GRUPO PLAZA

la crevillentina serála heredera de mónica oltra 

El 'sorpasso' silencioso de Aitana Mas: de las riendas de Iniciativa a la vicepresidencia del Consell

23/06/2022 - 

ALICANTE. Aitana Joanna Mas i Mas (Crevillent, 1990) se convertirá en los próximos días en la futura consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, vicepresidenta de la Generalitat y portavoz del Consell. Lo hará a punto de cumplir 32 años, con una carrera meteórica, con experiencia en tareas de gestión y forjada casi en un segundo plano, que las circunstancias -como la dimisión de Mónica Oltra- la han situado en la primera línea de la política valenciana; de su formación, Compromís y del Gobierno del Botànic.

En muchas ocasiones, este tipo de nombramientos son fruto de estar en el sitio y el momento adecuado. Pero ni esas condiciones se han dado en este caso: mientras Oltra barruntaba su dimisión y la llamó para trasladarle que le propondría como sustituta, Aitana se encontraba en Grecia disfrutando de unas minivacaciones -aprovechando que esta semana no había sesión de control al Consell- con dos de sus pasiones, su pareja y su hijo, de apenas unos meses. Aitana ha tardado 24 horas en dar el sí, quiero a su partido.

Quizás para entender esta recompensa (o nombramiento) hay que tener en cuenta varias variables. La primera, el hecho de ser una persona de confianza de Mónica Oltra, que es quien la propone; además de ser de su propio partido, Iniciativa del Poble Valencià; la segunda, tener experiencia, tanto en el Gobierno del primer Botànic, como directora general de Transparencia entre 2015 y 2019; y la tercera, tener trayectoria política, en el partido y en el territorio, pese a su juventud. "Siempre tuvo pasión por la política, y nunca tuvo prisa por conseguir los objetivos", indica uno de sus compañeros de viaje en esta trayectoria.

Aitana Mas ha reunido todas esas condiciones, y al mismo tiempo, tener la confianza de los cuatro partidos que componen Compromís, y lo más importante, estar siempre a disposición del partido, en un segundo plano y labrarse su propio camino sin crear tensiones, ni en Iniciativa ni en Compromís. En todo caso, tender alianzas para lograr sus objetivos. Por ejemplo, el pasado febrero, conformó una candidatura para coliderar Iniciativa del Poble Valencià junto con Alberto Ibáñez; en enero, se ofreció para ser la síndica de Compromís en las Cortes Valencianas, aunque finalmente la coalición optó por Papi Robles; en 2019, una vez fuera del Gobierno, se trabajó su candidatura para las primarias de Compromís y lograr ser la cabeza lista por Alicante, destronando al propio conseller de Economía, Rafa Climent.

Se podría decir que la suya ha sido una trayectoria de aventuras dentro de la coalición, quiméricas en algunas ocasiones, pero con objetivos asumibles en la mayoría de los casos, pese a su veinte y pocos años. Quizás el de mayor riesgo fue la de encabezar la lista de Compromís-Equo al Congreso de los Diputados por Alicante en 2011, con apenas 21 años. Entonces ya era concejala de Crevillent, aunque en la oposición, pero se lanzó al ruedo con varios veteranos de la coalición en las tierras del sur como Toni Arques o José Manuel Dolón. No consiguió el objetivo, pero sí asumir experiencia para lo que ha venido después, con el proyecto de Compromís más consolidado. 

Ya con el Botànic, fue el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, quien le dio la oportunidad de ser directora general, lo cual le forjó en la administraciones autonómica, además en unas condiciones excepcionales: contribuir a crear una conselleria, como era de la Transparencia, de la nada y en el contexto de la resaca de los casos de corrupción que entonces sacudían todavía a la reputación de la Comunitat Valenciana. 

Esta etapa, entre 2015 y 2019, permitió a Mas asumir la experiencia necesaria para asumir nuevos retos: lanzarse a las primarias de Alicante y marcar distancia de la tutela de los Mollà, que hasta el momento habían pilotado a Iniciativa, pero sobre todo a Compromís en las comarcas del sur. En este periodo es cuando la futura vicepresidenta, junto con Gerard Fullana, trabaja para que se cierren los acuerdos para que Los Verdes de Torrevieja y Villena -entonces, tenían las dos alcaldías- se sumen al proyecto electoral de la coalición y se convierta en el rostro de Compromís en el sur para defender proyectos polémicos como la ley del Plurilingüismo o la reversión del Hospital de Torrevieja.

A lo largo de su trayectoria, Aitana nunca ha dejado de lado sus pasiones: en sus inicios, alternar su etapa de concejala en Crevillent con los estudios universitarios -es ingeniera  técnica de Obras Públicas, en la especialidad de Hidrología- o formar una familia, algo que logró el año pasado. Tendrá el apoyo de sus padres, militantes en su día de EU, ahora simpatizantes de Compromís, y que serán vitales para que Aitana pueda compaginar política y familia a muchos kilómetros de su comarca, el Baix Vinalopó. Y con suerte rememorar otra de sus pasiones, el atletismo, con la zamarra de su club, el Marathon de Crevillent. Una atleta sigilosa que ha dado el sorpasso en el kilómetro 32 después de batir varios récords: candidata y concejala con 21 años; directora general con 25; ganar unas primarias con 29; (co)llevar las riendas de Iniciativa con 31 y ser consellera y vicepresidenta de la Generalitat con 32.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme