X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

PAI de benimaclet

Sandra Gómez pide a sus socios que dejen de dar una "continua imagen de parálisis e inestabilidad"

13/12/2018 - 

VALÈNCIA. La portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de València y candidata a la Alcaldía en 2019, Sandra Gómez, ha instado este jueves a sus socios de Gobierno -Compromís y València en Comú-, a que dejen de ofrecer una "continua imagen de parálisis e inestabilidad, de la ciudad, porque, de no hacerlo, "nadie querrá venir a invertir".

"Si continuamente trasladamos la imagen de que en València es difícil invertir y que cualquier iniciativa privada es vista con malos ojos, o que hay una predisposición negativa", ha advertido Gómez, "la situación se polarizará y nadie ganará". Y ha sentenciado: "La parálisis es la mejor fórmula para que vuelva la derecha".

Hablaba la socialista sobre el proyecto del PAI de Benimaclet y aludía especialmente, aún sin hacerlo de forma expresa, a la formación morada que lidera María Oliver, a raíz de sus discrepancias con el proyecto urbanístico presentado por la promotora Metrovacesa para el barrio del norte de la capital. Esta es, en definitiva, una nueva declaración que sumar al debate mediático generado por los miembros del ejecutivo.

"Hay alguno que otro grupo político que tiene siempre la necesidad de marcar posturas contrarias a cualquier iniciativa del equipo de gobierno", y lo ha achacado a "la contienda que viene en los próximos meses. Por ello, ha recalcado que "es más progresista trabajar que criticar".


Precisamente Sandra Gómez ha hecho referencia al debate situado en los medios de comunicación. Respecto a esto, ha esgrimido que "quien discrepa del trabajo realizado por el grupo socialista tiene la obligación de abrir los debates dentro del gobierno, no siempre en la prensa" porque, ha hecho hincapié: "En muchas ocasiones me entero de las cosas mediante los periódicos".

"Rebajar la edificabilidad supone perder vivienda pública y social"

Sobre la petición de reducir la edificabilidad del PAI, Gómez ha insistido en que esta modificación "no sería gratis" y que tendría un "impacto directo" con el número de viviendas de protección oficial y viviendas sociales que incluye el planeamiento, que suman más de 500. Si se rebajara la edificabilidad de los 1.300 pisos a los 1.000, se perderían un total de casi 135 viviendas sociales y públicas, según la portavoz socialista. Estas viviendas son, ha explicado, una herramienta del consistorio para "aliviar las tensiones del mercado inmobiliario".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email