X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

125 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL GENERAL valenciano

Vicente Rojo, un enigmático conservador al servicio de la II República

Se cumplen 125 años del nacimiento del militar que intentó cambiar el curso de la Guerra Civil. Católico y conservador, se mantuvo fiel a la II República y, tras el exilio, pudo volver a España —y a Sagunto— donde vivió sus últimos años 

9/10/2019 - 

VALÈNCIA.-La biografía de Vicente Rojo es una historia aparentemente contradictoria como pueda ser la de España, sobre todo desde aquel lejano 18 de julio de 1936, cuyas heridas parecían ya cicatrizadas en la Transición, a pesar de los intentos de algunos de estar en un constante déjà vu, de tirios contra troyanos.

¿Por qué hablamos de contradictoria? La vida de Rojo es la de un militar que tuvo su periodo africanista —estuvo destinado en un tabor de Regulares—; creyente a ultranza, se definía como «católico, apostólico y romano» y, aparentemente, conservador. También se definía como «militar, católico y patriota» (hoy algunos lo calificarían como facha) y si además la mayoría de la oficialidad había escogido el bando sublevado en la Guerra Civil, resulta curioso que con esas variables fuera leal a la II República. Y, como remate para la confusión, nuestro protagonista (algunos autores hablan de enigmático), murió sin grandes sobresaltos en la España gobernada por su acérrimo contrincante en la contienda: el general Francisco Franco.

El valenciano Vicente Rojo Lluch nació en la localidad de la Font de la Figuera el 8 de octubre de 1894. Hijo póstumo de Isaac Rojo González, militar también, segundo teniente de Infantería de la escala de Reserva tras años de servicio en el Ejército de Ultramar en Cuba, de donde regresó con una enfermedad infecciosa que le acompañaría hasta su muerte. Su madre, Dolores Lluch Doménech, al enviudar, tuvo que mantener con una limitada pensión a sus siete hijos, por lo que Vicente vivió y creció en un entorno humilde y austero. Rojo ingresó en el internado del Colegio de María Cristina para Huérfanos de Oficiales de Infantería de Toledo en 1901, junto a su hermano mayor Francisco; durante sus estudios tuvo una grave enfermedad ocular, y a los trece años sufrió la pérdida de su madre, a cuyo entierro no pudo acudir.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

En 1911 ingresa en la academia de Infantería toledana, coincidiendo con Emilio Alamán, Ramón Franco Bahamonde, Blas Piñar y Juan Bautista Sánchez entre otros. Es egresado como segundo teniente en junio de 1914 y destinado al Regimiento de Infantería Vergara nº 57, ubicado en Barcelona, donde vivía su hermano Francisco. Sin embargo, enseguida buscó nuevos horizontes.

* Lea el artículo completo en el número de 60 de la revista Plaza

Noticias relacionadas

SILLÓN OREJERO

Escobar antes de Zipi y Zape: sus chistes durante la Guerra Civil

Por  - 

Dibujante prolífico y versátil en los años 30, Escobar trabajó en publicaciones burguesas como en otras con contenidos eróticos y sexuales. Durante la Guerra Civil, formó parte de la plantilla de L'Esquella de la Torratxa, uno de los semanarios satíricos con mayor difusión. En sus páginas, puso sus lápices al servicio de la causa antifascista, pero también se vio envuelto en el conflicto que se desencadenó en Cataluña entre anarquistas y comunistas y la rivalidad que hubo entre el gobierno de la República y la Generalitat

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email