Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

ESTUPOR TRAS DECIDIR EL MINISTERIO DEJAR AL 70% DE LA POBLACIÓN DE LA COMUNITAT EN LA FASE 0

Revés social y económico: 3,5 millones de valencianos siguen confinados

Foto: ROBER SOLSONA/EP
9/05/2020 - 

VALÈNCIA. Jarro de agua fría. En los últimos días, las expectativas de que la Comunitat Valenciana lograra pasar al completo a la Fase 1 del desconfinamiento eran altas. Los mensajes tanto del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, como de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, iban dirigidos a poner en valor la gestión de la crisis hecha por la Generalitat, además de recalcar la mejoría de los datos y la solvencia logística de la Comunitat tanto en número de camas como en material y capacidad de laboratorios para realizar diagnósticos.

No obstante, unas horas antes de la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se percibía un nerviosismo creciente en la cúpula del Gobierno valenciano. Los más pesimistas vieron sus temores cumplidos al conocer que 3,5 millones de valencianos no progresan en el desconfinamiento y permanecerán en la Fase 0 al menos una semana más. 

El ministerio accedió a delimitar el desconfinamiento por áreas de salud y no por provincias, por las 24 áreas de salud, ya que el plan de agruparlas en solo 14 que contemplaba la Conselleria ni siquiera era necesario puesto que todas cumplían con las ratios fijadas por el Gobierno. Sin embargo, y ante la sorpresa general dadas las expectativas levantadas, 14 de las 24 áreas de salud se quedan en la Fase 0.

Los grandes núcleos urbanos y sus áreas de influencia, València, Alicante, Castellón y Elche, se quedan fuera del avance, lo que indica que, claramente, la densidad de población ha sido un factor clave para impedir el paso a la Fase 1. Por otro lado, sí superan esta primera etapa seis departamentos de Salud de la provincia de Alicante, tres de Valencia y uno de Castellón. En el caso de los de la provincia de Valencia, sí entran en la nueva fase Requena, Xàtiva-Ontinyent y Gandia. En la provincia de Castellón, progresa Vinaròs, mientras que en la provincia de Alicante podrán aplicarse las normas de alivio del confinamiento en Alcoy, Dénia, La Marina Baixa, Elda, Orihuela y Torrevieja.

 

De esta manera, para 3,5 millones de valencianos -el 70% de la población- se mantienen las restricciones a la movilidad y a la actividad económica que rigen en la fase 0. Esto es, el comercio solo puede funcionar con cita previa y envío a domicilio y se mantienen algunas limitaciones a la movilidad, ya que no será todavía posible los encuentros previstos en la siguiente fase con personas no convivientes o los desplazamientos en vehículo privado de dos o más personas no convivientes. 

De la misma manera, tampoco podrán abrir las terrazas de los bares, un duro golpe para el empresariado local que, en muchos casos, ya habían anunciado su regreso y recogían reservas para el próximo día 11 en adelante. También para los empleados de estos locales que contaban las horas para dejar de estar afectados por un ERTE. A todo ello hay que sumar las franjas horarias que siguen establecidas con la excepción, tal y como matizó Illa, de que se permita a las CCAA cierta flexibilidad para los menores de 14 años.

Un revés tanto social como económico que se hacía difícil de explicar para el Gobierno valenciano tras varios días de comparecencias ilusionantes de cara a la desescalada. Fuentes socialistas admitían a este diario que existía un enfado notable en la cúpula del Consell con el Gobierno de España tras conocer la noticia, y más de uno cargaba abiertamente contra la decisión al considerar que se había visto condicionada por la situación de Madrid y Barcelona, que tampoco han superado el corte. En este sentido, las fuentes consultadas por este diario aseguraron que se revisará este fin de semana y el mismo lunes se volverá a enviar al ministerio.

"La conselleria no comparte la decisión"

De hecho, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, no dudo en hacer una declaración institucional tras conocer la resolución en la que el Gobierno de Pedro Sánchez no salió bien parado. "La Conselleria de Sanidad no comparte la decisión adoptada por el Ministerio", reprochaba Barceló, quien insistía en que el departamento de Illa no había utilizado criterios objetivos medibles. 

Según explicaba, la Comunitat Valenciana cumple criterios de camas de agudos, camas críticas, capacidad de respuesta en Atención Primaria y capacidad de laboratorios para hacer pruebas PCR. De hecho, aseguraba que en la videoconferencia que pudo tener la administración valenciana tras entregar su plan el pasado el miércoles con el Gobierno confirmaba que habían cumplido los criterios para pasar de fase. "El propio ministerio nos puso una nota. Nos trasladó matrícula de honor", aseguraba 

Barceló también destacó datos como la incidencia acumulada de los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes. En la Comunitat Valenciana esta cifra se sitúa en el 13,59, mientras que otras comunidades autónomas, que sí han pasado a la Fase 1, superan el 60. Además, el número reproductivo del virus se sitúa en el 0,66, "una cifra muy por debajo del 1, criterio máximo marcado por el ministerio", recordaba Barceló.

Los números de los departamentos

Atendiendo a los últimos datos ofrecidos este mismo viernes por la Conselleria de Sanidad sobre casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, curiosamente el departamento de salud más afectado es el de Requena, uno de los que sí ha logrado pasar el corte. Su incidencia en esa ratio es de 846,8 habitantes positivos, muy alejado del segundo en la lista, La Plana, que registra 438,4 positivos por cada 100.000 habitantes. Una situación que se replica con La Marina Baixa, la tercera área de salud con más positivos con 376,1 contagios por cada 100.000 habitantes, que también ha pasado a la Fase 1. 

Alcoy, el cuarto departamento con más incidencia al registrar 376,1 positivos por cada 100.000 habitantes, también podrá progresar en el desconfinamiento el lunes. Igual que Elda, en el séptimo lugar de 24 tras Sagunt y La Fe pero por encima en incidencia de los departamentos que conforman València y su área metropolitana, además de Alicante y Castellón. Mientras, el resto de de departamentos que sí han pasado el corte ocupan la parte baja de la tabla como Orihuela, Torrevieja, Denia, Gandia o Vinaròs.

Al margen de esta circunstancia, este importante tropiezo frustra el proyecto de desconfinamiento que había trazado el Gobierno valenciano basado, tal y como informó este diario, en la organización y agrupación de 14 departamentos de Salud. De hecho, el Gobierno central sí ha tomado, tal y como pedía el Consell, la referencia de las áreas pero lo ha hecho al completo, contando las 24 existentes e incluso dividiendo una de las que el Gobierno valenciano pretendía unificar para el proceso, la de Elda, que pasa a la Fase 1 mientras no lo hacen Elche-Hospital General y Elche-Crevillent, por lo que ahora ya caminarán por separado. 

Otra situación llamativa es la del Rincón de Ademuz, que en primera instancia se quedaba en la Fase 0 por encontrarse integrado en el departamento de salud València Arnau de Vilanova-Llíria pese a tener cero casos registrados y encontrarse enclavado este territorio entre las provincias de Cuenca y Teruel, que sí pasan a la Fase 1. No obstante, según lo publicado en el BOE este sábado, se matizó que este tipo de enclaves podrán pasar de fase si las provincias colindantes también lo hacen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email