GRUPO PLAZA

la subvención del gobierno, en cambio, tiene en cuenta el ingreso y patrimonio del solicitante

Puig suma otra medida de 'café para todos': ayudas a autónomos sin tener en cuenta la renta

19/07/2022 - 

VALÈNCIA. Más de 37.400 autónomos de la Comunitat Valenciana presentaron el pasado viernes -el día de apertura de plazo- su solicitud para acceder a la ayuda de 300 euros anunciada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a finales de junio y que, además, son compatibles con la de 200 euros ofrecida por el Gobierno de España.

Una primera oleada de peticiones para una línea que contará con una dotación total de 45 millones de euros y alcanzará a 150.000 profesionales por cuenta propia, que recibirán el montante en un solo pago, siempre que cumplan el requisito de encontrarse "especialmente" afectadas por la crisis energética derivada de la guerra en Ucrania.

Ahora bien, la ayuda impulsada desde el Gobierno valenciano no contará con ningún otro requisito ni de renta, facturación o patrimonio del beneficiario. Una política de 'cafe para todos' sin tener en cuenta el nivel adquisitivo del ciudadano que ya ha causado en ocasiones malestar en los socios de Botànic, Compromís y Unides Podem.

De hecho, algo similar ya ocurrió con el decreto ley aprobado el pasado mes de abril por el que se regulaba la bonificación del 10% de las tasas propias y precios públicos gestionados por la Generalitat hasta el 31 de diciembre de 2022. Una medida ideada en la sala de máquinas socialista que, sacaba pecho la Generalitat, "beneficiará directamente a un total de más de 1.300.000 valencianos y valencianas" con "un ahorro de costes para las familias y empresas valencianas cercano a los 30 millones de euros". 

Eso sí, una medida de 'tabla rasa' que afectaba a todos por igual y no de una forma especial a los ciudadanos con menor renta, lo que se considera desde sectores de la izquierda como un acercamiento a políticas más propias del PP.  


De la misma manera, una sensación similar transmitió otro de los anuncios más recientes del presidente Puig cuando semanas atrás anunció el aplazamiento del pago del canon en la factura del agua -entre 12 y 18 euros de ahorro mensual para cada hogar valenciano- y donde tampoco se tenía en cuenta ningún otro parámetro de distinción entre las familias mejor o peor posicionadas económicamente.

Curiosamente, en este caso, y pese a que tanto el Gobierno de España como el Ejecutivo valenciano tienen mayoría socialista y son los impulsores principales de estas ayudas, no se ha abordado esta cuestión de la misma manera.

El conseller de Hacienda, Arcadi España, recogiendo la cartera de su predecesor, Vicent Soler. Foto: EDUARDO MANZANA

Así, el Real Decreto Ley 11/2022 promulgado por Pedro Sánchez regula la ayuda directa de 200 euros para personas que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dados de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad, o sean desempleados inscritos en la oficina de empleo, sean beneficiarios o no de la prestación o subsidio por desempleo, "siempre que en 2021 hubieran percibido ingresos inferiores a 14.000 euros anuales, y tuvieran un patrimonio inferior a 43.196,40 euros anuales".

Una medida que, a diferencia de la adoptada por Puig, parece ir más en la línea de lo que señalan organismos internacionales como el FMI o la OCDE, que vienen apostando en los últimos meses por evitar las bajadas de impuestos "generalizadas" y promover las ayudas directas a "usuarios vulnerables".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme