X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

PLATO DE LA SEMANA

Sopa de cebolla en Fierro

Germán y Carito rescatan este plato tradicional (y lo mejoran) para Fierro, el restaurante de una única mesa. 

Por | 10/02/2017 | 1 min, 5 seg

No fue fácil elegir el mejor plato del menú de degustación de Fierro del sábado pasado. El nigiri de anguila estuvo a punto de disputarle el primer puesto, pero finalmente ganó la sopa de cebolla. Porque fuera hacía frío y el caldo entonaba el cuerpo (y el alma), por su poderoso sabor y por mejorar un plato tradicional con un producto humilde que muchos habíamos olvidado. 

"Utilizamos diferentes variedades de cebollas. Tostamos cebolla morada y roja y las cocinamos a baja temperatura para extraer los jugos, que es la base del plato. Le añadimos cebolla perla y el verde de la cebolla tierna que hacemos crujiente para que refresque el paladar ya que es un plato muy contundente. Lo completamos añadiéndole mollejas de ternera y esféricos de queso idiazabal para despertar en las papilas matices nuevos. Todo con las especias de la receta original", explica Carito Lourenço, una de las dos mitades de Fierro y Doña Petrona.

Hay que volver a la sopa de cebolla, aunque sea imposible hacerla tan buena como la de estos dos pibes. 


Comenta este artículo en
next