GRUPO PLAZA

el último informe técnico incide en la opacidad en la justificación de una adjudicación

Las periciales sobre los contratos del Ayuntamiento investigados en Taula avalan las empresas elegidas

11/04/2021 - 

VALÈNCIA. Las últimas periciales recibidas por el juzgado de Instrucción número 18 de València, encargado del caso Taula, en la pieza separada sobre los contratos de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de València apuntan todos a la misma dirección: que la elección de las empresas para realizar los trabajos fue correcta, aunque la justificación opaca.

Esta investigación dentro de la macrocausa indaga en las comisiones ('mordidas') a cambio de adjudicaciones del departamento que dirigía la concejal María José Alcón (fallecida en 2018). En concreto, se trataba de las dirigidas a la rehabilitación de las Torres de Quart, de los puentes de Serranos y Trinidad o varias ediciones de La Mostra. En 2017, el magistrado decidió archivar la parte del procedimiento relativo al contrato de construcción y explotación de La Rambleta. 

El juzgado ha recibido recientemente varias periciales al respecto después de solicitar una ampliación. Una de ellas fue la relativa a las Torres de Quart, en la que concluyó que no hubo un amaño en favor de la empresa Cleop en la adjudicación del contrato de 1,7 millones de euros. También que los criterios técnicos que permitieron la elección de la constructora hace ya 15 años fueron correctos.

Similares tesis mantiene ahora la de la restauración de los puentes históricos, la última incorporada a la causa. El contrato fue en este caso adjudicado a la empresa Estudio Métodos de la Restauración (EMR) en 2006 por 2.357.951 euros, pero supuso varios sobrecostes que hicieron que el precio de los trabajos superara los 3 millones de euros. El perito mantiene que hubo corrección en los criterios técnicos que permitieron la elección y que parte del incremento del coste de la obra fue responsabilidad del equipo de elaboración del proyecto técnico (que contó con arquitectos y catedráticos). 

El informe desgrana los diversos incrementos. En abril de 2009, el arquitecto director de la obra pidió un aumento del presupuesto en 155.788 euros para el Puente de la Trinidad y en 164.483 euros para el de Serranos mediante un documento justificativo. A ello se añadieron en 2015 mejoras, como trabajos de limpieza, de eliminación de grafitis o de hidrofugación, lo que supusieron un total de 477.820 euros. 

El arquitecto indica que, sin duda, los llamados "vicios ocultos" –trabajos no previstos pero necesarios para el fin a que se destina la edificación– "han impedido ver el conjunto de la realidad del estado estructural de los dos puentes". "En la fase de proyecto debieron haber tomado más medidas y haber hecho más 'catas'. Por el resultado es obvio que no hicieron las necesarias", señala. 

El único documento oficial de la elección

Remarca, igualmente, que en el expediente de los puentes históricos hay una carta del arquitecto director del proyecto a la exalcaldesa Rita Barberá en la que se disculpa por la demora en la finalización de la ejecución del proyecto y se compromete a tenerlo acabado en cierta fecha. "Sólo este dato ya nos dice que hubo prisas confesadas en la ejecución del proyecto, y las prisas nunca son buenas. No tengo duda que éstas influyeran en acortar o simplificar la fase inicial de toma de datos para conocer lo mejor posible el estado de la edificación", comenta. 

"Lamentablemente", insiste, "surgieron cuestiones no detectadas que supusieron considerable aumento de precio", aunque reprocha que ni en el informe del Puente de Serranos ni en el de Trinidad aparezca "mayor explicación de los acontecimientos". 

El perito critica, del mismo modo, que el informe por el que se eligió a la empresa EMR como adjudicataria "resulta en la mayoría de aspectos opaco y nada explicativo", por lo que no facilita "el entendimiento de los criterios tenidos en cuenta". "Extraña que sea el único documento oficial que da fe de la reunión de esta mesa de contratación en la que se decidió el destino de 2,3 millones de euros", cantidad a la que habría que sumarse los sobrecostes, apunta. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email