Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

RESTORÁN DE LA SEMANA

Tapas Pámbori

¿Se acuerdan de aquel día en que a su madre o a su abuela el cocido, las croquetas o el arroz les salió de 10? Así de bien se come en Pámbori. 

Por | 23/12/2016 | 1 min, 15 seg

Antic cuisine, tapas de lagrimón, como comer en casa de mamá. Así se define este pequeño restaurante de la calle Alzira (tienes 6 mesas). Pilar  lleva una década cocinando los platos que aprendió de sus padres, Pepet y Pilareta, muy conocidos en Arrancapins por regentar un bar al que acudía en masa la gente del barrio. En Pámbori no hay vanguardia, creatividad ni trampantojos. Tampoco hay carta. Ni falta que hace. 

El producto que trae cada día del Mercado Central no lo necesita. Pilar transforma la materia prima en apetitosos platos que elabora con paciencia y mucho cariño. El mismo que le profesa su clientela (la mayoría de ellos le saludan o se despiden con un abrazo). Porque si uno va más de dos veces a Pámbori, acaba haciéndose amigo de Pilar. Es pura alegría. 

Las gambas al ajillo al estilo Pepet (con servilleta encima como las preparaba su padre), el bacalao encebolllado, el sepionet en su tinta con habitas, las chuletitas de lechal con pasas y piñones o el atún rojo con verduritas son algunos de sus platos estrella. Los borda. 

Comenta este artículo en
next