X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la conselleria destina 7,9 millones en los presupuestos

Sanidad creará 219 plazas para revertir el servicio de resonancias a la gestión pública

3/11/2018 - 

VALÈNCIA. Sanidad creará 219 plazas para culminar el proceso de internalización del servicio de resonancias magnéticas. Así lo señalaba este viernes la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en su comparecencia en la comisión de Les Corts para explicar los presupuestos. 

De momento, el departamento de Barceló sigue sin especificar cuántos de ellos vendrán por la subrogación del personal de la UTE Erescanner Salud, quien actualmente presta el servicio en 13 departamentos de la administración pública. Para poder incorporar a este personal, Sanidad ha presupuestado 7,9 millones.

Por lo pronto, Sanidad no ha llegado a tiempo para revertir a la gestión pública el servicio, que finalizaba el 31 de octubre. La fecha de la vuelta a lo público de estas pruebas se sabía con antelación, exactamente hace casi ocho años, cuando se inició el contrato con la UTE.

Eresa e Inscanner prestarán hasta el 31 de enero sin concurso, realizando pagos a través de expedientes de enriquecimiento injusto. El principal argumento de la Conselleria para justificar la prolongación del servicio privado es el "retraso" que ha sufrido el nuevo concurso de resonancias para prestar un servicio externo complementario al de los hospitales públicos que evitase las listas de espera. Este concurso se convocó en marzo, con Montón aún como consellera, y, tras paralizarse por un recurso, se adjudicó en septiembre a Eresa, Imed y Alliance Medical a través de Vivo Diagnóstico

El contrato contemplaba un plazo de tres meses para su puesta en marcha, por lo que la adjudicación ya llegaba tarde. Por si esto fuera poco, un nuevo recurso provocó la suspensión de dos lotes del concurso, los de Alicante y Marina Baixa, lo que motivó que Sanidad decidiera retrasar todo el concurso y también el fin de la gestión privada del servicio. Según la Conselleria, sin ese servicio complementario adjudicado en el nuevo concurso no está garantizada la asistencia en las condiciones de calidad que desea el departamento de Ana Barceló. 

Foto: INMA CABALLER

Tampoco está listo el decreto de personal que debe regular la integración de personal de los socios de Erescanner Salud UTE en la Conselleria, que, como adelantó Valencia Plaza, prevé subrogarse en los derechos de los trabajadores que han estado trabajando en las resonancias de hospitales públicos y que tengan al menos un año de antigüedad. El principal problema se encuentra en la reciente controversia con la figura del personal a extinguir tras un informe del Consell Jurídic Consultiu, fórmula utilizaba hasta ahora para las subrogaciones de personal. 

Barceló también anunció la incorporación del personal necesario para la utilización de la tecnología oncológica, comprada gracias a la donación de la Fundación Amancio Ortega y para el que van a destinar 1,6 millones de euros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email