GRUPO PLAZA

La historia de la marca comenzó hace 28 años de la mano de Stephan Rötzer

SanLucar, la multinacional hortofrutícola con sede principal en Puzol

28/06/2021 - 

VALÈNCIA. La historia de éxito de productos de primera calidad comenzó hace 28 años, con la fundación de la empresa por el alemán Stephan Rötzer. Nacido en el seno de una familia de mayoristas de frutas y verduras en Múnich, Rötzer tuvo desde el principio una visión muy clara: ofrecer un producto de excelencia con mucho sabor, y hacerlo de manera que el consumidor lo reconozca en el punto de venta. Por eso creó la marca SanLucar que hoy en día se ha convertido en un referente para los especialistas de fruta y verdura en el mundo. 

Siembran la semilla y crecen juntos

Gracias a excelentes maestros agricultores, Stephan Rötzer ha encontrado partners de confianza que le ayudan a desarrollar su especial visión de las frutas y verduras. Ellos son expertos en combinar la sabiduría tradicional, la innovación y la pasión por la alimentación saludable. Juntos establecen nuevos estándares de calidad. Siempre buscando el mejor sabor, la empresa desarrolla nuevas variedades en campos de prueba por todo el mundo. Los cítricos, las fresas, las uvas, las frutas de hueso y los tomates forman parte de la amplia gama de productos que crece constantemente. 

La compañía internacional con sede principal en Puzol realiza operaciones en cinco continentes, contando con cultivo propio en Túnez, Sudáfrica, Ecuador y España. La oferta de cerca de 100 productos hortofrutícolas proviniendo de más de 35 países convierte a SanLucar en la marca con el surtido más amplio del comercio alemán, austríaco y holandés; actualmente la firma expande sus actividades a Canadá, Ecuador, Italia, Inglaterra, Rusia, Oriente Medio y el Norte de África. 

Un equipo dinámico en Puzol

La multinacional tiene un ambiente vivo con una plantilla extendida por todo el globo, resultando en la aplicación diaria del conocimiento de diferentes idiomas en la comunicación con compañeros de distintos orígenes culturales. Con su estructura organizativa horizontal, la empresa ofrece una posibilidad de desarrollo profesional para crecer en la compañía, y también promueve entre sus profesionales el aprendizaje de idiomas, así como otras formaciones. 

Más de 3.200 empleados viven cada día su pasión por la fruta y la verdura. La oficina de la sede central es una clara apuesta por la arquitectura sostenible, en línea con la filosofía corporativa de la empresa. 300 metros cuadrados de jardines verticales con más de 30 variedades vegetales recubren las paredes del edificio. Además, desde mayo, cuenta con más de 100 paneles solares en el techo, que convierten la luz solar en electricidad.

La responsabilidad hacia la sociedad

SanLucar no solo se compromete con el mejor sabor y la mejor calidad, sino también con distintas iniciativas sociales y medioambientales. Todas las acciones de SanLucar se basan en la filosofía “Sabor en armonía con las personas y la naturaleza”.

Con el programa de responsabilidad corporativa DREAMS (Developing Responsible Environments And Multicultural Societies), la empresa impulsa proyectos locales. Entre ellos, la cocina solidaria “El Puchero”, proyecto que forma parte de su compromiso en la ciudad de Valencia. 

La cocina solidaria “El Puchero”, se fundó en 2013 por iniciativa de Stephan Rötzer, fundador y propietario de SanLucar. En abril de 2018 se abrió la segunda cocina solidaria en la zona del marítimo. Ambas cocinas solidarias se gestionan en colaboración con la Asociación Coordinadora Solidaria de los Estibadores del Puerto de Valencia. La demanda de ayuda excede el número de 400 personas, a las que proporcionan una comida caliente cada día en las dos cocinas solidarias. La ayuda se dedica a personas y familias de escasos ingresos y en riesgo de exclusión social. 

SanLucar no solo impulsa proyectos locales en Valencia, sino también se dedica a proyectos sociales en todo el mundo. La renovación de escuelas en Túnez y Costa Rica, un programa de refuerzo escolar en Ecuador o una guardería gratuita en la finca de cítricos de Sudáfrica son ejemplos de cómo SanLucar se centra en la educación. Para ofrecer productos de alta calidad a largo plazo, SanLucar también invierte en proyectos respetuosos con el medio ambiente, como el control natural de plagas, los sistemas de ahorro de agua y la reducción de plástico. Porque sólo con una responsabilidad empresarial vivida desde el campo hasta la mesa, se puede crecer juntos de forma sostenible. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email