus largometrajes más representativos, se desarrollarán conferencias, proyecciones y, de manera exclusiva, lecturas teatrales. "Es importante que cuando se hable de Berlanga, se hable también de Castellón y Peñíscola", reiteró la mañana de este miércoles el director teatral Josi Ganzenmüller (con quien el cineasta trabajó 13 años), durante la presentación de la programación que también detalló la diputada de Cultura Ruth Sanz.

El homenaje en Peñíscola arrancará el domingo 3 de octubre, a las 18:30 horas, con una conferencia a cargo de Esteve Riambau, director de la Filmoteca de Cataluña, quien se detendrá en la figura de Berlanga, para acto seguido dar paso a la proyección de Calabuch, el film que el cineasta rodó en 1956 en la ciudad. Mientras tanto, el domingo 10 será el catedrático de Historia Contemporánea de la Universitat de València, Justo Serna, quien imparta una conferencia, a la misma hora, en esta caso sobre la trayectoria del valenciano. Posteriormente se exhibirá otra de las obras que el cineasta rodó en Peñíscola, París-Tombuctú, la que fue además su última película. 

Pero el plato grande de la conmemoración llegará el 17 de octubre, día para el que se ha reservado el estreno de Querido Calabuch, la que será la primera lectura teatralizada de la película y la única actividad teatral, a nivel global, del 'Año Berlanga'. 

Fue hace 65 años cuando Luis García Berlanga escogió Peñíscola para rodar la historia del profesor Hamilton. Todavía no asediado por el turismo de masas, el pueblo pesquero era perfecto para ambientar la historia de un científico norteamericano que huía de su país para refugiarse en la costa mediterránea. De entre todos, Berlanga escogió Peñíscola por su ubicación, pero también por la tranquilidad de su playa. Sin embargo, al igual que ocurrió con El CidCalabuch corroboró el potencial cinematográfico de una Peñíscola que tras esto empezó a transformarse y crecer. "Fue un antes y un después", como comentó años atrás Lolita Simó, vecina de Peñíscola y actriz en la cinta.

No obstante, la relación de amor que se fraguó fue recíproca. Cuenta Josi Ganzenmüller, quien se ha encargado de adaptar y dirigir el film, que tras el rodaje Berlanga ya nunca dejó Peñíscola. De hecho, además de regalar a la ciudad su última película, fue pieza clave en el nacimiento del Festival de Cine de Comedia. "Cuando en el año 89 planteamos hacer el festival, decidimos dedicar una sección a su cine. Se lo comentamos al mismo Berlanga y este nos dijo que lo haríamos con una única condición, que el festival fuera solo de comedia. La comedia ha sido siempre el género más denostado y desprestigiado. En todos los premios de la historia del cine, ha representado únicamente el 5% de los films premiados. Por eso, Berlanga quiso hacer un festival en el que el cien por cien de los premios irían para las comedias. Y de ahí nació el festival", cuenta Ganzenmüller. Tras esto, Berlanga continuó muy ligado a la cita, de hecho, añade el dramaturgo, que el valenciano únicamente faltó a una edición pero siempre fue valedor del proyecto. 

Ahora será una lectura teatral la que recompense su compromiso con la ciudad. Con nueve actores sobre el escenario -el mismo Ganzenmüller, Rafa Sánchez, José Luis R. Aneas, Fuensanta López, Alba Boix, Sergi Marza, José Gómez, Alfoso Arnau Juanma Beltrán-, Querido Calabuch ofrecerá una versión renovada del film. "No podíamos poner sobre el escenario a un centenar de extras y a una veintena de personajes, por eso habrá un actor (Sergi Marza) que interpretará hasta cuatro personajes", explica el dramaturgo, quien reconoce que no ha sido tarea fácil adaptar la obra. "Para llevar una película al teatro tienes que prácticamente olvidarte de esta. Tu la conoces, sabes cómo es su espíritu, pero tienes que olvidarte de ella y empezar a pensar en qué te va bien a ti para que las cosas que pasen sobre el escenario sean entendibles. Hay frases que en el film no están, pero que hacen falta para facilitar su comprensión y de igual manera, hay historias que no se cuentan porque sino sería muy largo", incide Ganzenmüller.

Como sea, Querido Calabuch quiere ser un espectáculo a la altura de su film y no solo incluirá texto, también habrá proyecciones e incluso pondrá el broche de oro al acto con un espectáculo pirotécnico en la plaza del Faro, donde se recreará el lanzamiento del cohete de 'Calabuch', una de las escenas más icónicas de la película.

Un documental con el testimonio de vecinos

Paralelamente, el Ayuntamiento de Peñíscola terminó de grabar en agosto un documental en el que vecinos y vecinas de la localidad contaron a cámara anécdotas del rodaje de Calabuch y también de París Tumbuctú. No solamente partiparon peñíscolanos que formaron parte del rodaje, sino también aquellos que colaboraron y hasta abrieron las puertas de sus casas para acoger el equipo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email