GRUPO PLAZA

el autor castellonense nadar muestra su lado más íntimo con su nuevo cómic

'Transitorios': retrato sobre la cotidianidad y la vulnerabilidad entre viñetas

Nadar publica junto a Astiberri uno de sus trabajos más íntimos y personales: Transitorios, un relato que habla sobre la cotidianidad, la muerte, el amor y el olvido a través de cuatro protagonistas y sus breves historias

1/01/2023 - 

VALÈNCIA. “Las historias que cuento pasan en todos lados, pero nunca nadie se fija”, explica el autor castellonense Nadar, “al final es lo que a mi me interesa como autor y como persona, encontrar esos mecanismos que subyacen en nuestras relaciones y que ocurren entre nosotros”. Centrándose en esos pequeños detalles crea, de la mano de la editorial Astiberri, el cómic Transitorios. Este es la excusa perfecta para enmarcar entre viñetas la historia de cuatro personajes principales que se mueven a través de sus principios: un pequeño “hombrecito” al que le salvan la vida por un accidente de monopatín, un encuentro entre una señora con demencia y la famosa y gran estrella del cine (ya jubilada) Alejo Duque, un profesor de una asignatura optativa que marca a toda una promoción y un escritor obsesionado con Horacio Almendros, un artista local.

En menos de 100 páginas se cuentan estas cuatro historias vitales, que tan solo conviven dentro de la misma estación: el otoño, momento de tránsito y que se refleja en los tonos amarillentos que bañan las breves historias. Tal y como cuenta Nadar este sería el único hecho que de verdad trabaja a conciencia, huyendo de montar una historia más encima de la simpleza de contar la vida cotidiana: “En este libro huyo de la idea de lo solemne, no pretendo sacar punta a nada. Si reflexionas mucho sobre algo al final pierde gran parte de su esencia”. Tras las historias, hay siempre algún tipo de moraleja que de alguna manera son capaces de hablar de temas que nos conciernen día a día: la vejez, la muerte, el arte, el olvido…

Nadar es quien intenta plasmar la complejidad de las cosas de la vida “que sí que aportan”, aunque muchas veces sean difíciles de ver: “A veces parecen cosas básicas y sencillas, pero soy capaz de ver la luz en ellas”, explica el autor. Para ello contar con la fórmula del relato corto es algo clave, para poder “dejar paso a más preguntas” y conformar una lectura mucho más sugerente: “Me gusta encontrarlo como lector y generarlo como autor, me divierte y me hace pensar”, explica. Ya exploró el formato de historias cortas a través de Papel estrujado, aunque en el caso de Transitorios se centra más en la sincronía que viven los personajes principales entre ellos. En todas las historias el amor por algo es un factor clave, y las conversaciones que dan pie al perdón y la reflexión hablan sobre esos factores de paso por los que deben pasar todo tipo de relaciones. 

Estas pequeñas pinceladas se pueden ir viendo, con mucha emocionalidad, en todos los trabajos que hace Nadar. Ya lo hacía en Fattyen colaboración con el guionista Julien Frey, contando una historia de un héroe de Hollywood masacrado por los medios. Sin embargo, el poder tratar estos sentimientos más por individual le da a nadar mucha libertad a la hora de centrarse en lo realmente importante: “Es mi primer trabajo en solitario en 7 años, tenía muchas ganas de poder abordar mis historias cortas a solas”, comenta el artista, quien ya había explorado el formato con Papel Estrujado.

En todas las historias hay algo de la realidad del dibujante castellonense, aunque es en la de Artista local donde más se deja al descubierto. Este relato habla de un estudioso del arte, Antonio, que se encuentra totalmente fascinado por la historia de un artista local, Horacio Silva. El relato lo conforma Nadar en recuerdo a su profesor de instituto Juan Domenech, que también dedicó su vida al estudio de un artista local de Castelló. “Al final él era el único valedor de este artista, me parece poética la idea de que pudieran desaparecer los recuerdos del artista con mi propio profesor. Al principio la historia se iba a llamar muerte doble, porque habla de cómo muere la persona que cuenta su historia y con esta el artista”, cuenta el autor, “es una reflexión sobre lo efímero que puede resultar que algo prevalezca o no. Son las mismas personas las que mantienen viva la memoria de las personas”. Y con ello los pequeños personajes del cómic son los que mantienen con vida la memoria de Nadar, que refleja los pequeños relatos de su mente en esta nueva entrega.

Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

El mito de perderse en el espacio en los cómics clásicos de la ciencia-ficción

Por  - 

Las cabeceras de EC Comics dedicadas a la ciencia ficción y fantasía en el espacio en los años 50 tenían varios mitos recurrentes. Por supuesto, los alienígenas eran el principal, al igual que las paradojas espacio/tiempo, etc… pero había un modelo de historia que tiene un encanto imperecedero, la de aquellos que se perdían en el espacio o los que encontraban naves abandonadas de náufragos espaciales. Una idea que luego llegó a la TV, cine y también está presente en múltiples videojuegos

entre el hambre y el silencio

Javier Castañeda viaja a la València de la posguerra en ‘Migas’

Por  - 

El autor valenciano Javier Castañeda rescata la memoria de su abuela Raimunda en Migas, un cómic que se compone sin palabras y que habla sobre la emigración forzada tras la Guerra Civil española. El próximo jueves 14 de marzo el autor presentará el libro junto a la cineasta María Trenor en Arribada Llibres a partir de las 19h

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas