GRUPO PLAZA

medidas impopulares antes de elecciones

Ribó afronta la precampaña con 107.000 multas por las cámaras en Ciutat Vella y una ORA más cara

27/09/2022 - 

VALÈNCIA. Más de 107.000 multas por accesos indebidos al Área de Prioridad Residencial (APR) de Ciutat Vella en los últimos meses y la entrada en vigor de un estacionamiento regulado (ORA) más caro. Son dos de los cambios de la movilidad en la ciudad de València más impopulares aplicados durante la segunda parte del mandato y con los que el gobierno local que encabeza Joan Ribó se presentará a las próximas elecciones.

La zona de prioridad residencial en el casco histórico de València entró en vigor en diciembre de 2021, y aunque la articulación del sistema tecnológico de cámaras retrasó su puesta en marcha, la oposición denuncia una insuficiente señalización y, sobre todo, una insuficiente campaña de información a la ciudadanía que ha resultado en una gran cantidad de sanciones por el acceso indebido de vehículos al barrio de Ciutat Vella.

Concretamente, desde que se pusiera a funcionar el sistema, el consistorio ha puesto más de 107.000 multas por infringir las restricciones de acceso que ascienden a un total de 1,2 millones. Y aunque el alcalde ha considerado que las sanciones constituyen una cifra "cada vez menor" debido al progresivo mayor conocimiento de la normativa aprobada, y consciente del problema que está suponiendo, pidió a la concejalía de Movilidad Sostenible, que encabeza Giuseppe Grezzi, que mejore la señalética.

Así, apuntó que "puede ser que haga falta una señalización mucho más evidente" para que "quien entre tenga claro que entra en una zona en la que será sancionado". Pero aún así, instó a evaluar si en verano el problema se da con vecinos de la ciudad o con turistas. "Creo que muchas de estas sanciones no son de personas que viven en València" sino "de personas que seguramente estaban aquí en plan turístico", aseveró.

 Foto: Jorge Gil/ EP

Con esta restricción, los residentes, propietarios, profesionales y otros vehículos de servicios puntuales deben tener autorización para acceder, circular y estacionar en la zona restringida. Y hay dos tipos de permisos: uno permanente y otro con una validez de un día.

Las sanciones pueden alcanzar los 200 euros en el caso de incumplimiento de la norma. PP, Ciudadanos y Vox critican el "ánimo recaudatorio" del gobierno local, que niega la acusación y defiende la medida para reducir la contaminación, priorizar desplazamientos más sostenibles, evitar el acceso indiscriminado y los trayectos ocasionales.

Una ORA más cara

Otra de las medidas aprobadas desde la concejalía de Movilidad Sostenible ha tenido que ver con el encarecimiento de la ORA. En primer lugar, al incrementar en tres horas el tiempo de pago de las zonas azul y naranja -de rotación y mixta con residentes-. Si antes, las horas de la comida -de 14h a 16h- y la hora entre las 20h y las 21h eran gratis, ahora hay que pagarlas. Un cambio que, además de un aumento de la recaudación, también ha supuesto un crecimiento en las multas.

 

Por otro lado, también se han ampliado los momentos del día que son de pago en 45 zonas de la ciudad. Períodos en los que no había que pagar, ahora han dejado de ser gratuitos. Por ejemplo, las tardes de entre semana en algunas áreas; los sábados por la mañana, en otras; o incluso todo el día del sábado en algunas. Medida que ha afectado a barrios como Eixample, Extramurs, Pla del Real, Patraix o Quatre Carreres.

Así pues, en los últimos nueve meses, se han puesto 184.000 sanciones por incumplimiento de la ORA, según denunció el PP la pasada semana, además de recaudar cuatro millones de euros por el estacionamiento en las zonas azul y naranja. Y entre las zonas más afectadas se encuentran Exposición y Ensanche, con 11.742 y 10.766 multas cada una y una recaudación de 175.553 y 133.544 euros respectivamente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme