GRUPO PLAZA

MODA PURA Y SALVAJE

Pure Savage: el streetwear también es cosa de valencianos

La moda se aleja de las imposturas del centro para adoptar la rebeldía de la periferia. Ya es posible vestir de manera urbana con marcas exclusivas en Valencia. Tan solo hay que adentrarse en busca de un showroom ubicado más allá de Blasco Ibáñez

30/05/2016 - 

VALENCIA. Cadenas, maderas y un letrero de neón que delata a los culpables: Pure Savage. Los showrooms son una rareza en nuestra ciudad, pero una nueva firma valenciana se ha propuesto invertir la tendencia. Merece la pena visitar su base de operaciones (Carrer de Santa Cruz de la Zarza, 2) solo por la ecléctica decoración, con anomalías como una colección de cactus y una máquina Arcade de Tetris. Pero si algo destaca son sus colecciones de ropa, con firmas exclusivas que en algunos casos es imposible adquirir en ninguna otra parte. Desde sneakers de Arkk a gafas Sunpocket, pasando por prendas de Daily Paper, The Fifth, Nena & Pasadena o Nicce London.

Ropa urbana no es igual a ropa barata. La empresa reivindica la exclusividad como una de sus máximas, hasta el punto de que el cliente debe desplazarse al showroom, que no está situado precisamente en el centro. A cambio, recibe atención personalizada y total libertad horaria. Otra opción es no moverse del sillón, ya que el mes que viene entrará en funcionamiento su tienda online, desde la que tienen previsto distribuir a toda Europa –quién sabe si en el futuro al resto de países–. Los productos, no obstante, seguirán estando minuciosamente seleccionados. “Se están dejando de vender marcas y se están empezando a vender estilos de vida”, aseguran los hermanos al frente del negocio.

Los fundadores de Pure Savage son Jorge y Enrique Guinot, gemelos para más señas, y Adriana Fernández, pareja del primero. Los tres estudiaron Marketing, Publicidad y Relaciones Publicas en Esic, y a los tres les rugían las ganas por emprender. “Siempre tuvimos claro que éramos lo suficientemente autosuficientes para hacer algo por nuestra cuenta”, indica Jorge. La financiación procede de sus propios ahorros y la aportación de un socio con experiencia, que además fue su profesor. Con estas premisas comenzaron a trabajar en un concepto de tienda multimarca acorde con sus gustos e inquietudes. “Prácticamente esto es un hobby. Sentimos admiración por las marcas que vendemos y al elegirlas solemos fijarnos en que no tengan tienda en Valencia”, cuenta Enrique.

El diseño del sueño va más allá. Una vez asentada la primera línea de negocio, “que ha superado muchas de nuestras expectativas”, ahora van a por el segundo reto. Consolidar su propia marca de ropa. Se presentará este mismo verano con una colección cápsula de swimwear, compuesta de complementos y bañadores, aunque el gran debut llegará con una línea completa en septiembre. Cuentan con una diseñadora gallega, Ana Paradelo, con la que se pusieron en contacto en cuanto tuvieron acceso a su trabajo. “Queríamos que viniese completamente de otro mundo, que pudiese aportar algo diferente al street”. Pese a todo, seguirán manteniendo la venta de otras firmas, porque les entusiasman.

“SE ESTÁN DEJANDO DE VENDER MARCAS Y SE ESTÁN EMPEZANDO A VENDER ESTILOS DE VIDA”

¿Está Valencia preparada para recibir un modelo de negocio tan diferente? Una ciudad donde la moda se ha cosido a golpe de seda, ¿entenderá el concepto del streetwear? Un escenario que ha despilfarrado fondos en pasarelas de postín, ¿acogerá de buen agrado los showrooms independientes? Parece que una nueva sensibilidad va despertando. “Hay quien nos dice que esta misma empresa tendría más recorrido en ciudades como Madrid o Barcelona, porque Valencia siempre ha estado más apartada en moda. Las colecciones especiales de Balmain o de Kanye West para otras firmas ni siquiera pasan por aquí…”, reflexiona Jorge, para a continuación añadir: “Pero alguien tiene que coger las riendas y poner la ciudad en el mapa. Nosotros lo tenemos difícil, porque somos nuevos, acabamos de llegar a esto. Aunque hoy somos nuevos, y mañana pioneros”.

El consumidor kinestésico

La personalidad de Pure Savage se gestó como sitio web con alma propia. A día de hoy, uno de sus elementos de madurez es combinar la venta de producto con un magazine de lifestyle. Esto les permite difundir la filosofía street y construir la identidad de marca. “Teníamos claro que era un trabajo esencial desde el principio”, indican. “En materia de moda, estamos yendo hacia la compra de valores más que a la simple representación social, que era lo que pasaba antes con el polo de Tommy Hilfiger o la camisa de Burberry”, explica Jorge. “Hablamos entonces de un consumidor kinestésico, que ya no juzga solo por lo visual, sino por la experiencia global con la marca”, precisa Enrique.

Esto de “experienciar la marca” no es nada descabellado, sino que se escucha en todos los grandes foros de empresa. Que el comprador viva el intercambio comercial con intensidad -con pureza y rebeldía- desde el momento en el que entra en el showroom hasta el instante en el que calza la sneaker. Y para ello, cabe apelar a su personalidad. “Tenemos marcas que encajan más con tribus como el skate, el surf… Es un estilo de vida mucho más casualstreet”. Además, entra en juego el retorno. “Cuando la gente se siente identificada, también está dispuesta a pagar más por la experiencia”, declaran. En el mercado de la moda urbana hay zapatillas de deporte que alcanzan los 6.000 euros.

La plantilla de Pure Savage ya la componen cinco personas. El espíritu nómada les ha llevado a recorrer distintos eventos urbanos y es frecuente su presencia en el Mercado de Tapinería. El objetivo es seguir haciendo carretera, incluso tomar algún avión. También hay planes de futuro e intención de diversificar el negocio -les encantaría apostar por la Responsabilidad Social Corporativa con empresas como Greenpeace-. No tienen miedo, tienen hambre, y eso se escucha de lejos. “Pensábamos que nos iba a costar una barbaridad todo, y fíjate dónde estamos”, concluyen. Apetito y rebeldía es un combinación salvaje.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email