X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

plato de la semana

Pizza fría a la putanesca en Mercatbar

Pizza, queso Idiazábal y Quique Dacosta, nada puede salir mal

Por | 06/09/2019 | 1 min, 23 seg

Damos por hecho que las ‘segundas marcas’ (detesto ese concepto, creo que no hace honor a la excelencia de cada una de esas casas) de titanes como Quique Dacosta, Ricard Camarena o Begoña Rodrigo ya forman parte del tejido gastronómico de la ciudad pero habría que hacer un ejercicio de memoria: hace no tanto en València no podías ir martes cualquiera a comer a Mercatbar, Vuelve Carolina, Canalla o Nómada —y son esos restoranes (también otros, pero en gran parte esos) son los responsables de que esta ciudad pueda mirar de frente a cualquier otra urbe europea, por sería conveniente no olvidarlo.

València es un poco así: tan luminosa como desagradecida. Tenemos una suerte inmensa de contar con esas plazas pero intuyo (estoy bastante seguro) que son los turistas con buen olfato los que llenan sus mesas; decimos de nuestros vecinos y su puny tantac pero vaya tela con el Cap i Casal. En fin, que qué bien se come en Mercatbar (la interpretación del equipo de Quique Dacosta de platillos de todo el mundo en pleno Cánovas), qué fácil pasar un buen rato y cuantos quilates de buena gastronomía hay tras elaboraciones tan aparentemente sencillas: sobre una base de masa de arroz, elaboran su propia versión de la putanesca con “tomaquet, tapenade de oliva negra, orégano, crema de queso Idiazábal, parmesano rallado, anchoas, tomates cherry semisecos, alcaparras y albahaca fresca”.

Divertido, disfrutón y tremendamente 'rejugable', imposible más por menos. 

Comenta este artículo en
next