X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

COMPARADOR DE PROMESAS MUNICIPALES/ movilidad

Carril bici, sharing, taxi, EMT: los candidatos de València, sobre ruedas al 26M

24/05/2019 - 

VALÈNCIA. Que la principal preocupación de los vecinos de València sea el tráfico y la movilidad -así lo reflejaba el último sondeo de Valencia Plaza- invita a la reflexión y aboca a los candidatos a la Alcaldía del próximo 26M a mojarse. Ya no valen medias tintas, respuestas vagas, ni críticas vacías. Toca proponer y trazar líneas cuanto más definidas mejor de cara a los próximos cuatro años de mandato. Cada partido político refleja en su programa numerosos puntos sobre su proyecto de movilidad. Los cambios en el diseño del carril bici, la implementación del sharing en la ciudad, promesas dirigidas al sector del taxi, e ideas para mejorar el servicio del transporte público, son algunos de los aspectos más reseñables.

Si algo ha sido punta de lanza de la oposición este mandato, es la construcción del carril bici. O mejor dicho, de algunos carriles bici concretos. Ciudadanos, liderado por Fernando Giner, y el PP, encabezado por María José Català, tienen en su punto de mira los de las avenidas Reino de Valencia, Burjassot y Constitución, además del de la calle Alicante. Quieren eliminarlos, sin ambages. El mismo futuro le espera al de la calle Russafa si es por el PP. Para él, Cs busca replantear la sección viaria. También PSPV y Unides Podem han coincidido las últimas semanas en la posibilidad de revisar algunos de ellos.

Pero esto no implica paralizar la expansión de la red ciclista. La formación naranja apuesta por revisar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de la capital, aprobado en 2013 por el PP, y continuar abriendo nuevos carriles bici, prioritariamente a nivel de la calzada, y en función de la seguridad vial, mediante ciclocalles en el interior de los barrios. Además pretenden poner en marcha un Plan Director de la Bici. El programa de los populares recoge el apoyo al uso de la bicicleta como medio alternativo y sostenible y garantiza que no habrá ninguna actuación en carriles bici "sin los informes técnicos de la Policía Local y Bomberos, buscando el consenso de vecinos y comerciantes".

Aunque dirigentes de Compromís han manifestado que es posible revisar algunas políticas, su programa no recoge la posibilidad de modificar los carriles diseñados en este mandato. La línea de la formación que encabeza Joan Ribó es continuar ampliando la red ciclista para que "cualquier ciudadano sea libre de elegir el vehículo en el que quiere desplazarse". Lo hará, dice, con especial atención a la mitad sur de la ciudad. Y no sólo extender esta red, sino invertir en "corregir los viejos carriles de deficiente diseño y que generen conflictos" fruto de "la mala gestión de anteriores administraciones". Asimismo insiste, como recogía ya en el programa de 2015, en un Plan Director de la Bicicleta.

Tanto la coalición, como PSPV y Unides Podem quieren continuar ampliando las calles 30 -de velocidad reducida a 30km/h-, pero los segundos y los terceros señalan esta medida como una alternativa a los carriles bici. "Ahorrando costes y tiempo y reservando la segregación de carriles para grandes vías", dicen los socialistas de Sandra Gómez. La coalición entre Podem y EU liderada por María Oliver apunta que la reducción de velocidad podría llegar hasta los 20km/h.

Mejoras para el transporte público: bonos y líneas 'express'

Otro apartado de calado en los programas es el del autobús público, gestionado por la EMT. Reforzar la plantilla y aumentar los vehículos para reducir los tiempos de espera, también en horario nocturno. son propuestas que recogen todos los partidos políticos. Todos coinciden también en implantar un bono único que incluya EMT, autobuses metropolitanos, metro y cercanías. Otra coincidencia: la reivindicación de la L10 de metro, que depende de la Generalitat. Sin embargo, existen otros puntos diferentes.

Unides Podem, por ejemplo, quiere que el bono infantil se extienda hasta, por lo menos, los 16 años, y reducir "significativamente" la tarifa del bono joven. Además, quiere caminar hacia la gratuidad del servicio para personas en desempleo o con rentas que se encuentren por debajo del salario mínimo.

Las líneas 'express' de autobús son ideas que recogen los programas de Compromís, Ciudadanos y Partido Popular. Consistirían en líneas que conecten zonas concretas con pocas paradas. La coalición valencianista las quiere implantar para enlazar los barrios más alejados con el centro. Ciudadanos quiere poner en marcha seis líneas de este tipo: dos que pasen por el campus universitario de Burjassot y cuatro, por el de los Naranjos. El programa de los populares explica que estas líneas discurrirían fundamentalmente por las grandes vías.

Por su parte, Ciudadanos quiere implementar un servicio de autobús ininterrumpido los fines de semana, limitar los tiempos de espera a 10 minutos -6 en caso de líneas de alta ocupación como en las grandes vías-, volver a autorizar el aparcamiento nocturno en el carril bus y se compromete a no incrementar las tarifas. También el PP restablecerá el aparcamiento nocturno en el carril bus, y se propone revertir las modificaciones de trazados que el gobierno municipal hizo en 2016, "reponiendo y potenciando itinerarios con lugares estratégicos como hospitales o universidades".

El reto del sharing y la movilidad eléctrica

Algo que todavía no ha llegado a funcionar a pleno rendimiento en la capital del Túria ha sido el sharing de vehículos, ya sea de coches, motocicletas -si bien hay algunas empresas de motos operando sin una regulación concreta- o de patinetes eléctricos. No en vano, todas las formaciones hacen referencia a estas nuevas formas de movilidad y se comprometen a implantarlo. Ciudadanos resalta su intención de eliminar "la desinformación y la inseguridad jurídica" de los operadores. Y destaca también, en este ámbito, una propuesta del programa socialista, según la cual se introducirá un nuevo servicio de bicicletas eléctricas de alquiler, complementando el actual funcionamiento de Valenbisi.

Foto: EFE

Pero uno de los contras que encuentran los usuarios de vehículos eléctricos es la dificultad para cargarlos en la ciudad, si bien es cierto que este mandato se han instalado varias decenas de cargadores en el interior del parking de Brujas. PP, Ciudadanos, PSPV, Compromís incluyen entre sus propuestas la creación de una red de puntos de carga. La formación de Fernando Giner se pone una meta: 100 cargadores eléctricos a lo ancho y largo de la ciudad.

Aparcamientos y parkings disuasorios o lanzadera

Otra de las grandes apuestas es la construcción de aparcamientos disuasorios en las afueras del centro de la ciudad. El Partido Popular plantea uno muy concreto, que se emplazaría en el paseo de la Alameda. Compromís circunscribe su construcción a una Mesa de Trabajo de Movilidad junto con la administración autonómica y la Autoridad Metropolitana del Transporte.

También el PSPV alude a la colaboración con la Generalitat Valenciana para construir estos parkings, en los que, añade, se habilitarán zonas de estacionamiento de otros vehículos y estarán conectadas con cercanías y el metro. Es un modelo similar al que defiende Ciudadanos, si bien la formación naranja no apela a la Generalitat. Unides Podem, por su parte, añade a estos aparcamientos 'lanzadera' una red de corredores verdes para conectar con la ciudad.

El aparcamiento para vecinos destaca especialmente en los partidos de la izquierda. El PSPV quiere construirlos en altura y que sean reversibles para que, si en un futuro los coches dejan de ser tan numerosos, puedan convertirse en espacios dotacionales para el barrio. Compromís pretende ampliar la 'zona verde' de aparcamiento, exclusiva para residentes, en aquellos casos donde las peatonalizaciones puedan restar aparcamientos en superficie. Y Unides Podem sigue esta línea priorizando este sistema de zonas de aparcamiento para el vecindario.

Propuestas para el taxi

El programa que más desarrolla el apartado dedicado al taxi es el de Unides Podem, después que en los últimos años se haya recrudecido el conflicto con los VTC. Respecto a esto, la coalición de izquierdas se compromete a regular la pre-contratación de servicios VTC a, por lo menos, una hora de antelación para que "estas licencias cumplan con su objetivo original y no se conviertan en competencia no regulada del sector del taxi". El consistorio ya había anunciado la aprobación de esta limitación, si bien tendrá que incluirse en la nueva ordenanza de Movilidad el próximo mandato. Ahora bien, únicamente Unides Podem se ha acordado en el programa electoral. Además, propone una aplicación electrónica municipal para gestionar el servicio del taxi, así como implementar un código de vestuario para conductores y unas marquesinas con información de tarifas y condiciones del servicio.

Compromís se acuerda del sector para continuar "trabajando estrechamente" facilitando su acceso a zonas restringidas al tráfico general, reforzando la señalización de sus paradas y potenciando su uso. En Ciudadanos quieren "solucionar los temas pendientes" con el sector, mientras que el PP sólo habla del sector para subvencionar la adaptación o la compra de vehículos accesibles.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email