X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de junio y se habla de Caso Castor florentino pérez tim hortons Botànic II
GRUPO PLAZA

opinión

Siga esta guía si busca invertir en valores europeos 

Las estrategias cuantitativas no tienen por qué ser 'agujeros negros' para dar buenos resultados, a juicio del gestor senior de Robeco

12/06/2019 - 

MADRID. Las estrategias cuantitativas no tienen por qué ser agujeros negros para dar buenos resultados. De hecho, más bien lo contrario. Los modelos cuantitativos de selección de valores y los procesos de construcción de carteras de Robeco son claros, y siempre generan carteras con posiciones y transacciones fácilmente explicables. Para la estrategia Conservative Equities, eso significa que no solo podemos explicar el porqué de nuestros sesgos en ciertos sectores o países, sino también ofrecer, desde una perspectiva de riesgo bajo, una buena exposición del atractivo global de los distintos sectores y países de nuestro universo de inversión.

Los detractores de las estrategias de inversión cuantitativa las suelen denominar 'agujeros negros', debido a las complejas herramientas que utilizan. Auque ello pueda a veces ser cierto, no es siempre el caso ni mucho menos. Un ejemplo concreto es la estrategia Conservative Equites de Robeco, nuestro enfoque de inversión en renta variable de baja volatilidad.

Un exclusivo enfoque de clasificación bottom-up, claro y sencillo, nos permite explicar a los clientes todas las posiciones u operaciones, así como los sesgos por países o sectores resultantes. A nuestro juicio, ello supone una indudable ventaja frente a las más complicadas técnicas matemáticas empleadas por algunos de nuestros rivales, como las optimizaciones de varianza mínima.

Por otra parte, el resultado de nuestro modelo también proporciona una imagen bottom-up del atractivo relativo de los países y sectores en un momento dado, que complementa los numerosos análisis top-down o por fundamentales realizados por analistas y economistas. De hecho, este tipo de análisis puede salvar las diferencias entre la inversión por factores y los enfoques más tradicionales de asignación de activos por países y sectores.

Un ejemplo de ello es nuestro reciente análisis en profundidad de los 1.200 títulos del universo de inversión del fondo European Conservative Equities de Robeco. Esta estrategia sigue un enfoque activo de inversión de baja volatilidad, basado en estudios galardonados. Se atiene a un modelo de selección de valores multifactorial para identificar títulos europeos con un bajo riesgo absoluto de dificultades y un potencial alcista interesante.

Riesgo multidimensional

Nuestro planteamiento del riesgo es multidimensional, e incluye factores de rendimiento como los de value y momentum para evitar títulos de riesgo bajo que estén caros y/o atraviesen por una tendencia negativa. En nuestra opinión, seleccionar valores en base únicamente a un parámetro de riesgo, como la volatilidad o la beta, no es lo más aconsejable, puesto que ignora información de otros factores y variables.

Lógicamente, hemos encontrado que sectores más defensivos como servicios públicos, inmobiliarias y productos básicos de consumo, obtienen una buena puntuación en los distintos factores que el modelo considera, aunque productos básicos de consumo sigue estando caro en términos relativos, por lo que es menos atractivo que otros sectores. Por otra parte, los sectores cíclicos de tecnologías de la información, materiales, bienes de consumo discrecional e Industrial, presentan un interés netamente inferior.


Además, el carácter value de los sectores financiero y de energía es fácilmente detectable, como le ocurre a las características de crecimiento de los sectores de tecnologías de la información y atención sanitaria, que tienen valoraciones más elevadas y rentabilidades por dividendo inferiores. También hay que destacar que el sector financiero constituye un caso especial, al estar integrado por bancos de beta elevado, como los bancos universales de elevada capitalización de la zona euro, valores financieros de riesgo bajo, como las empresas de reaseguros, y bancos nórdicos y suizos con elevados dividendos.

En cuanto a los distintos países, consideramos que Suiza es, pese a unas valoraciones relativas elevadas, el país con mejor calificación de nuestro enfoque bottom-up, cosa fundamentalmente achacable a la baja volatilidad relativa de las acciones suizas. En el caso del Reino Unido, su correlación con el resto del mercado europeo es escasa y está bastante interesante en términos de dividendo, aunque la volatilidad de los títulos británicos sea en general bastante elevada.

Cíclico mercado alemán

Por otra parte, el cíclico mercado alemán recibe una puntuación baja en beta y negativa en momentum, sin que por valoración esté demasiado interesante. El mercado italiano, integrado por un elevado porcentaje de bancos volátiles, exhibe un mayor perfil de riesgo. Por último, la beta superior a la media de los mercados francés y español es principalmente consecuencia de la beta elevada característica de sus grandes bancos.

En conjunto, consideramos que en Europa los sectores son más importantes que los países, como era de esperar en los integrados mercados europeos. En ese sentido, las acciones de un banco británico se parecerán más a las de un banco francés que a las de una empresa de telecomunicaciones británica.

Jan Sytze Mosselaar es gestor senior de la estrategia conservativa de Robeco

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email