GRUPO PLAZA

CONFERENCIA EN ALICANTE 

Puig propone una triple reforma para acercar la España autonómica a la federal

29/01/2022 - 

ALICANTE. Lo reconoció al final: la palabra "federalismo" sigue teniendo efectos peyorativos. Pese a ello, Puig no cejó en la tarde de este viernes en poner argumentos sobre la mesa por los cuales la actual España de las Autonomías debe avanzar hacia una España más federal o federalizante, como lo es, a su juicio, ya de facto.  Y así lo ha defendido en la conferencia De la España autonómica al Estado federal, pronunciada dentro del ciclo Política para tiempos difíciles organizado por la Universidad de Alicante.

Puig ha hablado de tres reformas necesarias para acercarse a este reto, pese a los problemas que genera la palabra federal. "Significa unión, y por eso no la quieren los independentistas", ha insistido. El jefe del Consell, ante un aforo repleto de cargos socialistas, ha conminado al resto de fuerzas y a los agentes sociales de llevar a cabo una triple reforma: la de la reforma del sistema de financiación; una reforma de carácter político que permita impulsar la cogobernanza administrativa, y por último, una reforma “emocional” en favor de una “España de Españas”.

Para el president, transitar de la España autonómica a la España federal exige abordar los retos territoriales de “la España macrocefálica del centralismo independiente, la España unilateral del independentismo, la España divergente de la financiación injusta y el dumping fiscal, la España invisibilizada que nunca sale en el telediario y la España interior en peligro de extinción”. Para ello, ha propuesto “una ambiciosa acción política institucional y emocional” que, pasa, en primer lugar, por una reforma económica que propicie una financiación autonómica garante de la suficiencia y de la equidad.

Así, ha puesto como ejemplo el paso que ha dado esta semana la sociedad valenciana para defender desde la “unidad”, la “firmeza” y el “rigor” un solución a los problema de financiación que sufre la Comunitat Valenciana. Así, ha mencionado el informe elaborado por el Comité de Personas Expertas con las alegaciones de la Comunitat Valenciana, un documento “compartido con el resto de fuerzas y agentes sociales y que será presentado el lunes ante el Ministerio con un objetivo: una España más justa”. "El propio Gobierno valenciano cedido su soberanía y la ha dejado en manos de los expertos, algo que han respaldado casi todas las fuerzas políticas y los agentes sociales", ha destacado.

En segundo lugar, ha planteado una reforma de carácter político que permita impulsar la cogobernanza, una forma eficaz de gestión, como se ha demostrado durante la pandemia. “Las autonomías deben incorporarse a la gobernanza de las grandes políticas de país”, ha reivindicado Puig, que ha pedido avanzar, a corto plazo, con las conferencias de presidentes y presidentas y las conferencias sectoriales; a medio plazo, con una reforma “pragmática” del Senado, y, a lago plazo, “con una reforma de la Constitución que explore la senda federal”. A su juicio, algunas de estas cuestiones, como la conferencia de presidentes y la posibilidad de introducir temas a debatir en el orden del día deben quedar ya institucionalizadas.

Por último, ha abogado por una reforma “emocional” en favor de una “España de Españas”, que posibilite caminar hacia una “centralidad periférica”, algo que pasa por lograr que “las instituciones del Estado se distribuyan más allá de la capital”, redibujar los mapas de infraestructuras para “primar la España real frente a la España radial” -como el Corredor Mediterráneo- y responder al problema “grave” de la despoblación.

Federalismo de alma y cuerpo

Antes de citar la triple reforma, el president ha señalado que los cuatro grandes principios que deben articular, a su juicio, el “alma federal” son, tal y como ha enumerado, la concordia, la lealtad, la confianza federal y el patriotismo cívico.

Puig ha defendido que la España autonómica “vive un momento crucial par preservar esa concordia que tantos frutos nos ha dado”, y también ha reivindicado la necesidad de una “lealtad vertical” entre las comunidades y el Estado, una “lealtad horizontal” entre las propias autonomías y una “lealtad capilar” entre cada comunidad autónoma y sus municipios. “La lealtad federal obliga a que nadie se apropie de España”; “España es mucho más que una de sus partes, que una de sus lenguas, que una de sus culturas”, ha enfatizado.

Además, se ha mostrado partidario de practicar la “confianza federal”, lo que pasa por que “cada parte tenga en cuenta sus intereses, los intereses del conjunto y los intereses de otras partes en el ejercicio de sus competencias”. “La palabra clave es alianzas”, ha dicho el president, que se ha referido a las logradas con otras comunidades, porque “siempre hay margen para el acuerdo, sin frentismos, sin partidismos, sin cortoplacismos”.

Puig ha reivindicado también un “patriotismo cívico” que acabe con el “absurdo” de “la identificación de lo nacional con un lugar del país o con un acento”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email