GRUPO PLAZA

LA COMPAÑÍA YA ENTRÓ EN EL CAPITAL EN 2019

Prosegur adquiere la 'startup' valenciana Wohcash

ngel Sánchez y Antonio Rivilla. Foto: KIKE TABERNER
23/02/2021 - 

VALÈNCIA. Prosegur ha adquirido la startup valenciana Wohcash. Así constaba este lunes en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), donde se publicaba el cese como consejero delegado de uno de sus fundadores, Antonio Rivilla, de la sociedad Wohcash App SL y la disolución de su consejo de administración al pasar a tener como administrador único a Apha3 Cashlabs SL, división de Prosegur.

La multinacional, líder en seguridad privada, ya entró en la compañía en 2019, aunque no especificaron la cantidad invertida ni el porcentaje adquirido de la compañía, que sería superior al 50%. Ahora, se queda al completo la sociedad que gestiona la tecnología y que fue diseñada por Ángel Sánchez y Antonio Rivilla.

La compañía, que empezó a caminar en 2017, generó  un desarrollo que permite pagar con el móvil en puntos adheridos a la plataforma o 'sacar' dinero de una cuenta bancaria allí mismo. Fue en 2020 cuando la startup valenciana pasaba a operar con la marca Gelt, cuando la compañía adoptaba la marca de la empresa tecnológica conocida por pagar a los consumidores por hacer la compra y enviar los tickets a través de su app

A partir de ese momento, la fintech valenciana evolucionó a Gelt Cash, sistema con el que buscaban estar en 2.000 tiendas en España y llegar a los 30.000 usuarios. También tenían zonas estratégicas en las que expandirse como Andalucía para afianzar puntos y dar servicio a los turistas de Reino Unido. 

¿Cómo funcionaba el sistema?

Para ser un punto Gelt Cash, el comercio -que podía ser desde una cafetería a una tienda de ropa- tan solo debía darse de alta en la aplicación. Tras hacer una serie de comprobaciones los negocios recibían una tablet para prestar el servicio, aunque también podía hacerse desde su móvil. En la otra parte se encontraba el usuario, que solo debía descargar la aplicación, vincular su cuenta y ver en el mapa qué establecimientos permiten sacar dinero.

El usuario pagaba 0,50 euros de comisión hasta 50 euros con un máximo de 1 euro en el caso de llegar a 100 y no era necesario consumir en el local. Unos importes inferiores a lo que supone sacar dinero en una sucursal de la que no se es cliente. Una vez en el establecimiento, el usuario señalaba en la aplicación cuánto dinero quería sacar y se generaba un código QR, que debía mostrarlo en el comercio. Tras validarlo, le permitía entregar el dinero al usuario y recibirlo en su cuenta a final del día. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email